literatura

La utopía amorosa

La escritora mexicana Mónica Lavín explora la educación sentimental de tres generaciones en su novela ‘Cuando te hablen del amor’ (Planeta).

Temas:

Mónica Lavín, Pertenece al Sistema Nacional de Creadores de México.  Mónica Lavín, Pertenece al Sistema Nacional de Creadores de México.
Mónica Lavín, Pertenece al Sistema Nacional de Creadores de México. CORTESÍA/Planeta

El deseo de Mónica Lavín con su novela Cuando te hablen de amor (Planeta) era tomar una fotografía a un fenómeno que opina está regresando con fuerza en su México natal, y quizás en el resto de América Latina: el compromiso que lleva a las bodas fastuosas y al matrimonio en estos tiempos de la inmediatez cibernética, las apariencias y los likes.

Visto así, parece una obra frívola, pero no, Lavín logra desarrollar una pieza narrativa solvente que sabe recorrer esos linderos sin caer en el sentimentalismo barato de las telenovelas de horario vespertino.

BODAS

Su universo se volvió bodas de la mano de los hijos de sus amigos y de su propia descendencia. Eso la llevó a preguntarse qué piensan de las relaciones sentimentales de pareja, una hija, una madre y una abuela.

Notó que habían diferencias generacionales de acuerdo a quién le pregunta y qué edad tenía su receptor.

“El mundo y las decisiones que tenían mis padres, mis hijas y yo estaban en un diálogo, aunque vi que entre nosotras se registraban muchos cambios. Quería comprender el porqué de la vuelta a lo muy conservador de la sociedad y el retorno de la súper producción que son las bodas. Quería abrir una conversación sobre el tema”, manifiesta Lavín en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México).

Hoy, casarse es llevar a cabo un montaje “de un ritual que debería tener un sentido más profundo y que la industria de las bodas, en cierta medida, lo banaliza”.

También en su nueva obra están los jóvenes que no desean nada formal. “El compromiso amoroso es un asunto serio, porque es la construcción de un futuro compartido”.

Lo fundamental es que el rol de la mujer ha cambiado, para bien, aunque “el amor es siempre el mismo, lo que se ha modificado es la posibilidad de terminar un compromiso por parte de ellas sin correr riesgos”.

Cuando Mónica Lavín era muchacha importaba más el amor que dónde iba a ocurrir la ceremonia o a cuántos ibas a invitar. Mientras que la época de sus padres “la mujer estaba a cargo de la casa y el hombre era el proveedor. Aunque entre todos, siempre, las batallas en el terreno amoroso son parecidas, así como el anhelo de la felicidad y la utopía amoroso, todo eso persiste”.

Por eso, Cuando te hablen de amor tiene su costado crítico, cuando se plantea cómo la educación sentimental lleva a las personas tras “el paraíso amoroso, que corre por las venas de todos, y con él nos defendemos de la fragilidad, el dolor y de la soledad”.

Aunque no es una socióloga, sí cree que los chicos de ahora “tienen más exigencias y estas son más difíciles de evadir” en momentos en que un me gusta en Facebook o un corazón en Instagram pueden marcar la diferencia.

VENDER ILUSIONES EN TIEMPO RÁPIDO

Mónica Lavín siente que la idea de la pareja feliz está en plena crisis. Esa es la razón, indica la autora mexicana, de que las bodas hay que hacerlas cada vez más increíbles, para ver si de esa manera se consolida el enlace. “Es como una ficción efímera”, resalta en la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Percibe que hay una necesidad de creer en rituales y por eso hay más bodas de diversos lujos que antes.

Por ejemplo, Lavín se casó en la casa de sus padres, mientras que la normativa hoy es hacerlo en lugares exóticos, preferiblemente, fuera de la ciudad, o bien en hoteles cinco estrellas con una puesta en escena digna de una producción teatral de alto vuelo.

“Con la internet todo va tan rápido que abruma, todo desaparece de inmediato, y de allí la necesidad de darle sentido a los pasos de nuestras vidas. Eso explica el surgimiento de las planeadoras de bodas, un oficio que antes no existía. Es industrializar al amor. Aunque el guion de la boda es el mismo, buscan desesperadamente ser originales en esta era en que todo es supuestamente personalizado”, señala la responsable de obras como Café cortado (Premio Narrativa de Colima 2011) y Yo, la peor (Premio Iberomericano de Novela Elena Poniatowska 2010).

Pertenece al Sistema Nacional de Creadores de México. Expandir Imagen
Pertenece al Sistema Nacional de Creadores de México. LA PRENSA/Daniel Domínguez Z.

PERSONAJES

Uno de sus personajes en su novela Cuando te hablen de amor se dedica a vender trajes de novia. “Ella es la vendedora de ilusiones, aunque está herida en el amor y quiere no querer, pasar de lado en esto del amor, aunque en el fondo quiere creer en la felicidad, aunque sea pasajera”.

Sus seres de ficción aprenden en carne propia lo que es soñar y sufrir por amor. Quizás la sabiduría radique en la forma de ser de la abuela en Cuando te hablen de amor, “porque sabe que el amor es siempre imperfecto y acepta los equívocos de su esposo y los de ella misma. Tomó decisiones desde la experiencia que te dan los años. Aprender a ser uno y acompañar a la par a otro, qué es guardar la digna tuya y del otro en una pareja”.

Esto lo transmite evitando lo cursi y lo superficial. “Yo tenía miedo de caer en eso. Porque hablar del amor y de bodas siempre podría resultar intrascendente y melcochoso”.

No tiene una fórmula clara para haber evitado los golpes bajos con esta novela. “Quizás se logró porque escribía desde una auténtica empatía con mis personajes y sus preocupaciones fundamentales. Es no tener una idea preconcebida de sus conflictos, sino que armas una trama y construyes estos personajes a la par que se dan las acciones para que veamos sus claroscuros”.

“No se trata de que alguien tenga la razón, sino que todos vivan sus batallas y tengan una posibilidad de transformarse y ser otros, de una sabiduría de vida y no tenerle miedo al tema del amor”, manifiesta quien es profesora en la Academia de Creación Literaria de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Está segura de que Cuando te hablen del amor no la hubiera podido escribir hace unos años, ya que no tenía la madurez necesaria.

INVENTAR

Eso sí, Mónica Lavín entiende y apoya que se quiera residir en la utopía del amor, ya que no hay utopías posibles, por lo menos en América Latina, en lo político y en lo económico con tantos casos de corrupción, más la pobreza y el desempleo.

Además ser feliz, “depende de mí y de mi compañero sentimental. A lo mejor sí es posible el amor, y qué tanto tú y yo inventemos esa utopía entre nosotros dos. El reto es inventar esa utopía para que funcione”.

Comprende que es complicado incorporar el discurso crítico de esta situación sin caer pesado. “Hay que buscar un lugar en el que se incluya tanto a las mujeres como a los hombres y haya una armonía. Estamos en un momento de discusión de género que también genera y altera los pactos”.

Eso lleva a que los hombres deben “enfrentarse” a ese tipo de nuevos paradigmas. “Es un momento de acomodo para todos. Siempre los hay, aunque ahora más que nunca. Lo veo y lo vivo por las discusiones y conversaciones que tengo con la gente a mi alrededor. No hay una opinión fácil sobre este tema. Quizás lo más fácil sea casarse en una gran boda”, indica entre risas.

Ese mismo hombre, si hay hijos de por medio, “también debe aprender a ser padre de otra manera”.

De igual forma, en el mercado laboral se tienen que plantear otros retos. “Por eso, hay múltiples mundos al mismo tiempo en materia del amor”.

VIOLENCIA

A Mónia Lavín le preocupa sobremanera que hay demasiados casos de feminicidios en México, aunque sabe que es un fenómeno tristemente regional.

De acuerdo con cifras del periódico mexicano El Universal “en el 2016 se reportaron 313 feminicidios” en el país y destacó que Chihuahua “es la única entidad que no reconoce la figura del feminicidio”.

La autora de novelas como Las rebeldes (2011) y La casa chica (2012) y de libros de cuentos como Ruby Tuesday no ha muerto (Premio de Literatura Gilberto Owen 1996) resalta que es paradójico: “Existe esta idea de acomodo, pero hay quienes no aceptan esos cambios, porque al final sigue siendo una lucha de poder. Por eso hay medidas extremas de algunas mujeres”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código