REFLEXIÓN

Es pos de la nacionalidad: Ricardo D. Salcedo Suárez

Por idiosincrasia y condiciones ambientales, las personas integran agrupaciones, tribus, países y entidades político-administrativas para autogobernarse. Tal proceder va configurando una nacionalidad, que a veces puede recorrer caminos de confrontación con vecinos y extraños lejanos –con otras visiones– antes de alcanzar identidad propia.

Cada año, al celebrar las efemérides en Panamá se da gracias a Dios, a través de un Te Deum, por la concreción de la nacionalidad; se le rinden honores a los forjadores de la patria; y se realizan desfiles con delegaciones escolares, de policías, bomberos, clubes cívicos, obreros, etc., en la ciudad capital y en las provincias para realzar el último y definitivo acto de independencia del país, es decir, la separación de Panamá de Colombia, en 1903 (antigua Nueva Granada), a la que se había unido de forma voluntaria en 1821 atraída por el libertador Simón Bolívar. También se recuerda el primer acto que fue la independencia de España en 1821, y algunos hitos o “gritos” que condujeron a los hechos independentistas.

No obstante, se dejan de lado otras conmemoraciones, como la proclamación de independencia de la Nueva Granada –ya desmembrada la gran Colombia sin Venezuela y Ecuador– porque fueron de meses, no definitivas, en 1830, 1831 y 1840; tampoco se celebra la conversión de Panamá en Estado Federal de Nueva Granada, desde 1855 hasta 1886, cuando disponía de mayor autonomía que en el período precedente, pero sin soberanía como país independiente. Sin embargo, fueron esfuerzos emprendidos para alcanzar la nacionalidad.

En los festejos también se recuerda la poesía Patria, del gran bardo Ricardo Miró, quien en ocho excelsas estrofas define un orgulloso sentimiento de pertenecer al terruño panameño. Por eso y por el valor de los símbolos patrios (el himno, el escudo y la bandera) se los saluda en los desfiles de cada región. Tanto el Presidente del país, como los dignatarios de cada región, les presentan sus respetos junto a los desfilantes.

Pero no solo con marchas marciales, sociales o folclóricas se exalta la nacionalidad. Esta se enriquece mediante los actos cívicos y culturales, y a través de la erección de monumentos a los próceres de la nación, a estadistas, escritores, músicos, artistas, atletas y demás forjadores culturales que hayan contribuido con sus sobresalientes ejecutorias a destacar la nacionalidad.

Inversamente, decepciona que algunos funcionarios hayan vendido, en gran negociado y como propias, las visas y la nacionalidad. También que se desvalorice la independencia de Panamá de España, al transformar su celebración en día puente, y que dé lo mismo celebrarla en fecha real que en otra cualquiera. Para colmo, tal fecha es la misma del natalicio –en años posteriores– del eximio propulsor de la nacionalidad, el presidente Belisario Porras. No existe razón valedera para minimizar la fecha, ni conmoción nacional para cambiar la celebración. Como una excepción, el año pasado algunas localidades la celebraron el mismo día, pero en general se aplicó el día puente y no hubo conmemoración, como si quienes se arriesgaron para fundar el país no merecieran que las actuales generaciones reconocieran su valor, ni entendieran por qué es un día de asueto, o por qué pertenecen a esta nación.

Solo exaltando los valores y el nacimiento de la república se refuerza la personalidad nacional, especialmente en su desempeño como anfitrión y facilitador de encuentros y acuerdos entre naciones hermanas, en citas como la Cumbre de las Américas del próximo abril. En ella, además de abogar por “Prosperidad con Equidad”, se podría plantear disipar las represiones políticas, recuperar la plena democracia, el saneamiento e independencia del poder Judicial y el respeto a las libertades y los derechos humanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código