hoyporhoy_2014-04-18

Dos pérdidas sensibles tuvo en un solo día, ayer, el espacio universal del Caribe: Gabriel García Márquez y José Cheo Feliciano.

Miembro de una generación de escritores que revitalizó con creatividad portentosa la lengua española, García Márquez alcanzaría una dimensión comparable al mayor de sus antecesores: Miguel de Cervantes, sin que esto sea una exageración macondiana y más bien hecho a constatar en los tiempos por llegar y los libros a ser escritos.

Periodista ante todo, fue un maestro sobresaliente del género con el cual tendrán deuda perenne todos aquellos que lleguen a la profesión.

Borinqueño el otro, lo suyo fue la salsa, esa exaltación de la vida que es mucho más baile que palabras y más ritmo que sonido. Innumerables gestos de su parte lo convirtieron de manera entrañable en un panameño más, y muy especial.

Ya no están aquí. Pero como todos los grandes cuando parten, no se han ido: permanecen, están ahí. En sus casos, a la vuelta de página; al sonar una canción. ¡Se les vive!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código