MÉXICO

Destrozos tras paso de ´Odile´

164 albergues, con capacidad para 30 mil personas de Los Cabos y La Paz, fueron habilitados. Ayer hubo saqueos.
Cientos de casas improvisadas fueron derribadas por el huracán en zonas invadidas por familias sin recursos. AP/Víctor R. Caivano. Cientos de casas improvisadas fueron derribadas por el huracán en zonas invadidas por familias sin recursos. AP/Víctor R. Caivano.
Cientos de casas improvisadas fueron derribadas por el huracán en zonas invadidas por familias sin recursos. AP/Víctor R. Caivano.

El huracán “Odile” seguía debilitándose ayer después de haber destruido viviendas humildes y dañado hoteles en la región turística Los Cabos (noroeste de México), donde miles de extranjeros permanecen varados.

Las autoridades no recibieron reportes de víctimas, según un funcionario de protección civil municipal, pero llegaron militares para proteger a la población.

“Pasamos la noche parados, esperando a ver qué quedaba de nuestra casa. Pero mire, se llevó todo”, señaló Soledad Mayo, de 52 años, frente a su vivienda de láminas de madera completamente destruida por el huracán, degradado a categoría 1 (de un máximo de cinco) de la escala Saffir-Simpson.

“Odile” aún generaba lluvias ayer en Los Cabos, donde impactó hacia las 4:45 a.m. del lunes.

En los hoteles había habitaciones inundadas, muros con fisuras o derribados y vidrios rotos. “Aquí no queda nadie”, dijo un empleado del Hyatt que barría los escombros tras evacuar a los huéspedes.

Algunos techos de tiendas de autos de lujo colapsaron sobre vehículos sin estrenar. Mientras, en las calles había postes de luz tirados, árboles bloqueando caminos, cables colgando y palmeras flotando en albercas.

“Estoy decepcionada por mis vacaciones, pero sobre todo me parte el corazón que la gente de aquí lo perdió todo”, dijo Tifani Brown, una estadounidense que llegó el domingo desde California.

Unos 30 mil turistas, 26 mil de ellos extranjeros y 4 mil nacionales, pasaron la noche en 18 hoteles que tienen refugios contra huracanes.

Hasta ayer, los visitantes no podían partir vía aérea, ya que el aeropuerto de Los Cabos y el de la cercana localidad de La Paz seguían sin operar, informó la aerolínea mexicana Interjet.

En La Paz, capital de Baja California Sur, “Odile” no causó grandes daños materiales, dijo el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente. Pero para evitar accidentes, el suministro de luz y de agua potable fue cortado en Los Cabos y La Paz.

En zonas humildes de Los Cabos, pobladores saquearon comida, pilas y bebidas alcohólicas de tiendas de autoservicio a donde llegaron militares para impedir la rapiña. “Llevo agua para los niños y comida para el bebé, uno nunca sabe lo que puede traer mañana”, dijo Osvaldo López, de 41 años, mientras se escabullía por debajo de una barda con productos de una tienda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código