SUECIA

La última voluntad de Alfred Nobel

Hoy se empezarán a entregar los premios Nobel 2017, con la mirada puesta en el de literatura, tras el caso Bob Dylan del año pasado.

Freud y el trauma del Nobel

Temas:

El inventor de la dinamita Alfred Nobel formuló el deseo de instaurar los premios Nobel, que con el tiempo se hicieron célebres, en un testamento firmado en París en 1895, un año antes de su muerte en San Remo, Italia.

El documento estipulaba que dejaba un capital de 31.5 millones de coronas suecas, que equivaldría, si se tiene en cuenta la inflación, a unos mil 800 millones de coronas suecas actuales (unos 221 millones de dólares).

Los intereses debían repartirse cada año entre quienes en el transcurso del año anterior hubiesen llevado a cabo “el mayor beneficio a la humanidad”.

El testamento estipulaba el reparto de ese rédito en cinco partes iguales. “Una parte a quien haya hecho el descubrimiento o el invento más importante en el campo de la física; una parte a quien haya realizado el descubrimiento o progreso más importante en química; una parte a quien haya logrado el descubrimiento más importante en el ámbito de la fisiología o la medicina; una parte a quien haya producido la obra más destacada de tendencia idealista en el campo de la literatura, y una parte a quien haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre los pueblos, la abolición o la reducción de los ejércitos permanentes y de la celebración o difusión de congresos por la paz”, precisa el documento.

Legalmente, el testamento no designaba a un beneficiario de la fortuna, por lo cual, tras su lectura en enero de 1897, miembros de la familia Nobel lo rechazaron con vehemencia.

Además, Alfred Nobel designó en su testamento los diferentes comités que atribuyen cada año los premios: la Academia Sueca para la Literatura, el Karolinska Institutet para la Medicina, la Real Academia Sueca de Ciencias para la Física y la Química, y un comité de cinco miembros especialmente elegidos por el Parlamento noruego para la Paz.

Sin embargo, no explicó las modalidades que cada comité debía seguir para atribuir los premios en su disciplina. Se necesitaron más de tres años para resolver esta cuestión con la creación de una Fundación Nobel encargada de administrar el capital de los premios, mientras que los diferentes comités se ocupan de la atribución.

La última voluntad de Alfred Nobel Expandir Imagen
La última voluntad de Alfred Nobel

En 1968, coincidiendo con su tricentenario, el banco central de Suecia (Riksbank) creó un premio de Economía en memoria de Alfred Nobel, poniendo a disposición de la Fundación Nobel una suma anual equivalente al monto de los otros premios.

Hoy, cada premio, que no se puede conceder a título póstumo, está dotado de unos 9 millones de coronas suecas (1.1 millones de dólares).

GALARDONES 2017

Hoy 2 de octubre se empezarán a entregar los premios Nobel 2017 en Estocolmo con todas las miradas puestas en el premio de Literatura tras el “episodio” Bob Dylan del año pasado, y en el de la Paz, en un contexto de tensión por las ambiciones nucleares de Corea del Norte.

El Nobel de Medicina, que tradicionalmente es el primero que se notifica, será anunciado hoy. Le seguirán el de Física mañana 3 de octubre; y el de Química el 4 de octubre.

El galardón de la Paz será anunciado el 6 de octubre y el de literatura el 5 de octubre (o el 12 si los miembros de la Academia Sueca no se pusieran de acuerdo antes).

Freud y el trauma del Nobel

El Nobel no solo ignoró a Sigmund Freud, sino que el comité que atribuye el prestigioso premio dejó para la posteridad comentarios devastadores sobre el padre del psicoanálisis. Su candidatura al Nobel de Medicina o Fisiología fue presentada en 1915 por el neurólogo estadounidense William Alanson White.

Freud (1856-1939) fue candidato en total 12 veces, presentado por distintas personalidades hasta 1938, un año antes de su muerte. Freud fue además candidato al   Nobel   de Literatura. En 1937, no menos de 14 científicos, varios de ellos laureados con el   Nobel, apadrinaron al médico vienés. Fue en vano.  “El psicoanálisis no podía ser considerado una ciencia ya en aquella época. Y eso le hirió”, explica Elisabeth Roudinesco, autora de Sigmund Freud en su tiempo y en el nuestro.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

11 Sep 2019

Primer premio

8 0 2 8

AADD

Serie: 3 Folio: 8

2o premio

2231

3er premio

2924

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código