GOBIERNO

Dos ideas: I. Roberto Eisenmann, Jr.

Para ingresar a la política, Ricardo Martinelli tuvo dos ideas: una pública, y otra secreta.

La pública: solo hay dos formas de hacer crecer la economía del país, o se aumenta la inversión o se mejora la productividad. La segunda podía producir más o menos 1% de crecimiento, así es que la inversión contracíclica era la vía. Claro que ya contaba con la expansión del Canal, una macroinversión con ribetes internacionales, pero él, con su vigoroso e intenso trabajo, convirtió a Panamá en un país de grúas, de construcción.

La excitación de la actividad generó inversión doméstica (que siempre antecede a la internacional) y luego fueron llegando las inversiones internacionales; el resultado es el magnífico crecimiento que experimenta el país. Cierto que hay señales de recalentamiento y aumento de la inflación que golpea más a los de a pie, y peligrosas faltas de disciplina fiscal... pero estos peligros son temas para otro análisis. Lo cierto es que la idea fue buena y ha ido rindiendo sus resultados macroeconómicos positivos. Pero (y dale con el bendito “pero”), esa buena idea pública iba combinada con otra complementaria y secreta, que era “vamos al gobierno a servirnos, y por vía de sobreprecios y otros subterfugios, vamos a forrarnos en billete”. Tan es así que antes de tomar posesión uno del combo compró, en la Florida, ¡$90 millones! en equipo para alquilar a los contratistas de obras del futuro gobierno.

“Entraremos millonarios y saldremos billonarios”. Su héroe Berlusconi de Italia se iba a quedar tachuela al lado de Martinelli... y así, a través de lo mismo que el pueblo aplaudiría (las obras) iban camino a crear al hombre más rico en la historia del país, rodeado por una pequeña caterva agradecida de multi-multi-millonarios.

Todo bien, tan bien que ya la robadera se puso burda: autorregalo de terreno en Paitilla, autorregalo de terrenos en Juan Hombrón, escándalo de las areneras del país, de las asfaltadoras y de un largo etcétera.

El pueblo, que de tonto no tiene un pelo, se fue enterando. Ocurren las crisis de Bocas y los gnäbes y otra gente fue saliendo a recobrar su poder, que le había sido robado por los delincuentes y el Capo. La cosa se puso de tal color que la comprada aplanadora de la Asamblea fue paralizada y el pueblo en la calle produjo dos “reculazos” que cambiaron el país.

El poder volvió a su dueño: al pueblo.

Ahora, el Capo y su combo seguro que estarán pensando “no nos podemos ir, porque el pueblo se dio cuenta y perdimos toda credibilidad; así, fuera del gobierno no podríamos vivir en el país”. Deben haberse hecho la pregunta “billones... ¿para qué?... ¿para estar huyendo por el globo terráqueo? No. Tenemos que quedarnos a como dé lugar”.

Entonces probaron con planes conspirativos: Sala V, para legitimar una reelección prohibida (se cayó), descabezar al Tribunal Electoral, para trampear las elecciones (se cayó) y otras que están en planeación y ejecución.

Conclusión: una idea pública buena, junto a la secreta se convirtió en venenosa para el Capo y su combo, y la desesperación que produce es mala consejera. Por eso las voces de moderación no entienden cuál es el problema en cambiar de estilos, abandonar la confrontación y terminar en paz los dos años que quedan, y que las obras, de por sí, hablen por su gestión.

La respuesta, simplemente, es que el Capo y su combo sienten que ya no se podrán ir tranquilos para sus casas, porque saben que el pueblo ya está enardecido (y eso que solo conoce un pequeño porcentaje del tamaño golpe que le han dado al país).

Pero la ciudadanía ya conoce la jugada y ha dicho claramente “vas a terminar tu período, pero ¡ni un día más!”... y en la calle, cada vez que sea necesario, le recordará que ¡ya recobró su poder!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código