Agradecido con Panamá

El lanzador Mariano Rivera, de los Yankees de Nueva York, aseguró que la mente positiva ha sido el eje de su éxito en las Grandes Ligas, donde es el serpentinero con más rescates en la historia. Además, el derecho aseguró estar orgulloso de ser panameño, y que siempre ha querido vestir el uniforme de la selección nacional.

¿Te gustaría alguna vez ponerte la camiseta de la selección de Panamá?

Lastimosamente no la he podido usar, pero siempre he querido hacerlo. Me gustaría hacerlo.

¿Y Panamá?

Amo a mi país. Panamá es la patria donde nací, crecí y donde me hice hombre. Yo estoy agradecido con Nueva York, pero yo soy panameño. No cambio mis raíces por nada.

Eres el lanzador con más rescates en la historia de las Grandes Ligas. ¿Alguna vez cruzó por tu mente llegar a este momento?

Mentiría si dijera que en mis inicios pensé en llegar a este punto. Yo solo he tratado de hacer siempre las cosas de la mejor manera y fui bendecido para poderlo lograr así.

17 años en Grandes Ligas no es nada fácil, y mucho menos con una organización tan exigente como los Yankees de Nueva York ¿Cómo ha sido esta experiencia en el equipo neoyorquino?

Jugar en Grandes Ligas es algo espectacular y mantenerse allí es el deseo de todo pelotero. Pero, jugar con los Yankees es algo diferente. Hay que sobrepasar muchas cosas aquí. Los peloteros hablan de la prensa, pero prensa hay en todos lados, solo hay que hacer el trabajo. Yo estoy contento de estar en el mejor equipo de deportes del mundo. Aquí he aprendido a tratar con los medios y a hacer mi trabajo.

COn tantas superestrellas, ¿los Yankees sobreprotegen a sus jugadores?

Todo depende de cada pelotero. Todo depende de su actitud. Los Yankees van a proteger siempre a sus peloteros y más a sus superestrellas, pero si el jugador es humilde y sencillo no hay por qué protegerlo. Él actuaría de la manera correcta.

Tras tantos años con la organización, ¿qué jugadores son los que más te han marcado?

He jugado con muchos peloteros, pero siempre fuimos cuatro desde las menores: Jorge Posada, Andy Pettitte, Derek Jeter y yo. Bernie Williams también fue importante. John Wetteland también me enseñó mucho a cómo hacer mi trabajo. Estoy agradecido de jugar con muchos grandes jugadores que conocí, ya que aprendí siempre de ellos.

¿Qué fue lo más difícil en tus inicios en las ligas menores de los Yankees de Nueva York?

La barrera del idioma fue muy difícil. Cuando llegué a la ciudad de Tampa Bay en 1990, el 50% del personal hablaba español. Yo me sentí como en casa, pero cuando fui a clase A, en Carolina del Norte, allá sí no se hablaba español y fue bastante difícil. No podía comunicarme con mis compañeros ni con mis entrenadores. Fue frustrante. Comencé a poner de mi parte y empecé a hablar con los norteamericanos y les pedía que me enseñaran.

¿Alguna vez pensaste que no llegarías a las mayores?

Nunca pensé que no llegaría a Grandes Ligas, ni con la operación en mi codo. Siempre he pensado positivo, y eso me ha ayudado a llegar donde estoy. Las barreras se las pone uno mismo. Si uno tiene el talento, la habilidad y la voluntad, todo se puede hacer.

¿Cómo fue la subsistencia durante aquellos años en las categorías menores?

Lo que se cobraba no era suficiente y teníamos que meternos cuatro en un apartamento y compartir gastos para poder subsistir y poder enviar algo a casa. Todos esos momentos te ayudan a comprender cómo se maneja esto y a agradecer todo lo que pasa.

Tu principal arma es el ´cutter´, ¿cómo nació ese lanzamiento?

El ´cutter´ llegó en 1997, cuando estaba tirando con Ramiro Mendoza y la bola comenzó a cortar. Yo la quería tirar recta y no podía, así que me decidí a usarla en los juegos.

Has dicho muchas veces que te retirarías una vez no tengas contrato con los Yankees de Nueva York. ¿Qué harías después?

Me gustaría enseñar en las ligas menores. Compartir parte de lo que he aprendido. Motivar a los novatos en el camino por el que yo pasé con poca dirección. Es importante para los jóvenes que aspiran a las Grandes Ligas. Ellos tienen que recordar de dónde salieron y a qué vinieron.

Muchos peloteros ya retirados aseguran que tienes un puesto seguro en el Salón de la Fama.¿Cómo te sientes por estos elogios?

Ojalá pueda ser parte del Salón de la Fama, para que así Panamá tuviera otro hijo más en Cooperstown.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código