Reglamento fiscal.Qué paga y qué no paga ITBMS.

El CAIR sigue atemorizando al sector empresarial panameño

El decreto que reglamenta el ISR, que debe ser promulgado el próximo martes, flexibilizó el concepto de renta gravable.

exonerados. Los astilleros que prestan servicios a las naves del Canal de Panamá se mantienen exentos del pago del ITBMS. En la foto, intalaciones de Astilleros Braswell. exonerados. Los astilleros que prestan servicios a las naves del Canal de Panamá se mantienen exentos del pago del ITBMS. En la foto, intalaciones de Astilleros Braswell.

exonerados. Los astilleros que prestan servicios a las naves del Canal de Panamá se mantienen exentos del pago del ITBMS. En la foto, intalaciones de Astilleros Braswell.

564852 564852

564852

El Cálculo Alternativo del Impuesto sobre la Renta (CAIR) que entrará en vigencia el próximo año fiscal, a partir del 1 de enero de 2006, le sigue quitando el sueño a los empresarios panameños.

"Se hizo un buen trabajo con la reglamentación del Impuesto Sobre la Renta (ISR), en la que trabajaron conjuntamente el Gobierno y el sector privado, pero lo que se logró allí no será suficiente para evitar el efecto negativo que la reforma fiscal tendrá sobre la economía, especialmente sobre la pequeña y mediana empresa", advierte el presidente de la Cámara de Comercio, August Simons.

"Por eso se hace necesario modificar la Ley 6", concluyó el vocero empresarial.

Se espera que el decreto que reglamenta el ISR sea publicado en Gaceta Oficial el próximo martes y aunque los representantes de la Cámara de Comercio aseguran que el texto definitivo será mejor que el borrador original– ya que muchas de las sugerencias que los gremios empresariales y profesionales hicieron al Ejecutivo fueron aceptadas– el CAIR aumentará las cargas tributarias de la mayoría de las empresas, sobre todo aquellas que tienen escasos márgenes de ganancias.

Las mejoras

Entre las modificaciones hechas al borrador original, destacan cuatro.

Primero, el Gobierno aceptó flexibilizar el concepto de renta gravable.

"Antes el CAIR se iba a calcular con base en la renta bruta, sin aceptar devoluciones ni descuentos. Pero eso se cambió. Se resolvió aceptar las devoluciones y descuentos para llegar al ingreso gravable", reportó la nueva directora general de Ingresos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Gisela Porras.

Segundo, se facilitó el procedimiento para solicitar la desaplicación del CAIR y se abarató su costo.

En el borrador original, se exigía al contribuyente presentar sus estados auditados como respaldo de su solicitud. En el decreto que van a promulgar, quedó establecido que la petición puede presentarse con estados no auditados.

Tercero, si la Dirección General de Ingresos (DGI) no responde a una solicitud de desaplicación del CAIR en un plazo máximo de seis meses, dicha solicitud se dará por aceptada.

Y cuarto, se hicieron concesiones en materia de Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

Aunque en la Ley de Equidad Fiscal o Ley 6 se estableció el uso obligatorio del "sistema devengado" de las NIIF, a partir del 1 de enero de 2006, no todas las empresas tendrán que asumir esa responsabilidad al mismo tiempo.

"Las empresas que sean autorizadas por la DGI podrán seguir usando el sistema de caja. Y las microeempresas, así como quienes ejerzan profesiones liberales, no tendrán que presentar declaraciones de renta con base en NIIF", aclaró Javier Said Acuña, del bufete Rivera, Bolívar y Castañedas.

No todo es color de rosa

El contador público autorizado Rubén Bustamante reconoce que se lograron cosas importantes durante el proceso de revisión del decreto del ISR, pero que quedaron algunas sin resolver que traerán problemas tanto a las empresas como al fisco.

"La manera como han estructurado el cobro del impuesto a las ventas de empresas afiliadas es un error. Esas ventas no deberían gravarse porque no son ventas reales, sino transferencias entre compañías asociadas", dijo.

Según Bustamante, eso llevará a muchos grupos empresariales a fusionar sus empresas conexas para minimizar el peso de sus impuestos, tal como lo hizo ya el Grupo Melo, por ejemplo.

Y esto, en lugar de beneficiar al fisco, podría perjudicarlo porque cada año las empresas pagan hasta 40 mil dólares por cada licencia.

"Si tres empresas de un grupo pagan eso, el fisco recibe 120 mil dólares al año, pero si esas tres se fusionan, sólo recibirá 40 mil", precisó.

Efecto recesivo

El ministro de Economía yFinanzas, Ricaurte Vásquez, asegura que la entrada en vigencia plena de la reforma fiscal no tendrá un efecto recesivo sobre la economía.

Ese optimismo oficial no es compartido por muchos dueños y gerentes de empresas. Pero el Gobierno necesita recuperar la confianza del sector privado y es por eso que, por ejemplo, el presidente Martín Torrijos escogió a Gisela Porras, una figura de la Asociación de Ejecutivos de Empresa, como nueva jefa de la DGI.

Ahora que vuelven a soplar vientos de conflicto social, al Ejecutivo le urge tender puentes y calmar incertidumbres. Y quizá por eso Carlo Rognoni, subdirector de la DGI, asumió un compromiso tan fuerte el miércoles pasado, ante más de un centenar de afiliados a la Cámara de Comercio.

"Si en marzo detectamos en las recaudaciones algún efecto confiscatorio, nosotros mismos promoveremos una modificación de la Ley 6", dijo.

Amanecerá y veremos...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Loteria nacional

01 Mar 2015

Primer premio

7 7 9 5

BBBB

Serie: 22 Folio: 11

2o premio

6607

3er premio

0172