FORTALECIMIENTO

El porqué de la participación ciudadana: María de los Ángeles Vásquez

Los pueblos escogen a un grupo de personas para que los representen en los órganos de gobierno, en lo que hoy denominamos el estado moderno, que ha sido una construcción de la humanidad por muchos siglos. Como nuestros representantes, esperamos que siempre se preocupen por atender las necesidades y problemas de los ciudadanos, con un alto sentido de justicia social, solidaridad, transparencia y, sobre todo, de amor a esta patria.

En cada período electoral, la población renueva sus esperanzas en que las cosas mejoren y que quienes administran el gobierno tengan visión de país, sean verdaderos estadistas y pensadores; que actúen sobre la base del conocimiento y la experiencia acumulada en el país y el planeta; que tengan capacidad de bregar con un estado capitalista que privilegia la acumulación y concentración de la riqueza de un grupo selecto de panameños en detrimento de una mayoría empobrecida.

Además de la lucha diaria para sobrevivir, tenemos que cuidarnos de esos representantes que con mucha facilidad dan órdenes, rompiendo de un tajo con nuestras esperanzas de una vida mejor y olvidando que son nuestros subalternos. Los mecanismos que utiliza la población para llamar la atención del gobierno (cierres frecuentes de vías importantes) y los enfrentamientos con la institución de seguridad pública, no son más que la muestra del mal estado en que se encuentra nuestra institucionalidad, que no logra atender de forma efectiva las necesidades de la población y, además, no considera la importancia de la participación ciudadana autónoma para que su opinión se tome en cuenta y se atienda con celeridad, según un orden de prioridad producto de la negociación.

Al parecer, ni las juntas técnicas ni los consejos municipales, provinciales y otros espacios institucionalizados por la Constitución y las leyes del país logran canalizar las demandas populares, a pesar de que este pueblo paga grandes sumas de dinero para garantizar su funcionamiento. Recordemos que la democracia solo es posible con la participación de sus ciudadanos; que se debe garantizar esta recreando y fortaleciendo los espacios de participación existentes, también creando nuevos que aseguren que todos tengan la oportunidad de expresar sus demandas y propuestas de forma individual y colectiva, independientemente de su condición académica y económica, y sin clientelismo político, porque se está produciendo un excesivo individualismo, resentimientos y mayor pobreza espiritual y material.

Es cierto que la participación de muchos conlleva a una mayor distribución del poder; de eso se trata, con ello se educa y se fortalece el tejido social ya que una red de organizaciones comunitarias fuertes contribuye a ello, eleva la autoestima del ciudadano y desarrolla el sentido de pertenencia. Como toda actividad humana, no es perfecta, no se logra que todos participen. Es un proceso que debe ser estimulado, promovido y fortalecido desde el Gobierno, porque interesa fortalecer y consolidar nuestro ejercicio democrático y dejar un mejor país a las futuras generaciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código