EMPLEO Y BIENESTAR

El crecimiento de la economía verde: Luis Alberto Morán

Hablar de economía es referirse a recursos y necesidades ilimitadas, por lo que podemos contar con gran número de necesidades, pero de cada individuo depende el orden de prioridad y los recursos que destinará para resolverlas.

Lo anterior ocurre a nivel de la microeconomía (individuos y empresas) y, también, a nivel macroeconómico (países). Corresponde a los que están al frente de este último nivel tomar las decisiones para mejorar el bienestar de las personas, promoviendo el desarrollo y utilizando los recursos de manera eficiente.

El concepto de economía verde está enmarcado en el contexto de desarrollo sostenible y erradicación de la pobreza. Este término está de moda en los países, por el impacto positivo que genera para combatir el cambio climático; más con el malestar poblacional que ha surgido con base a las crisis económicas por la falta de decisiones consensuadas y el mal uso de los recursos.

Grecia es uno de los casos de países que sustentan lo anterior. Su deuda se elevó 150% de su PIB, su tasa de desempleo alcanza el 22% de su población –el doble de los países de la zona euro– y su alarmante índice de homicidios, que pasó del 2.8% por 100 mil habitantes, previo a la crisis, al 40%, incluyendo adultos y jóvenes.

Dicha situación nos hace recordar que la riqueza material no se ha de obtener forzosamente a expensas del aumento de los riesgos ambientales, las escaseces ecológicas o las disparidades sociales. Diversas investigaciones demuestran que el cambio climático continuará su curso teniendo efectos negativos sobre los trabajadores y las familias, en especial, sobre aquellas que dependen de la agricultura y el turismo.

Por tal motivo, los países deberían pensar en sistemas de transporte eficiente, energías más limpias y bajas en carbono; en redes eléctricas inteligentes, edificios con mejor uso de la energía y proyectos “verdes” de investigación y desarrollo; incluyendo innovaciones tecnológicas para mitigar los riesgos en los sectores mencionados, de los que depende gran parte de la población mundial.

Recordemos que las economías y las empresas con mejor desempeño ambiental, son aquellas que han alcanzado mayores niveles de eficiencia y competitividad.

Esta habitual columna económica no sustituye el concepto de desarrollo sostenible, sino que muestra una ruta a tomar para alcanzarlo. Invertir en economía verde genera crecimiento, empleo y bienestar, traducido en mejor calidad de vida, para así convertir las ciudades en zonas y espacios vistosos e “inclusivos”.

Desde la perspectiva económica es más eficiente que los países actúen ahora a que crezcan con contaminación dejando la tarea para después. Desde la perspectiva costo–beneficio, el “después” crearía patrones de crecimiento irreversibles y costos por perturbaciones sociales.

Esta es una de las verdaderas e importantes discusiones globales de los últimos meses, en la que auténticos líderes han reconocido que es un desafío enorme del que no se tiene alternativa. Por tal motivo, debe formar parte del plan de desarrollo de todas las naciones, donde el sector público y privado actúe y trabaje con base al país que queremos y soñamos para futuras generaciones. @luchomoran

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código