VENTANA FISCAL

Una injusta retención obligatoria

Una injusta retención obligatoria Una injusta retención obligatoria
Una injusta retención obligatoria

Osvaldo Lau C

OPINIÓN

Cuando la balanza de la justicia se inclina de un lado, pierde su obligada condición de ser justa.

En el mundo de los impuestos existen abusos de las dos partes: la parte activa, que es representada por el fisco, en ocasiones abusa de su autoridad utilizando procedimiento administrativos errados y reglamentos violatorios de las normas legales, en perjuicio de su contraparte.

La parte pasiva, los contribuyentes, muchos evaden sus obligaciones tributarias con el típico “juega vivo” y alegan diversas excusas, solamente válidas para ellos mismos.

Entre unas y otras cosas, existen disposiciones legales que toman distancia de lo que es justo, y otras normas de carácter reglamentario que colisionan las mismas normas que pretenden reglamentar.

Veamos en esta ocasión el impuesto sobre la renta (ISR) que todos los meses los empleadores retienen a sus trabajadores a partir del primer mes de la relación laboral, utilizando para ello la tabla que anualiza los salarios y siempre que el salario mensual sea mayor de 846 dólares, en virtud de que la tarifa del ISR para personas naturales (artículo 700 del actual Código Fiscal) exonera los primeros 11 mil dólares. La fórmula desconoce que el impuesto es anual y que solamente se causa cuando la persona haya recibido más de 11 mil dólares en forma acumulada. No antes.

Así como cualquier persona puede dejar de trabajar (por cualquier motivo), antes de pasar la línea de lo exento, otra puede también estar exenta por empezar a trabajar a finales del año, ya sea por haber terminado estudios o por regresar al suelo patrio.

Estos casos son clásicos, pues el nuevo profesional puede empezar en septiembre con salario de 2,500 dólares al mes y no acumulará ingresos superiores a los 11,000 dólares exentos por ley y aun así está expuesto al ISR que el empleador habrá de retener según corresponda al anualizar el ingreso mensual, aplicando proporcionalmente la tarifa correspondiente, previa la deducción prevista en el artículo 709 del Código Fiscal (véase artículo 704 del mismo código).

La norma citada señala textualmente que “Los empleadores podrán aplicar proporcionalmente, durante los años fiscales subsiguientes, los créditos que resulten del año fiscal anterior a favor de sus trabajadores permanentes” sin que la permanencia sea sinónimo de meses trabajados. En cambio, la norma reglamentaria tuerce la disposición al incorporar una condición no existente en la ley al señalar que el exceso o crédito del ISR, que aunque bien puede ser ajustado por el empleador, está condicionado a que la relación laboral se haya realizado durante los 12 meses del año fiscal anterior (artículo 151 del Decreto Ejecutivo 170 de 1993)

Siguiendo la misma línea, los ajustes a favor del fisco determinados en el formulario 03, que ha de presentar todo empleador, deben ser pagados por este a más tardar el 31 de mayo, según establece el artículo 163 del DE-170 (saldos a favor del fisco) tal como quedó en el artículo 11 del DE 8/2007. Ya no se trata de un impuesto retenido, sino un pago adelantado por cuenta de los trabajadores. Ah, pero los ajustes por las retenciones excedidas o devoluciones a los trabajadores se harán a partir del mes de agosto. No hay margen para las dudas.

La justicia tributaria tomó partido.

La solución está en el cálculo anual del ISR que todo empleador bien puede realizar en diciembre para ajustar el cálculo del período calendario; así la dama de la justicia estará complacida. Al contribuyente le queda la opción de presentar una declaración jurada de rentas para establecer el crédito que puede ser utilizado para pagar otros impuestos, o bien se solicita su devolución.

CÁPSULA FISCAL – En esta ocasión dedico estas líneas para desearles a todos los lectores, a los tributaristas en general, a los funcionarios de la Dirección General de Ingresos y a los estudiosos del drama fiscal panameño, que el año que recién empieza sea el mejor de todos los años, con mucha paz, amor en abundancia y salud financiera y espiritual. Igual deseo que paguemos más impuestos, como consecuencia del éxito y de la prosperidad que nos depara el año 2016. Seguro que sí.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código