ESPARADRAPO

Censor bacterial: Rafael Candanedo

Un cantante, acompañado de su cítara, interpretaba melodías todo el día dentro de una casa que poseía una adecuada acústica. Con poco talento, el eco lo salvaba. Tanto se creyó que su voz era prodigiosa que organizó una presentación suya en un teatro. Cantó tan mal que la reacción del público fue echarlo a pedradas.

“Aquí no ha pasado nada; todo quedó como estaba”, es el estribillo que promociona el buró del Seguro sobre los efectos causados en decenas de pacientes por la bacteria KPC. Como el citarista, el buró jura que es Pavarotti. Es juez y es parte. Quien esté fuera de ese libreto es un desdichado, con falencia neuronal y en cualquier instante dispara su buuuuz (sonido característico del asno). No importa si es diputado, reportero, comentarista, ministro o político.

Se idean tesis originales: los medios son los mismísimos culpables, y se exhibe la hasta ahora desconocida teoría de la conspiración y el complot. Equiparable a los misterios de la maldición de la tumba de Tutankamón, la estrella ladeada de Frenadeso, el triángulo de las Bermudas, las predicciones de Nostradamus, el rapto de Mauro y el bigote canoso de Genaro. El engaño judeo-masónico-musulmán-templario-antiobamista-abortista. Tapar la boca del comentarista con esparadrapo no es estético. Pinochet, de preferencia, debe instalarse en las salas de redacción llevando su lista de quién puede ser entrevistado: gente de Comenenal no. Dije no. Quien no tenga intereses que lance la primera roca en el relleno del “kaka-tres”. Mi comandante, mejor que nadie hable del tema. Ni siquiera los microfonistas pronuncian bien el nombre de la bacteria y la confunden con una cadena de restaurantes, y además ni aciertan en el adjetivo derivado de nosocomio, que, a propósito, aún no aparece en el diccionario general.

Pinochet ejerce la censura y cada periodista, sobre todo el apocalíptico, se autocensura. Censura y autocensura, y termina la pesadilla y no hay peligro de que los deslenguados vociferen sobre nuevos decesos. Ni saben la tonada del buuuz y no miden las consecuencias de quién aprovechará qué o quien pretenda bañarse en corriente revoltosa. Verbigracia: el caso del dietilene glycol. Cómo lo han instrumentalizado. Santitos metidos a expertos movieron sus alfiles y sus cálculos políticos. Dueños mediáticos, advertid a los periodistas que solo deben leer los comunicados del Seguro. He dicho. Y, de paso, pronunciar bien las eses finales y las intermedias. Quien salte esa cerca, será acusado de planear un complot.

Negatio in extremis. No se te ocurra decir que ha pasado algo en el Seguro. Te acuso de disparar coces a diestra y siniestra. Este invento es una ilusión expresiva de canales de televisión que se disputan el protagonismo de la audiencia. Agradable y limpio son los sinónimos caracterizadores del hospital principal de la seguridad social. Nadie ha afirmado que sea hábitat de ratas, chinches y gatos, ni que desde el techo de algún quirófano se precipite el “ceo-dos” o que haya situaciones que impliquen peligro para los pacientes y los funcionarios, especialistas o no. La mayor población mundial es de bacterias. Incluso habita en el espacio, y se cree que en algunos planetas. Las presentan en la tele como si fueran extraterrestres. Pudieran serlo, de hecho. Pero las del Seguro son terrícolas, y sí han afectado a una que a otra persona. Asuntos que suceden. Incidencias. Detalles. Entre nos: estaban bastante enfermos y, bueno, no escarbes ni asunto ni número. Silencio. Habrá control sobre ellas. Vienen los gringos. ¿De qué se quejan? Son del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, de Atlanta, Georgia. Mientras mucho figurón se la pasa viajando por el extranjero buena parte del año, el destino de estos funcionarios estadounidenses es Panamá. El Seguro debe gestionarles la residencia permanente.

Si este país se declara asnal, excepciones no faltan: se aplica a rajatabla la Ley de Truman (si no les puedes convencer, confúndelos) y, como reloj suizo de los antiguos, se instrumentiza, a conveniencia, la semántica.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Jun 2017

Primer premio

4 1 8 3

CBBB

Serie: 20 Folio: 9

2o premio

3006

3er premio

0364

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código