CONFUSIÓN POLÍTICA

¿Viaje sin retorno?: Mario Velásquez Chizmar

Decepcionados, frustrados, asombrados y asustados, cada día son más los desencantados con los atentados contra la justicia, estabilidad, seguridad e institucionalidad democrática que diariamente perpetran las autoridades elegidas para conducir Panamá a niveles razonables de desarrollo integral, disfrute colectivo y fortalecimiento humano. Les queda de popularidad lo que no guarda relación porcentual con el objetivo primario para el mandato recibido. El pan se acabó, solo resta circo. Parafraseando a Noam Chomsky, son gobernantes fallidos. Han demostrado contumacia y reiterada falta de capacidad o voluntad para proteger la ciudadanía de la violencia y de la destrucción de herramientas sociales, tanto materiales como espirituales. Son el peor ejemplo por seguir para engrandecer una nación. Para ellos, el derecho y la ley son vallas en el camino. Desconocen que uno de los principales retos de gobernar, es conciliar lo disímil. Aquí estriba la sabiduría del gobernante, no en imposiciones destacadas por su capacidad de torcer conciencias, doblegar voluntades, producir tránsfugas, comprar almas y forzar obediencias. Estas aborrecibles prácticas solo son más de lo mismo para lo mismo: desigualdad, injusticias, abusos. Es patente su tara democrática y hostil, que priva las dependencias a su mando, de auténtica sustancia. La ciudadanía es vista como enemigo por vencer, no como seres humanos con necesidades, que pueden razonar y participar para superarse y convivir en paz. Pensar y actuar con independencia o transitar en la acera opuesta, lo convierten en delito y lo enfrentan, no con inteligencia o profundidad política, sino con grotescas muestras de autoritarismo y poder. Faltando 30 meses para despedirlos, el panorama desalentador se pinta también tenebroso. Pero no adquirimos tiquete de una vía en este viaje. Los panameños hemos aprendido escalar montañas más altas. Ya sabemos cuáles gobiernos pierden legitimidad y moral por sus constantes ataques a la libertad, resumida por ellos en la eficacia represiva de un pele police, en que la calidad ciudadana fallece.

Esta vez la oferta electoral tendrá que ser muy diferente. Los “carnales” del gobierno, los panameñistas, responsables de este retroceso, actuando hoy como “inocentes” despechados, perdieron credibilidad y moral para abanderar esta oferta. Cuidado con “las piernas de trapo” de los independientes de nuevo cuño. No caigamos en el mar de tempestades que como maldición, inunda la isla de esa izquierda desfasada, desarticulada y utópica. Pareciera que el PRD puede ser la alternativa, pero en general sus aspirantes acarician con preferencia esas mismas prácticas que en el pasado nos llevaron a la derrota y le trajeron mucha frustración al pueblo. Los perredistas tenemos la obligación histórica de ofrecer algo nuevo, que sea potable para el grueso del electorado vuelto a la cordura, ese que sin ser adherente, crea en nosotros y nos tienda puente al poder. Habrá que recomponer el país después del paso del huracán “Cambio Democrático”. Esto solo puede hacerlo un equipo, capaz y renovado, sin techos de vidrios ni exceso de promesas. Debe ser una oferta que nos garantice que este viaje sí tiene retorno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código