Cargar un móvil en el auto no es gratuito

No solo el uso de teléfonos mientras se conduce constituye una amenaza para la sociedad. También cargarlos en el auto tiene sus consecuencias.

Ello se debe a que un teléfono que extrae electricidad de un puerto USB reduce 0.05 kilómetros (0.03 millas) por cada galón (3.78 litros) de gasolina en el tanque.

En la flota de vehículos de Estados Unidos, eso significaría unas 970 mil toneladas de dióxido de carbono adicional por año, según cálculos de Jon Bereisa, un ejecutivo de ingeniería retirado de General Motors Co. que estudia el uso de energía de los vehículos.

En momentos en que se compite por la cantidad de puertos de carga que las compañías automotrices pueden instalar en un auto, la mayor contaminación no hará sino agravarse.

“No se ha llegado al límite en cuanto a USB”, dijo Mary Gustanki, vicepresidenta de administración de programa e ingeniería de Delphi Automotive, Plc., que produce puertos USB y conexiones para vehículos.

“Idearemos formas cada vez más creativas no solo de permitir la conexión USB, sino también la conexión inalámbrica. Los consumidores quieren que su auto sea como su casa”, anotó la ejecutiva de Delphi Automotive.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código