hoyporhoy_2014-09-22

Privilegiados como pocos países con abundantes recursos naturales, somos también ejemplo de irresponsabilidad en su manejo y conservación.

En el caso del agua, por ejemplo, no solo la derrochamos sin límite, como si nunca fuera a faltarnos, lo que en los últimos años ha llevado a crisis severas de abastecimiento del líquido en condición potable, sino que convertimos cuanta fuente esté a nuestro alcance en verdaderos basureros.

Para enfrentar situaciones como las dadas con la contaminación del río La Villa, el Gobierno anuncia que procederá a vigilar los 3 mil 600 cursos de agua existentes en Panamá para el consumo humano, lo que conduce a preguntarse si era necesario lo sufrido en estos días en Azuero para adoptar una medida que debe ser la norma constante en la gestión del vital líquido.

Resulta inexplicable que en el resto del país no se proceda de forma similar a como lo hace permanentemente la Autoridad del Canal de Panamá con las fuentes de la cuenca hidrográfica del Canal para verificar la calidad del agua.

Es obvio que mientras las situaciones no adquieran proporciones alarmantes, aquí no cobran importancia de Estado. De esto a la tragedia, solo un paso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código