Crisis económica

Brasil está en problemas

Los brasileños tratan a como dé lugar de proteger su economía de una inflación galopante y de la fuga de dólares.

Por más de una década, Brasil ha sido una de las grandes esperanzas del mundo en desarrollo, con un crecimiento superior al de Estados Unidos y Europa occidental, que hizo que muchos pronosticasen que pronto sería una potencia mundial.

Pero ahora que la economía global está en crisis, Brasil comenzó a tambalearse.

Los precios de productos de exportación como el mineral de hierro y la soja están bajando a raíz de las dudas en torno al crecimiento de la economía china.

Los problemas que enfrenta Europa hacen que disminuya la demanda de productos manufacturados como los aviones. La divisa brasileña –el real–, por otro lado, se mantiene fuerte y hace que sus exportaciones sean menos competitivas.

Los inversionistas están sacando miles de millones de dólares del país.

Brasil está sintiendo las mismas presiones que las otras naciones del Brics –Rusia, India, China y Sudáfrica– que con su crecimiento han alcanzado una nueva estatura mundial.

Los brasileños se están pareciendo más bien a su vecina Argentina, que trata a como dé lugar de proteger su economía de una inflación galopante y de la fuga de dólares.

Las medidas para combatir la desaceleración económica hacen que el crédito resulte más barato y bajen los impuestos, pero la mayoría de los analistas creen que el gran boom ya pasó.

Proyecciones del Fondo Monetario Internacional indican que todas las economías latinoamericanas, con excepción de la paraguaya, tendrán un crecimiento superior al de Brasil este año.

“El modelo que funcionó tan bien en los últimos años se está empezando a desgarrar”, declaró Neil Shearing, director de la sección de mercados emergentes de Capital Economics LTD, una consultora de Londres. “Los días en que la economía crecía un 5% o 6% anual son historia”.

Los analistas creen que el país seguirá creciendo, pero a un ritmo inferior.

“Esta es una respuesta cíclica”, sostuvo William R. Cline, del Instituto Peterson de Economía Internacional de Washington.

La presidenta Dilma Roussef está tratando de infundir ánimo y asegura que Brasil puede sobrellevar el mal rato.

En 2010, la economía brasileña se expandió un 7.5%, pero al año siguiente su crecimiento fue un magro 2.7%, muy inferior al de las otras naciones del Brics, que crecieron entre un 4.3% y un 9% el año pasado.

Es poco probable que Brasil cumpla su objetivo de crecer un 4.5% este año, según analistas, que pronostican uno de un 3%.

Las inversiones extranjeras se redujeron en $2 mil 590 millones en mayo –la merma más grande desde la crisis mundial de 2008–, mientras que en el mes previo habían llegado $5 mil 990 millones.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código