Preparan segundo rescate

UE flexibilizaría intereses a Grecia

Los tipos aplicables a los préstamos a Grecia se bajarían del 4.2% al 3.5% y los plazos de devolución pasarían de 7.5 a 15 años.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203dPVUGl.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203dPVUGl.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203dPVUGl.jpg

Los 17 jefes de Estado y de gobierno de la eurozona alcanzaron un principio de acuerdo para suavizar las condiciones del préstamo que el bloque comunitario y el Fondo Monetario Internacional (FMI) dieron a Grecia, a cambio de prestarle más dinero para evitar la suspensión de pagos completa, aunque no descartaron una “selectiva”.

Previamente, los líderes de la eurozona descartaban aplicar una tasa bancaria para financiar el segundo rescate de Grecia, por cerca de 126 mil millones de dólares (y un máximo de $169 mil millones) para evitar su bancarrota, un escenario cada vez más plausible.

Se trata de aflojar la cuerda que aprieta a la nación helena, ante la posibilidad de que no pueda devolver ni el primer rescate, por $155 mil millones aprobado en 2010, ni el segundo bote de emergencia, a punto de cerrarse.

Según se apunta en uno de los borradores finales, se quieren suavizar las condiciones de los préstamos a Grecia para evitar una suspensión de pagos, extremo que al menos como “impago selectivo” no parece haber quedado totalmente descartado, incluso por el Banco Central Europeo (BCE), que se oponía tajantemente.

De acuerdo con ese borrador, filtrado también por fuentes diplomáticas, los tipos aplicables a los préstamos a Grecia se bajarían del 4.2% al 3.5%, y los plazos de devolución pasarían de 7.5 a 15 años, al menos.

La novedad es que esa relación de las condiciones del préstamo podrían también beneficiar a los otros dos socios rescatados: Irlanda y Portugal.

Aunque en el último eurogrupo hubo luz verde inicial a una rebaja de los tipos para los créditos a Lisboa y Atenas (que pasó al 4.2% y el vencimiento a 7.5 años), Irlanda se había quedado marginada de ese beneficio, dado que París y Berlín exigían a Dublín que bajara su inusualmente bajo impuesto de sociedades, elemento que da al ex “tigre celta” una clara ventaja competitiva.

En estos momentos, hay tres alternativas barajadas por los líderes de la eurozona: recompra de una parte de la deuda griega, canje de las obligaciones griegas actuales por otras de vencimiento posterior y la posibilidad de que los acreedores reinviertan en nuevas obligaciones helenas gradualmente, mientras las antiguas vayan llegando a su vencimiento, el denominado rollover.

Además, se apuesta por que la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (Feef), el fondo de rescate al euro, pueda comprarle deuda helena a los acreedores.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller germana Angela Merkel acordaron las líneas maestras del segundo rescate a Atenas, y también descartaron la aplicación de esa “tasa bancaria” para financiarlo. El núcleo del debate, que ha generado extrema tensión en la eurozona en los últimos días, es la participación más o menos forzada del sector privado (bancos y aseguradoras) en el segundo salvavidas a Grecia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

30 Abr 2017

Primer premio

1 8 9 3

CDDA

Serie: 12 Folio: 10

2o premio

3959

3er premio

0376

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código