CONCIENCIA

No solo es un tema de educación sexual, es cuestión de dignidad: Valeria G. Maduro

Muchas veces nos creemos invencibles ante cualquier enfermedad o infección. Muchos jóvenes creen formar parte de una generación de los “superhéroes”, pero no nos percatamos de lo cerca que estamos de perder todos nuestros “superpoderes” al momento de tomar una decisión de tipo sexual que puede cambiar el devenir de nuestras vidas.

Cómo jóvenes, escuchamos muy a menudo acerca de situaciones que borran la buena reputación de una mujer u hombre joven. Asimismo, muchos dejan de lado los riesgos que hay al tomar la decisión apresurada de tener relaciones sexuales sin conciencia ni amor. Eso quiere decir, en el caso de una chica –llamada a ser la “princesa” en su hogar y en la sociedad– que ella deja a un lado sus valores y pudor por aceptar un acto indebido.

Por ejemplo, aceptan tener un momento de intimidad con un hombre a quien no conocen, y ese hombre podría ser portador de cualquier enfermedad de transmisión sexual. Lo peor es que, en algunos casos, permite que ese acto sea fotografiado y/o grabado.

Por cierto, no es justo ofender nuestra inteligencia al decir que es un “amigo” que ella o él conoció hace días. Lo que corre peligro es la vida de cada quien. Por eso, es importante ser precavidos y traer a colación una de las frases que ha perdurado desde generaciones pasadas: “Caras vemos, corazones no sabemos”.

En la euforia inconsciente, el peligro y la irresponsabilidad impactan de manera negativa. Más allá de lo que juzguen terceras personas, vivimos en una época en la que debemos ser conscientes. En el caso de estar en una relación afectiva, es necesario conversarlo sin tabúes y sin ningún tipo de vergüenza para que, de manera responsable, decidan hacerse pruebas de ETS (enfermedades de transmisión sexual) cada año.

En el caso del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), no podemos dejar de mencionar que, aparte de mantener relaciones sexuales, hay otras dos formas en que se puede transmitir: mediante transfusión sanguínea, y de madre a hijo, en el caso de las embarazadas con VIH.

A pesar de que aquí se han registrado 42% menos de casos mortales, Panamá es el país con mayor incidencia en la región, según informa la Onusida (2015). De ahí la importancia de entender que el VIH es causante de una infección de transmisión sexual. No obstante, es posible vivir siendo portador de VIH.

En la actualidad persiste la discriminación hacia las personas que contraen la enfermedad, porque hay mucha desinformación al respecto. El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) es un término que se aplica a los estadios más avanzados de la infección por VIH, y se define por la presencia de alguna de las más de 20 infecciones oportunistas o de cánceres relacionados con el VIH, señala la Organización Mundial de la Salud.

Va más allá de una ley sexual, debido a que la conciencia debe ser la portadora de nuestros actos, es pensar antes de tomar acciones que pueden generar un impacto desafortunado en el transcurso de nuestras vidas. Y partiendo de allí, comenzar a cumplir nuestra propia ley personal.

Como me comentó recientemente un gran hombre: “No es cuestión de educación, es cuestión de dignidad”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código