hoyporhoy_2012-01-25

Muy convenientes para el gobierno resultan los fallos emitidos recientemente por la Corte Suprema de Justicia. Le resolvió tres problemas: el del alcalde de la ciudad capital, Bosco Vallarino; asegurar más nombramientos –o magistrados– en la propia Corte Suprema; y por último, el de la inmunidad para el mandatario cuando este ya no esté en el poder, con el reintegro del país al Parlamento Centroamericano. Así, “armónicamente”, trabaja el poder Judicial con el Ejecutivo.

 Ello, sin contar que todo funcionario con procesos legales por delitos de presunta corrupción que salta a las filas del oficialismo obtiene casi milagrosamente como recompensa judicial el sobreseimiento en sus casos, así se haya declarado confeso.

La institucionalidad fenece con cada acción que dispone este gobierno. Ya ni siquiera se guardan las apariencias; no hace falta. La Corte Suprema de Justicia se ha convertido en una extensión del Ejecutivo, en la que la mayoría de los magistrados está a las órdenes de un Presidente obsesionado con ostentar el poder absoluto, y ejercerlo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código