TAREAS PENDIENTES

A los oídos de los aspirantes a la Alcaldía: Dorindo Jayan Cortez

El distrito de Panamá tiene 24 corregimientos. Su población total, según el Censo de 2010, es de 430 mil 299, con un incremento intercensal, respecto a 2000, de 3.45%. Hablamos de un entorno citadino que concentra las principales actividades económicas, comerciales y de servicio, comparado al resto del país. Pero, al mismo tiempo, enfrenta una diversidad de riesgos urbanos que, sin la debida atención, seguirá afectando la calidad de vida de la población.

El distrito posee potenciales recursos, algo básico para financiar el desarrollo comunitario. Permite esta condición financiera, además, que los gobiernos locales ejecuten, como corresponde, los programas de mejoras de servicios públicos. La población se merece calidad de vida y esta, a su vez, no es posible si están ausentes las políticas que sustancian las condiciones mínimas de lo que aquí llamamos “un distrito amigable”. Lo contrario conlleva a que imperen los problemas y un ambiente poco saludable.

Frente a las agobiantes dificultades que se dan en la ciudad, hay que planificar de forma estratégica y buscar agentes que impulsen la visión renovada del desempeño municipal. Que se resuelva, con respuestas coherentes, la situación deplorable de un número plural de barrios afectados por inundaciones, deslizamientos, basura e inseguridad. La criminalidad, además, resta oportunidades y lacera la calidad de vida, y siembra el terror entre la ciudadanía, sin importar edades ni condición social. Para enfrentar ese flagelo que ataca a las principales ciudades de la región, y que en Panamá se concentra, precisamente, en gran parte del distrito, hay que insertar a los gobiernos locales y a la misma planificación municipal en la superación de esos problemas desde una concepción socializadora, no represiva.

Hablo de situaciones deplorables (sin haber mencionado todas) que bien pueden corregirse o, como mínimo, paliarse con acciones probadas en otras realidades. Es necesario establecer espacios de participación que ayuden a garantizar el éxito de programas que eleven la calidad de vida en todo el ámbito del territorio municipal. Igualmente, y siguiendo los conceptos de foros internacionales sobre la materia, se multiplica la necesidad de concretar una agenda para el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, enmarcada, eso sí, en el pleno respeto de los derechos humanos.

Los municipios tienen un rol importante que desempeñar en esta materia. Pero nada de ello es posible, en ausencia de actores comprometidos con las iniciativas que fortalezcan el trabajo comunitario en diversas direcciones. Esto requiere un cambio de paradigma en la administración de la comuna, sobre todo, para atender los derechos de la población con políticas especiales. Claro está que el desarrollo del distrito no es ajeno al impulso de una amplia alianza con los diversos sectores, que conlleve acercar la comuna municipal al sector privado, de manera que uniendo esfuerzos y recursos, se garantice el éxito de los programas propuestos en los próximos cinco años.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código