ELECCIONES

Algo para meditar: Jorge Luis Quirós Chial

Hemos visto las caballadas de estos señores que ustedes eligen para legislar, pero ¿quiénes en verdad hacen el trabajo para el cual fueron electos? ¿quiénes hacen leyes que beneficien a su electorado?

Creo que este negocio es de todos los panameños, yo me tomo mi tiempo para investigar, no doy mi voto sin antes ver su trayectoria y preparación académica, es mi empresa y la de ustedes.

Por qué tengo que darle mi voto a uno que solo va a la asamblea a levantar la mano por 10 mil “kanguros” (dólares) y además ni siquiera saben leer o entender lo que aprueban. No deseo actores ni payasos. Vienen las elecciones de mayo y por allí anda uno regalando pavos y jamones, otro que los vende... que “descaradooo”. Es mi deber como ciudadano, cuidar y proteger mis bienes y tus bienes; aprende a votar, a investigar a tomar conciencia de tus actos. Fui precandidato a presidente y a diputado en mi partido, quería dar opciones, pero descubrí algo y no fue el agua... que el “pana” se vende al mejor postor, costumbre de los milicos y gobiernos corruptos que no se ha podido erradicar.

¿Y qué me dicen de los medios de comunicación?, solo te entrevistan si muestras los “kanguros”, si no pregunten a Casimiro y a “miss Piggy”. Algo sí les digo, somos muchos los panameños que no nos vendemos y dejamos comprar su dignidad, no transan su conciencia o el amor al prójimo, porque se nace para servir, no para servirse del pueblo. Los panameños sabemos que las elecciones son una fiesta, donde todos debemos participar, es un derecho y un deber, vota en blanco, vota por el que sea, pero sal a votar y no botes tu voto. Yo soy Cambio Democrático y no traiciono mis ideales ni a mi gente, no brinco de partido en partido aunque me esté ahogando, soy uno de esos a la antigua que cree en la gente y no pierde la esperanza de un mañana mejor para todos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código