PLANO URBANO

Abonos de los compradores

OPINIÓN

Circula un anteproyecto de ley que busca asegurar los abonos que hacen los compradores de viviendas para “separar” tal cosa o apartamento, especialmente cuando se trata de compra sobre planos y a veces solo sobre un bonito dibujo. Esa actividad la está realizando el director de la Acodeco, como autoridad de defensa del consumidor.

La idea pareciera tan buena y sabia que, en principio la aplaudí. Sin embargo, al darle lectura a todo el documento, la encontré complicada, con enorme poder discrecional a una nueva entidad que se crearía para controlar el dinero, tarea que ahora bien cumplen los bancos. Cabe señalar que aunque los casos de estafas representan un porcentaje muy pequeño, sí le hacen mucho daño al país. Un solo cliente que resulte engañado, no solo es injusto y terrible, sino que si es rico, vociferará para que todos se enteren de la ausencia de seguridad jurídica en Panamá; y si es un cliente pobre, tal vez pierda la única oportunidad de comprar su propia vivienda, una infamia que no podemos permitir.

Creo en controlar las posibilidades de fraude, y ya conozco varias, pero la fórmula de Acodeco, de crear empresas de fidecomiso para controlar el dinero que los compradores abonen para cumplir con el pago inicial, y luego, según su criterio, vaya entregando los recursos al contratista, además de crear un aumento de costos que finalmente pagaría el comprador, para el promotor sería un engorro estar justificando derechos a recibir dinero destinado a la construcción del proyecto. Esa función, en realidad, ya la están realizando los bancos con eficiencia y buena experiencia. Una vez iniciada la construcción, que siempre tiene una rigurosa planificación, toda complicación atrasa el proyecto y lo encarece.

Resultaría más efectivo que se pusieran de acuerdo la Cámara Panameña de la Construcción con la Asociación Bancaria y podríamos añadir al propio Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, más conocedores de la actividad, para establecer unas fórmulas que busquen seguridad para el comprador. Por ejemplo, en las ferias de vivienda, donde tantas familias se “apuntan” a un proyecto; si cada empresa ostentara un certificado de vista, como afiliada a tal organización desde tal fecha, ofrecería bastante confiabilidad.

Conozco a promotores-comerciantes que se jactan de que después de terminado un edificio de múltiples pisos, al año de haber vendido la última unidad, liquidan la empresa y esta desaparece de la escena. No debemos admitirlo.

También esa misma regulación podría establecer que la empresa que ofrece tal proyecto, estará vigente por tantos años después de terminada la obra.

Los promotores de las ferias deben exigir a las empresas participantes algunos requisitos que demuestren que el proyecto es serio. Los organizadores deben tener algunas responsabilidades con los posibles compradores.

En fin, considero que las entidades enunciadas, que cuentan entre sus asociados con gente de mucho valor y experiencia, son las que deben ofrecer una regulación que garantice el cumplimiento de los compromisos adquiridos. Será en beneficio del país y de la industria de la construcción.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código