PLANO URBANO

La nomenclatura numérica

OPINIÓN

Aplaudo la iniciativa de dotar a nuestra capital de una nomenclatura clara para propios y extraños. La ciudad ha crecido tanto que ya existen partes de la ciudad que nos resultan desconocidas. En la avenida Balboa, mi camino diario, ya ni reconozco las calles por donde debo doblar.

He estado relacionado con la nomenclatura de la ciudad de Panamá desde que estudiaba arquitectura. Trabajé en la nomenclatura que se inició en 1954, eficiente y muy clara, copiada de la colombiana que es la mejor que he conocido en mis viajes. Esta acción la derrotó una demanda de los dueños de las casonas de alquiler, porque pondrían una placa a cada puerta frente a la calle, y habría que pagarla.

Todavía veo placas de esa época, en la avenida Central, entre las calles séptima y octava, con la numeración 7-14, lo que aún significa entre calles 7 y 8, del lado de los pares y a unos 14 metros de la calle 7. En estos días el Ministerio de Obras Públicas informaba sobre desvíos en avenidas Cuba, Justo Arosemena y Chile, hablaba de las avenidas Segunda Sur, Tercera Sur y Cuarta Sur, y reconocí los nombres y números que propuse al grupo que estudiamos una nueva nomenclatura y la plasmamos en planos, en los años setenta.

En esa ocasión, se presentaron unas tres o cuatro fórmulas básicas y ganó mi propuesta de nomenclatura numérica para avenidas y para calles, contra la propuesta a base de nombres de ciudades, países, de flores, de nombres de personajes o de políticos.

Alguien hasta sugirió una calle para el alcalde y una cada concejal. Adaptamos fórmulas de otros países y diseñamos una nomenclatura panameña.

En el proceso de estudio inicial, destacamos el hecho de que la avenida Central y Vía España eran una misma avenida, que además resultaba ser una vía que comenzaba en calle primera del Casco Antiguo y terminaba en el aeropuerto de Tocumen; por lo que la llamamos “Vía Central España”. Además, señalamos que ella dividía la ciudad en dos partes, una sección hacia el mar que la llamaríamos Sur, y la otra hacia el Canal, que llamaríamos Norte. Eso nos sirvió de base para continuar.

El trabajo duró más de un año, hasta abarcar toda la ciudad. Una vez terminado el diseño, al entregar oficialmente la nomenclatura diseñada al Concejo, la acompañamos con un informe escrito donde se detallaba dónde y cómo poner las primeras placas, cómo explicar a la ciudadanía y cómo explicarla a los hoteles, a los comercios que distribuyen productos, a mensajeros, policías, bomberos y ambulancias. Propusimos sacar planos por barrios en los periódicos y dar mucha y constante información por la televisión. Pero como buenos panameños, todo se comenzó mal, se dieron contratos amañados, no se siguieron instrucciones, nada se explicó, la gente se quejó, cambió el gobierno, y murió la flor. Trabajo gratis y en balde. Hoy la ciudad está peor y eso, afortunadamente, también le preocupa al ministro Federico Suárez, quien comenta la falta de señalización de las vías en todo el país. Necesitamos su apoyo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código