HERRERA Y CHIRIQUÍ DOMINARON SIN PROBLEMAS LA RONDA REGULAR

Instalados entre los cuatro

Panamá Metro, que le ganó a Herrera en la fase inicial, mantuvo el mismo nivel de los dos equipos que se instalaron en la crucial etapa.

Herrera y Chiriquí, las dos novenas finalistas de la pasada temporada, fueron las primeras en instalarse en la serie semifinal del torneo nacional de béisbol juvenil.

Los dos mejores equipos del torneo, que compartían a la fecha de ayer el primer lugar con marca de 13-2, aseguraron el boleto a las semifinales de forma anticipada faltando menos de una semana para que se termine el calendario de la ronda regular.

Los herreranos, que buscan poner fin a una sequía de más 30 años sin coronarse en esta categoría, les pegaron dos veces a la tropa chiricana.

Buena preparación

La preparación física, según reconocen los pilotos de ambas novenas, fue clave para que se metieran entre los cuatro grandes de la pelota juvenil.

Aunque las estadísticas también reflejan la superioridad que exhibieron ambas escuadras durante la ronda regular que concluye el próximo martes. Con excepción de Panamá Metro (12-3), que necesita un triunfo para clasificarse, el nivel del resto de los equipos simplemente estuvo por debajo.

De modo que el panorama ahora en una ronda crucial como la que viene apunta a que estos dos equipos tienen mayores probabilidades de llegar a la final.

Herrera, consistente

Herrera, apoyado en un pitcheo consistente y una buena defensa, mantuvo un paso arrollador en esta desgastante ronda regular, en la que ganó sus últimos nueve partidos en fila, incluyendo siete de ellos en la carretera, donde solo perdió frente a Coclé (10-3), el pasado 12 de enero en el estadio Remón Cantera.

La otra derrota la sufrió en su propio terreno -el 7 de enero en el Rico Cedeño- ante la novena de Panamá Metro por pizarra de 4 a 2, con una estupenda labor de relevo en 3.2 entradas de Maximiliano Gooding.

Clasificar de número uno

“Estamos clasificados, pero no hemos cumplido aún con la meta inicial que nos trazamos para este torneo, que es clasificar de número uno para enfrentarnos al cuarto equipo en las semifinales. Nosotros vamos a mantener el mismo ritmo de juego que nos trajo hasta aquí”, dijo el timonel herrerano Manuel Rodríguez, que dirige por cuarta vez esta novena.

Fortalezas de Herrera

Su pitcheo, que lanzó para una efectividad de 2.27 (34 carreras limpias en 134.2 episodios), contrario a lo que temían los técnicos, se mantuvo con el aporte importante del relevista José Almanza, que tuvo marca de 3-0 y una efectividad de 0.98.

El piloto Rodríguez supo maniobrar el pitcheo y seguro que mantendrá la opción de mover al bullpen a su primer bate Bryan Pérez (segunda base) para solucionar cualquier problema en los episodios finales.

Todavía se fortalece más el bullpen con el experimentado cerrador Guillermo Sáenz.

Víctor Villarreal (1-1- 2.51) y Dimas Sandoval (2-1- 4.80) están llamados a aportar más en esta ronda.

Debilidades

La ofensiva va a ser un punto muy importante para que Herrera pueda mantener el mismo ritmo durante la semifinal.

Los herreranos acumularon una ofensiva global de .283, con 74 carreras producidas y cometieron 22 errores en 15 partidos.

La tanda de arriba de su lineup tendrá que producir más para respaldar el trabajo de los lanzadores, especialmente un bate experimentado como Iván Pimentel (.288).

Fue clave el aporte del reserva Elías Ulloa, quien respondió saliendo desde la banca. Bateó para .357 (5-14) con cuatro producidas. También hizo un buen trabajo Edwin Quintero en la parte de abajo de la batería.

Pero sería un error no tomar en cuenta la experiencia de sus bateadores, especialmente el receptor Anthony Díaz (.288, 11 remolques) y el jardinero Jean Carlos Hoo (.344, 11 producidas).

Su defensa estuvo bien, pero en una ronda semifinal siempre hay más presión.

Chiriquí, el mejor ofensivamente

Con cifras en mano, Chiriquí, que colectivamente está bateando sobre los .300 puntos, hizo méritos de sobra para estar en esta ronda decisiva y con un mánager tan experimentado como Alberto Macré todo apunta a que se encamina hacia la siguiente fase.

Con toleteros explosivos como Carlos Vega (.500, 12 producidas) y Ariel Serrano, su cuarto bate (.351, 14 remolques y 3 jonrones), su ofensiva fue sin duda la parte más sólida de su estructura.

Macré, un viejo zorro del béisbol, sin duda alguna esperaba dar este primer paso con un equipo relativamente joven, pero lo suficientemente preparado física y mentalmente para recorrer toda la temporada.

Fortalezas: su bateo colectivo, que tuvo entre sus principales figuras a Carlos Vega, líder de los bateadores y el jonronero Ariel Serrano (3 vuelacercas). Colectivamente conectaron para .331 y los primeros seis bateadores en su alineación batean por encima de los 300 puntos. La presencia de un lanzador probado como Allan Gutiérrez (4-0, 2.66 de efectividad en 23.2 innings lanzados) es una garantía.

Dudas: el temple de su cuerpo de relevistas en una ronda crucial.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código