CENTROAMÉRICA

Frente al crimen organizado: Severino Mejía

Nuestro país tiene que prepararse frente al avance de los carteles mexicanos en la región, específicamente, en Guatemala y Honduras. Aun cuando se presuma que no es inminente ese hecho, tampoco es remota la posibilidad de que se establezcan en nuestro territorio. El cartel de Sinaloa y Los Zetas ya tienen presencia en ambos países, con resultados directamente proporcionales a sus índices de violencia. Es decir, la presencia del crimen organizado transnacional es sinónimo de violencia y muerte: Honduras, 82.1 homicidios por cada 100 mil habitantes; Guatemala, 41.4 homicidios por cada 100 mil habitantes.

La presión que ejerce la Armada y el Ejército mexicano en la lucha contra el narcotráfico obliga a los carteles a mover su retaguardia estratégica hacia el sur, lo que representa nuevos desafíos en Centroamérica. Las particularidades de la región ofrecen oportunidades para estas organizaciones criminales que ven las debilidades institucionales y sus vulnerabilidades, frente a estos acontecimientos, como una ventaja competitiva frente a otros carteles que operan en México.

La falta de vigilancia en los puntos ciegos de la frontera entre México y Guatemala, la facilidad para corromper, la capacidad que tienen Los Zetas de neutralizar a los grupos criminales domésticos y los grandes recursos de que disponen para invertir en bienes inmuebles cerca de las costas y las fronteras, son innegables y aprovechadas al máximo.

Los Zetas llegaron a Guatemala en 2007. Según el Centro Woodrow Wilson, con sede en Washington; estos grupos controlan el 75% del territorio guatemalteco, desplegándose en las costas del Caribe de ese país y en Honduras. La situación es grave para ambas naciones y puede llevarlos de ser Estados degradados a Estados fallidos, si el crimen organizado transnacional se asienta, con todo el peso que representan sus recursos y la capacidad de corromper.

El cartel de Sinaloa opera en las costas del Pacífico de Guatemala y se está estableciendo en Honduras. Tiene estrecha relación con grupos criminales que se dedican a la piratería de DVD y al tráfico de órganos. Está demostrado que las maras tienen relaciones estrechas con estos grupos, especialmente con Los Zetas.

Nuestro país, con atractivos y valores agregados superiores a los países descritos, está obligado a diseñar políticas que impidan el asentamiento de estas organizaciones en nuestro territorio. Si bien es cierto que ya operan aquí en el proceso de trasiego de drogas, vía Centroamérica, México y el destino final, Estados Unidos, aún estamos a tiempo para blindar el territorio y evitar su presencia funesta. La cooperación internacional es imperativa para asegurar esas posibilidades. Un buen centro de manejo de inteligencia, con recursos disponibles y personal calificado, puede prevenir y detener cualquier posibilidad. Todas las circunstancias descritas nos obligan a actualizar las normas, de acuerdo a la Convención de Palermo de 2000, y dar el soporte necesario a la Fiscalía del Crimen Organizado, con recursos suficientes para que investigue y lleve a buen recaudo a los que se dedican a esta actividad ilegal. Estamos a tiempo para lograr este propósito.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código