SUGERENCIAS

Si yo fuera el administrador del Idaan...: Rigoberto Delgado V.

Nuestra ciudad capital tiene una densidad de población relativamente modesta, salimos a la calle y la probabilidad de encontrar a alguien que nos conoce es alta. Es posible que lo que escribo a continuación no le guste a mi primo, quien vende agua embotellada de la red pública, pero la verdad no debe ser motivo para que el resto de nosotros nos molestemos.

Es injusto que aunque vivimos en un país rico en recursos hídricos tengamos que recibir disculpas de las autoridades encargadas del sistema de agua potable, no solo de las actuales. Me duele pasar por los estantes de los supermercados y ver agua importada del otro lado del Atlántico compitiendo con la que embotellan directamente del grifo de la red local. Tengo la certeza de que el precio del agua embotellada es mayor que el de la gasolina y que la calidad, comparada con el agua del grifo, es similar. Si en casa el precio es menor, no debemos agregar botellas de agua a nuestras compras.

Bien, ¿si yo fuera el administrador del Idaan, qué haría?:

1. Para balancear o, mejor, para que el negocio pase a tener un estado de resultados en negro, bajaría un poquito el costo del millar de galones (¿cómo?), claro tenemos que poner un límite al consumo por persona por residencia, después de ese consumo mínimo, el precio por el consumo adicional debe cuadruplicarse; nos sorprenderíamos de lo eficientes que nos vamos a convertir.

2. Reducir costos: No necesariamente botando colaboradores del Idaan; pienso que en esa institución deben haber gente buena, pero, también, todos los gobiernos han refugiado allí a copartidarios y amigos. La institución debe apartarse de los ciclos de la política. Ver la planilla de la institución da pena, es posible que tengamos que subirle sus salarios (¿cómo?), claro, el negocio lo permite. Por ejemplo, una manera de reducir costos y aumentar la confiabilidad puede ser comprar energía directamente al Estado que es dueño de una hidroeléctrica del otro lado de la cerca de la planta de Chilibre. Claro, eso lo calificará mi prima –que tiene intereses en el mercado energético– como competencia desleal, pero eso no los impactará. Ellos ganarán unos centavos menos y la ciudad tendrá menos eventos de cortes.

3. Otra necesidad relacionada con el aumento de la confiabilidad es proveer a la planta de Chilibre de un embalse alterno (¿embalse?), ya tuvimos varios eventos que nos dejaron sin agua, debido a los sedimentos en el lago Madden. Crear un embalse aguas arriba de ese lago impactaría el Parque Nacional y a algunos primos. La alternativa puede ser otra potabilizadora en alguna cuenca hidrográfica cercana a la ciudad.

4. Reducir pérdidas (de agua potabilizada y de cuentas por pagar): Recuerdo que hace algunos años en la ciudad de Colón se bombeaba la misma cantidad de agua potabilizada, de día y de noche, y se perdían grandes cantidades hasta que se cambió la línea desde Mount Hope a la ciudad y hasta Gatún. Sabemos que en la ciudad capital hay líneas de distribución obsoletas, en muy mal estado, que deben ser reemplazadas cuanto antes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código