El valor de los estuarios en la antigüedad

Un recorrido por el tiempo para mostrar la importancia de los estuarios para los pueblos originarios del Pacífico.

Temas:

Excavación en la cueva de Vampiros, cerca del Cerro Tigre y la desembocadura del río Santa María. CORTESÍA Excavación en la cueva de Vampiros, cerca del Cerro Tigre y la desembocadura del río Santa María. CORTESÍA

Excavación en la cueva de Vampiros, cerca del Cerro Tigre y la desembocadura del río Santa María. CORTESÍA Foto por: STRI

La parte superior en Vampiros estaba llena de conchas. Cortesía La parte superior en Vampiros estaba llena de conchas. Cortesía

La parte superior en Vampiros estaba llena de conchas. Cortesía Foto por: STRI

Dr. Richard Cooke.CORTESÍA Dr. Richard Cooke.CORTESÍA

Dr. Richard Cooke.CORTESÍA Foto por: STRI

Los estudios arqueológicos, junto con análisis genéticos, geomorfológicos, de sedimentos, etc., son esenciales para reconstruir la historia de un lugar y su gente, y para hacer proyecciones sobre cómo los cambios en la naturaleza y la explotación de los recursos podrían afectar a las poblaciones actuales y futuras, para tomar medidas a tiempo.

Richard Cooke, científico del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) y miembro distinguido del Sistema Nacional de Investigadores, se ha dedicado a estudiar estos aspectos en Panamá desde la década de 1970. En la última charla de STRI sobre ecosistemas marinos, Cooke se refirió a los humedales, las crónicas de los españoles y la reconstrucción que hiciera el geólogo escocés Steward Redwood del ascenso del mar después de la última glaciación en la bahía de Panamá.

La mayoría de los arqueólogos coinciden en que los primeros indígenas que poblaron las Américas llegaron por Beringia y pasaron primero por la costa del Pacífico, según se evidencia de los datos lingüísticos, genéticos y otros. Estos pobladores llegaron a Chile hace por lo menos 14 mil años, donde se asentaron cerca de una ensenada y usaban los productos del mar, especialmente nueve especies de algas marinas.

En Panamá, se calcula que el mar estaba subiendo hace 14 mil años. Para esta fecha se estima que la línea de la costa pasaba más allá del sur del Archipiélago de Las Perlas. Es decir, que los antiguos pobladores estaban situados en la plataforma continental que actualmente está inundada por el océano Pacífico. Hace unos 10 mil años el mar estaba 50 metros bajo el nivel actual.

La historia de la ocupación humana está vinculada a la evolución de los estuarios, que por definición comprenden tres componentes: el estuario bajo o marino, que es la zona conectada con el mar; el estuario medio, donde hay una mezcla de agua salada y dulce; y el estuario fluvial, zona donde predomina el agua dulce, aunque tiene el efecto variable de la marea. Las estrategias de pesca de los grupos precolombinos variaban según el aprovechamiento de hábitat distintos dentro de estas zonas. En el valle fluvial en ciertos momentos, los peces marinos llegaban tierra adentro para el aprovechamiento humano.

Las aves de los humedales y ecosistemas dulce acuícolas eran importantes para los antiguos pobladores.

Uno de los sitios arqueológicos costeros más conocidos en Panamá es Cerro Mangote, en el valle del río Santa María, que desemboca en la bahía de Parita. Un asentamiento con una antigüedad de entre 8 mil y 6 mil años. El cronista Oviedo observó que los indígenas usaban redes para cazar saínos y venados, pero también para pescar, hechas de fibra de henequén y de algodón.

Los humedales costeros aportaban recursos como madera de mangle, algodón, aves playeras y acuáticas, anfibios, reptiles y mamíferos, asociados a los hábitat estuarinos y lacustres. Incluso, otros recursos como tiburones, pez sierra y bagres, de los cuales los indígenas obtenían materiales para elaborar armas y otros utensilios.

En la laguna de Cana, cuya antigüedad se estima en 4 mil años, su fondo mostró evidencia de que allí se había sembrado maíz en el pasado. En cuanto al Archipiélago de Las Perlas, la composición de huesos de peces en los botaderos muestran que predominaban especies de arrecifes (meros, chernas, etc.), pero había otras que buscan corrientes claras, como la cojinúa y el bonito.

Otro sitio de interés es la cueva de Vampiros. Al principio de la ocupación, el mar estaba a más de 50 km del sitio y fue subiendo. Hay un periodo clave cuando llegó a estar en la playa y fue aprovechado para pescar y recoger moluscos. La estratigrafía mostró que había una parte cargada de conchas y cenizas, y más abajo, ninguna concha, solo suelos ácidos por el estiércol de murciélago. “Hay una discontinuidad, que la vemos también en Las Perlas. El uso de moluscos está concentrado en la parte superior del depósito precerámico”, dijo Cooke.

En junio próximo se comenzarán a analizar los materiales óseos faunísticos hallados en el Archipiélago de Las Perlas desde 2008, en un proyecto que recibió financiamiento de la Senacyt.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PRD PIDE INVESTIGACIÓN Varela dice que es víctima de un ataque político

El mandatario planteó que a veces le gustaría ser candidato o un ciudadano más para poder defender su verdad y su historia de vida pública.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código