MEDIOAMBIENTE

Herramientas para la defensa de los humedales: Harley James Mitchell Morán

Hoy, cuando se conmemora el Día Internacional de la Defensa de los Humedales y ante la crisis que los afecta, es preciso dedicar unas líneas a la situación que experimenta nuestro país respecto a estos sitios.

Los ecosistemas, de acuerdo con sus características distintivas, son protegidos de las agresiones humanas de varias maneras. En el caso de los humedales, hábitats que pueden componerse de pantanos, turberas, o zonas costeras como bosques de manglares, entre otros, la Ley General del Ambiente designa a la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP) como el custodio de la riqueza marina y costera, incluyendo la contenida en los humedales. Corresponde a la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) conservarlos si se encuentran dentro de los límites del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sinap).

No solo se dispone de dos entidades para la defensa de los humedales por su ubicación, sino que la citada les ley señala “prioridad” en sus programas. La Anam crea una Resolución AG–0491–2005 para la conservación de sitios protegidos que contienen recursos marinos y costeros, y la ARAP, crea el Resuelto No. 001–2008, que declara a la totalidad de los humedales del país, como “zonas especiales de manejo marino costero”.

El país, desde la aprobación de la Ley No. 6 de 1989, es suscriptor de la Convención de Humedales de Importancia Internacional, dada en la ciudad de Ramsar, Irán, en 1971, siendo su misión “la conservación y uso racional de los humedales, a través de la acción nacional y mediante la cooperación internacional, a fin de contribuir al logro de un desarrollo sostenible”.

Este instrumento ha desarrollado con participación panameña políticas y guías para evaluar el impacto ambiental, planes de trabajo, directrices de uso racional y formalización de la lista de humedales de importancia internacional, entre muchísimas medidas, añadiendo cinco ecosistemas en esta lista: el golfo de Montijo, Damani Guaidiviara, San San Pond Sak, Punta Patiño y bahía de Panamá.

Hay medidas de protección más allá de lo administrativo, dentro del Código Penal existe un agravante dentro del delito de destrucción, extracción, contaminación o degradación del ambiente, que contempla un aumento de la pena si la acción lesiva recae sobre humedales.

Con todas estas herramientas de pleno derecho, resulta inexplicable la pasividad cómplice de las autoridades ante la remoción de los humedales de Juan Díaz y Tocumen, reemplazados estos por un desarrollo inmobiliario incompatible con la ley, y la tragedia de la desecación sistemática; también, ilegal en el caso de la laguna de Matusagaratí en Darién, y con la venta ilegítima de parte del área de Damani Guaidiviara para edificar un “proyecto hotelero”, así como la lamentable reducción por “incongruencias en su creación” de los humedales de Chame por parte de las autoridades competentes.

Existe, entonces, muy poco que celebrar este día de defensa de los humedales, pero sí muchísimo por qué luchar, ante la existencia de numerosos medios legales para realizar tal defensa, que las autoridades se niegan a utilizar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código