EGIPTO

Atípica campaña electoral

El exjefe militar Al Sisi no sale a escena, mientras su contendor recorre el país. Al Sisi ganó el 94.5% del voto en el extranjero.
El exjefe del Ejército Abdel Fatah al Sisi (izq) y el izquierdista Hamdin Sabahi, en El Cairo. EFE/Mohmad Asad/Khaled Elfiqi. El exjefe del Ejército Abdel Fatah al Sisi (izq) y el izquierdista Hamdin Sabahi, en El Cairo. EFE/Mohmad Asad/Khaled Elfiqi.
El exjefe del Ejército Abdel Fatah al Sisi (izq) y el izquierdista Hamdin Sabahi, en El Cairo. EFE/Mohmad Asad/Khaled Elfiqi.

Dos candidatos concurrirán a los comicios presidenciales egipcios los días 26 y 27 de mayo, pero solo hay una campaña electoral como tal, debido a la desaparición de la escena pública del favorito, el exjefe del Ejército Abdel Fatah al Sisi.

La ausencia de Al Sisi de los actos electorales contrasta con la hiperactiva agenda de su rival, el izquierdista Hamdin Sabahi, que se ha recorrido la geografía para ganar apoyo.

A pesar de estar ausente, Al Sisi obtuvo el 94.5% por ciento de los votos de los egipcios residentes en el extranjero, frente a un 5.5% de su contrincante, Sabahi, informó el miércoles la comisión electoral de egipcios expatriados. De un total de 313 mil 835 votos válidos, 296 mil 628 eligieron a Al Sisi, mientras que 17 mil 207 optaron por Sabahi.

El dinero ha sido una gran diferencia en las campañas. Mientras que Al Sisi cuenta con el respaldo de empresarios y del importante publicista Tarek al Nur, Sabahi ha tenido que hacer malabarismos sin casi presupuesto. Algunas de las grandes vallas publicitarias fueron alquiladas por seguidores de Al Sisi, defiende el publicista Al Nur, que opina que gracias a la gran popularidad del candidato no ha sido necesaria una campaña muy amplia.

Doce millones de libras egipcias (más de $1.5 millón) frente a 100 mil libras ($14 mil) eran los gastos estimados a mediados de campaña por ambos bandos.

Y mientras el día de la elección se acerca, destaca la desaparición de los Hermanos Musulmanes del mapa político, arrastrados hacia una nueva clandestinidad tras el derrocamiento del islamista Mohamed Morsi y ser catalogados como organización terrorista.

La cofradía y sus grupos afines han llamado al boicot de las elecciones, pues consideran que Morsi sigue siendo el legítimo jefe de Estado. Se niegan a reconocer un proceso de transición que, insisten, comenzó con el golpe de Estado del pasado 3 de julio perpetrado por el Ejército contra Morsi. Un portavoz de los Hermanos que prefiere guardar el anonimato señaló que los comicios “no son democráticos”, sino “la fachada de un golpe militar claro y brutal”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código