De vuelta a Cana, Darién

A través de un proyecto financiado por la Senacyt, se estudiará a mamíferos clave para Panamá, entre ellos, el jaguar y el tapir.

Temas:

Las cámaras trampa son esenciales para documentar especies. CORTESÍA Las cámaras trampa son esenciales para documentar especies. CORTESÍA
Las cámaras trampa son esenciales para documentar especies. CORTESÍA Yaguará Panamá-Sociedad Panameña de Biología

Desde 2007, el biólogo Ricardo Moreno no había vuelto al sitio que considera el “paraíso panameño”: el valle de Santa Cruz de Cana, ubicado en el Parque Nacional Darién.

Moreno, egresado de la Universidad de Panamá, es un apasionado por los felinos silvestres y tiene 16 años de experiencia colocando cámaras trampa en el bosque, para documentar su presencia, identificarlos, estimar su abundancia y la de las poblaciones de sus presas.

Fue por primera vez a Cana en 2002, y allá realizó su trabajo de campo para su tesis de maestría, gracias a un fondo otorgado por el Programa de Conservación del Jaguar de la Wildlife Conservation Society, con el Kaplan Award Prize.

En julio de 2015, tras armar un equipo entre Yaguará Panamá-Sociedad Panameña de Biología, Legends of the wild y Jungle Treks, y con apoyo del Ministerio de Ambiente, emprendió el viaje que lo llevaría nuevamente a Cana.

Su objetivo era conocer cuántos jaguares se desplazaban por el lugar y si serían los mismos que había registrado una década antes.

Entre 2004 y 2006, Moreno había hecho dos grandes muestreos en los cuales fue posible contar cuatro jaguares diferentes.

En su última travesía a Cana, él y su equipo ubicaron 11 estaciones simples para hacer un muestreo piloto.

“Ahora, con muchas menos cámaras y en cinco meses, logramos fotografiar otra vez cuatro jaguares, dos machos y dos hembras, que son diferentes a los que había entre 2004 y 2006”, menciona.

También fueron fotografiadas otras especies, entre ellas algunos tapires, ocelotes, el hormiguero gigante, venados corzos, jaguarundis, tigrillos, pumas, pavones, armadillos, tayras y saínos.

“Fue increíble ver a los gatos de Cana nuevamente; es un lugar mágico y al mismo tiempo importante en términos de conservación absoluta para las especies que están amenazadas, como el hormiguero gigante, los puercos de monte y los tapires”.

Además de lo exuberante en términos de fauna y flora, el especialista en felinos destaca que este sitio tiene un componente histórico de importancia, ya que Santa Cruz de Cana fue fundada durante la época colonial y en su mejor momento tenía unos 20 mil habitantes.

Entre mayo y julio de este año, Moreno y los investigadores Ninon Meyer y Rafael Reyna-Hurtado, esperan poder atrapar algunos animales para colocarles collares con GPS, como parte del proyecto “Evaluando la conectividad del corredor biológico mesoamericano a través del uso de mamíferos clave en Panamá: jaguar, tapir y el puerco de monte”, financiado con fondos de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Senacyt).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código