La voz de un escritor

El bicentenario del nacimiento del escritor Charles Dickens ofrece una oportunidad propicia para revisar su vida y su obra a la luz de la contemporaneidad.

Charles Dickens realizó su obra entre los años de 1836 y 1866, donde hace la transición entre el romanticismo social, que ya había tenido su mayor exponente en Víctor Hugo con Los Miserables, y el realismo.

Dentro de esta última corriente se adscriben sus novelas más importantes y su consagración se dio, en parte, gracias a las críticas favorables de George Gissing y, sobre todo, de su colega G. K. Chesterton. El influjo de su prosa y su estilo calaron profundamente en su propio momento en los escritores españoles de la Generación del 98.

la realidad de inglaterra

El realismo, del cual Dickens es el máximo exponente en Reino Unido, supuso el fin de la subjetiva evasora de los románticos. Los escritores se preocuparon por relatar la realidad tal como ocurría, por lo que la sociedad y sus problemas se convirtieron en uno de los temas más tratados.

La verosimilitud y la objetividad eran valores de la novela, que en el caso de Dickens se tradujo en un apremio de denuncia. De hecho, Carlos Marx, contemporáneo del escritor, apuntó sobre la obra de este que “exhibía al mundo más verdades sociales y políticas que las que eran pronunciadas por políticos profesionales, publicistas y moralistas juntos”.

Dickens vivió el proceso de la revolución industrial y fue testigo de cómo la producción a gran escala hizo crecer el proletariado, produjo el hacinamiento en las ciudades con lo que la explotación llegó hasta el mundo de la infancia. La extrema pobreza y riqueza de la capital del Imperio Británico quedaron para siempre plasmadas en sus novelas.

¿por qué defiende a los pobres?

Esta es también la época del positivismo, de la creencia ciega en el progreso y de las teorías evolutivas de Darwin. En este contexto, donde la explosión demográfica era uno de los principales problemas del Estado, toman auge en Inglaterra las teorías del economista británico Thomas Malthus, quien sostenía que la solución para detener el crecimiento desmedido de la población era “dejar morir a los pobres y reducir el exceso de población”.

En su Ensayo sobre el principio de la población, sostiene que “un hombre que nace en un mundo ya ocupado, si sus padres no pueden alimentarlo y si la sociedad no necesita su trabajo, no tiene ningún derecho a reclamar ni la más pequeña porción de alimento. De hecho, ese hombre sobra”.

Los villanos de las novelas de Dickens manejan estos conceptos, por ejemplo, el caso de Scrooge, el malvado empresario de Un cuento de Navidad, o se refleja en los hospicios en donde se albergaban a niños que pagaban su estadía con trabajo, como en Oliver Twist.

Es por esto que algunos estudiosos han calificado la actitud de Dickens como “antimaltusiana”, y han visto en los temas de sus novelas un llamado a combatir estas “reformas sociales”.

En cuanto a esto, Chesterton apunta que “simpatizaba con los pobres, las cosas que le irritaban eran las mismas que les irritaban a ellos. No compadecía al pueblo ni se hacía su vocero o adalid; no era siquiera que lo defendiese sino que él mismo, en esas circunstancias, era el pueblo”. El escritor tomó sus novelas como vehículo de humanización.

la celebración

Este bicentenario se celebrará con reediciones de sus novelas como Papeles póstumos del Club Pickwick (1836–1837), Oliver Twist (1837–1839), Nicholas Nickleby (1838–1839), A Christmas Carol (1843), hasta la Historia de dos ciudades (1859) o Grandes esperanzas (1860–1861), entre otras.

Por otro lado, el Instituto de Cine Británico tiene programada una retrospectiva sobre el autor, mientras que la BBC emitirá documentales, películas y una nueva adaptación de Grandes esperanzas, la cual ha sido llevada a las tablas y al cine en más de 250 ocasiones.

Además, el museo de Londres ha programado hasta el mes de junio la exposición “Dickens and London”, que ofrece un recorrido por la Inglaterra victoriana en la que vivió Dickens.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código