gas vehicular.

Tropigas y Panagas discrepan

Futura gasolineras de gas. Futura gasolineras de gas.
Futura gasolineras de gas.

Todavía no se pone en marcha el proyecto para instalar gas en los vehículos del país, pero ya existen diferencias claras entre los aspirantes a participar en la nueva industria.

El centro de la discordia es el tipo de gas que debe usarse. Por un lado, Tropigas de Panamá, S.A. propone una mezcla entre el propano y butano, pero LPG de Panamá, S. A. (Panagas) defiende un tipo específico de propano llamado "HD-5".

El HD-5 había sido precisamente el gas elegido por el Gobierno, pero Tropigas se opuso, y el debate sigue abierto.

Según Carlos A. Delvalle, gerente general de Panagas, ese derivado del petróleo es el gas de más alta pureza en el mundo, que genera una combustión más limpia y completa.

Otros están de acuerdo, entre ellos entes especializados como la compañía Gasco de Chile, que coinciden que el combustible es más eficiente y causa menos desgaste al motor.

El gas propano se almacena en su estado líquido en tanques especiales que lo mantiene bajo presión y vuelve a su forma gaseosa antes de ser quemado en el motor. Un galón de propano tiene cerca del 75% de la energía de un galón de gasolina.

Abogan por la mezcla

Sin embargo, Abraham Pravia, gerente de Operaciones de Tropigas, dice que la mezcla de propano y butano ofrece mayor rendimiento calorífico que el propano HD-5, especialmente dado el clima tropical húmedo del país. Tropigas avala sus argumentos en el criterio de la empresa Purvin & Gertz Inc., unos consultores energéticos.

En Estados Unidos se usa el HD-5 por razones económicas, al utilizarse excedentes del sistema de calefacción. En otros países, tanto de América Latina como de Asia, se utilizan mezclas de gas licuado de petróleo (LPG, por su sigla en inglés). Japón usa un combustible compuesto un 85% de butano y Corea del Sur, el 95%.

Del Valle tiene además un testimonio personal: dijo que ha probado el HD-5 en sus vehículos y se ha desempeñado perfectamente. Pero el gerente reconoció que hay mayor poder calorífico en un producto mezclado con butano, aunque en el desempeño del vehículo y su potencia no se registren grandes diferencias entre los combustibles. La capacidad calorífica se refiere al rendimiento del kilometraje por galón, una diferencia de dos a tres kilómetros por galón entre un combustible y el otro.

El uso de gas licuado se estudia como alternativa a la gasolina, por razones económicas. Según el Ministerio de Comercio e Industrias, la diferencia entre combustibles es de unos 40 centésimos por galón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Loteria nacional

01 Mar 2015

Primer premio

7 7 9 5

BBBB

Serie: 22 Folio: 11

2o premio

6607

3er premio

0172