SOCIEDAD

Programas para el adulto mayor: Federico José Guillermo Tejada

Se considera como adulto mayor a toda persona a partir de los 65 años de edad, según estipulan los organismos internacionales. En Panamá hay leyes tendientes a protegerlos, pero se reconoce que un importante segmento permanece en condiciones de riesgo social, vulnerabilidad, marginación o pobreza, y por eso se desarrolla el Programa “120 a los 70”, que abarca a unos 73 mil beneficiarios.

El presidente, Juan Carlos Varela, planea incluir en el programa a los que cumplan 65 años, lo que sumará otras 25 mil personas. Esto supone destinar 70 millones de dólares adicionales al presupuesto de más de $100 millones que actualmente se destina con esa finalidad. A la larga, estos programas tienden a crear una carga fiscal insostenible, pues cada vez más adultos mayores cumplen esas edades y las sobrepasan, en virtud de los avances en materia de salud.

Veamos, según el censo del año 2010, el 7% de la población panameña tenía 65 años y más. Y para este año (2014) se calcula que más de un cuarto de millón estará bajo ese rango de edad (290 mil 353). Si hacemos un cálculo porcentual de estas cifras que son ilustrativas y aproximadas, el 34% de los adultos mayores recibirá el beneficio del programa “120 a los 65”.

Como expresé, esto es insostenible. Considero, por ello, que el norte debe ser lograr mecanismos colaterales al programa, que le permitan a nuestros adultos mayores ser productivos y poder sostenerse por sí mismos durante ese periodo, que según las estimaciones puede ser de 15 años, aproximadamente.

Por ejemplo, habría que empezar por incorporar a la mayoría de la población en edad productiva al sistema de seguridad social, para que logren pagar sus cuotas. Esto pasa por hacer leyes más estrictas que obliguen a los empleadores al pago puntual del monto que les descuentan a sus trabajadores. No hacerlo debe ser considerado como un robo, penalizarlo y evitar las prórrogas o rebajas de deudas, porque esto afecta las finanzas de la Caja de Seguro Social y las cuotas del trabajador. Además, habría que sumar a la enorme cantidad de personas consideradas como trabajadores por cuenta propia que no cotizan. A ellos se les debe ofertar programas más atrayentes, sin cortapisas, de forma que logren aspirar a una jubilación en el futuro.

Durante ese periodo de vida, se deben promover las charlas orientadoras que ayuden a los adultos mayores a cambiar su actividad esencial por otra que puedan llevar adelante, como las artes plásticas (escritura, escultura, entre muchas más), que les hará la vida más placentera, y apoyarlos con insumos o capital. No se trata de que sean estibadores, sino que de acuerdo a sus habilidades generen ingresos en su propio beneficio.

En muchos casos esto trae el beneficio adicional de mejorar su salud, y logra que pocos dependan de programas estatales como “100 a los 70”, considerados paliativos, no una solución real para el adulto mayor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código