DOS INVESTIGACIONES, UN ESCÁNDALO

Detrás del telón de Financial Pacific

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203yhxexw.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203yhxexw.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203yhxexw.jpg

Las condiciones para desarrollar el sector minero en el país se crearon desde 2009, cuando el presidente de la República, Ricardo Martinelli, asumió el poder.

Con solo cinco meses de gobierno se dio la señal de partida a Petaquilla Gold para comercializar sus productos.

La decisión se tomó tras haber negociado los “mejores beneficios” para el Estado panameño, dijo Roberto Henríquez, en ese momento titular de Comercio e Industrias y hoy ministro de la Presidencia.

Dos años más tarde y en medio de un mayúsculo escándalo financiero en Financial Pacific salen a relucir historias relacionadas al negocio minero y el poder ejecutivo.

Mayte Pellegrini es la principal sospechosa de una transferencia ilícita de dinero en una denuncia presentada por los directivos de Financial Pacific. Ella reveló ante el Ministerio Público un supuesto vínculo entre altos funcionarios del gobierno, y las inversiones de la casa de valores y las acciones de Petaquilla Minerals (holding de Petaquilla Gold).

Pellegrini mantiene detención preventiva por órdenes de la Fiscalía Decimotercera de Circuito. En una indagatoria el 22 de noviembre pasado dijo que los directivos de Financial Pacific Iván Clare y West Valdés habían dicho públicamente que una cuenta secreta llamada High Spirit se abrió para “manipular el mercado de valores con las acciones de Petaquilla”. Y que era del presidente, Ricardo Martinelli”.

Semejante señalamiento puso en tensión nuevamente al mercado de valores.

Los ejecutivos de esta industria, fieles creyentes de mantenerse en el anonimato para darles confianza a sus clientes, están esquivos y temerosos frente a las consecuencias del caso Financial Pacific.

Advierten de que lo que empezó como un fraude aislado podría representar un inminente peligro para la estabilidad del mercado por los supuestos hechos que cada día se conocen.

El desempeño de las acciones de Petaquilla Minerals está ligado a la oferta y demanda de los productos de la compañía, a las políticas de inversión en los países donde opera, a su gestión administrativa y al ambiente económico y político, como las de cualquier otra empresa a las condiciones del mercado.

Si alguien maneja información privilegiada y la utiliza a su favor para hacer inversiones, puede esperar con mucha seguridad que su dinero se multiplique frente al resto que hace sus movidas con los ojos vendados.

Y cuando se presenten inminentes riesgos que harían resbalar el precio de estas acciones, entonces se pueden deshacer de dichos instrumentos y salir airosos; mientras que el resto de los inversionistas vería perder su dinero.

En el caso hipotético de que algún funcionario haya negociado acciones de Petaquilla a sabiendas de que las decisiones tomadas por el Estado impactarían el precio de las acciones, podría haber sacado mucha ventaja. Veamos por qué.

Poco antes de que Petaquilla Gold empezara a sacar oro de su mina en 2010, casi al mismo tiempo, aumentó la compra y venta de las acciones de Petaquilla Minerals.

Este inusual movimiento se observa desde el 26 de octubre de 2009. Para esa fecha la acción de Petaquilla Minerals logró un volumen total negociado de 2 millones 805 mil y se cotizó en $0.22.

El 13 de noviembre de 2009 se dio otro gran movimiento con esas acciones. Se reflejó en la bolsa de valores de Toronto, Canadá, un volumen total de 5 millones 723 mil acciones de Petaquilla Minerals, cada una en $0.25.

Para el cierre de diciembre de 2009 la acción se encontraba en $0.80, cuando el Gobierno ya había negociado una nueva relación con Petaquilla Gold, para autorizar la comercialización de sus productos.

El 4 de enero de 2010 esta acción trepó a $0.88, justo el mismo mes en que Petaquilla Gold ya tenía el aval del Estado para exportar oro.

Si una persona hubiera adquirido con información privilegiada un paquete de 100 mil acciones a finales de octubre de 2009, cada una por $0.22, habría logrado a principios de 2010 que su inversión se triplicara.

Para cuando la administración Martinelli sancionó la hoy fallida ley minera, el 11 de febrero de 2011, este valor se cotizaba en $1.14 o 1.22 dólar canadiense. El que invirtió a finales de 2009 seguía ganando.

En ese momento se intensificaron las protestas de ecologistas, sindicalistas y de sectores opositores, en especial de los indígenas ngäbe buglé, en cuyos territorios se encuentran los principales yacimientos de cobre y oro.

Pese a los enfrentamientos, que terminaron con cierre de calles, heridos y detenidos, el Gobierno mantenía su posición de poner en marcha el recién aprobado código minero.

Con este panorama a favor de la actividad minera, el 15 de febrero y tan solo cinco días después de que sancionaran la ley, las acciones pasaron a $1.20 o 1.27 dólar canadiense, su máximo histórico.

Quienes compraron en $0.22 ya habían logrado valorizar sus inversiones en casi 600%.

El Presidente mantuvo la postura de no echar para atrás su decisión sin importar las fuertes críticas y presiones a lo interno del país.

En paralelo, la acción de Petaquilla Minerals seguía por encima del dólar.

Un dato interesante es que el 23 de febrero de 2011, cuando todavía continuaban en pie las reformas del código minero, se negoció un volumen de 2 millones 216 mil acciones a razón de $1.13 cada una.

El 3 de marzo de 2011, el presidente Martinelli se comprometió a derogar la ley que reformó el código minero. Y entonces el 7 de marzo de 2011 la acción que había llegado a $1.20 se desplomó a $0.95.

Roberto Brenes, gerente de la Bolsa de Valores de Panamá, cree que con las aseveraciones de Pellegrini se debería iniciar una investigación a cargo de los reguladores del mercado en Canadá, donde se cotizan las acciones de Petaquilla Minerals.

Desde Ontario se puede determinar si los movimientos en la compra y venta de acciones se dieron desde Panamá y de quiénes son finalmente las cuentas que generalmente se mueven a nombre de terceros.

“Es muy feo todo lo que se dice que puede estar pasando”, señaló Brenes.

Iván Clare, vicepresidente de Financial Pacific, niega las incriminaciones de Pellegrini.

El lunes 17 de diciembre, a las 11:30 de la mañana, Clare se presentó a este diario para dar su versión sobre el fraude en la casa de valores.

En la reunión se le hicieron preguntas sobre lo que Pellegrini revelaba en su proceso indagatorio, documento al que había tenido acceso este diario.

Visiblemente afectado por las inquietudes, Clare dijo que respondería las interrogantes vía correo electrónico.

De acuerdo con la indagatoria rendida por Mayte Pellegrini, en la casa de valores Financial Pacific ustedes tenían como clientes a altos funcionarios del gobierno. ¿Esto es así? ¿Entre estos clientes se encuentra el presidente, Ricardo Martinelli?

¿Cómo y desde cuándo llega a ser su cliente el Presidente de la República?

¿La casa de valores hacía compraventa con las acciones de Petaquilla?

¿Las inversiones de estos funcionarios, incluyendo al Presidente, también incluían la compraventa de acciones de Petaquilla?

¿De quién y para qué se utilizaba la cuenta llamada High Spirit?

Clare fue parco. Contestó que “el artículo 65 [de confidencialidad bursátil] de la Ley 67 de 2011 de valores, prohíbe expresamente contestar las preguntas realizadas y desvelar nombres de clientes, sin una orden expresa del regulador o de un tribunal competente, por lo que dichas preguntas deben ser remitidas al regulador”.

“En todo caso, podemos afirmar expresa e inequívocamente que la cuenta a que se hace referencia no es del señor Ricardo Martinelli Berrocal ni de ninguno de sus familiares”.

Ricardo Martinelli y la minería en Panamá

En campaña presidencial, Ricardo Martinelli dejó plasmado el 11 de febrero de 2009 cómo sería su gestión de gobierno en materia ambiental si ganaba las elecciones. En la página 32 de su plan de gobierno aseguró que entre las principales causas de la deforestación se encontraba la minería metálica a cielo abierto.

En sus habituales apariciones mediáticas, Martinelli también prometió una auditoría a todas las concesiones, incluida la de Petaquilla Gold. Ante periodistas de este diario, cuando aún era candidato, se pronunció contrario a las prácticas ambientales de Petaquilla. Incluso aseguró que solicitaría sanciones contra propietarios de la empresa. Sin embargo, como recordó la ambientalista Alida Spadafora, esas diligencias no se habían practicado al 11 de diciembre de 2009.

Para el 25 de marzo de 2010 el Presidente manifestó que estaba dispuesto a modificar el Código de Recursos Mineros para facilitar la inversión extranjera. Señaló que el país no podía perder una gran oportunidad y quedar atrás en la explotación minera por falta de legislación.

Durante una visita oficial a Perú el 27 de agosto de 2010, el Presidente dijo que el lobby ambiental en el mundo soslaya los beneficios de la minería responsable en el desarrollo de un país.

En 4 de octubre de 2012, Martinelli anunció la creación de un Ministerio de Energía y Minas, por a la importancia que tendrán estas actividades económicas en el país. En 2015 Panamá será “un país minero”, aseguró.

Yolanda Sandoval

Un caso extrafronteras

El uso de información privilegiada en la compra y venta de valores es castigada en el país.

El tema está detallado ampliamente en el artículo 247 de la ley de valores, aprobada en 2012, en el que se indica que toda persona que suministre información, así como la que la utilice, será responsable conjunta y solidariamente por los daños que sufran las personas que sean injustamente afectadas.

Sin embargo, las revelaciones en el caso Financial Pacific tienen un matiz complejo desde el punto de vista legal.

Carlos Barsallo, excomisionado de Valores, explicó que las leyes panameñas solo son aplicables cuando el uso indebido de información privilegiada o insider trading se ha hecho con valores registrados ante el ente regulador panameño.

Las acciones de Petaquilla Minerals no se encuentran registradas en Panamá, lo que significa que en materia administrativa no habría actividad prohibida ni caso a investigar.

En la esfera penal, que es la que investiga y persigue el Ministerio Público, el delito de manipulación de información (Art. 251 del Código Penal) indica que se requiere al igual que en materia administrativa que el valor se encuentre registrado en el regulador.

Es aplicable la ley penal panameña aunque se hayan cometido en el exterior los delitos señalados en el artículo 19 del Código Penal, el cual no incluye los delitos financieros como el insider trading que se encuentra en el título sobre delitos contra el orden económico.

El tema, en todo caso, podría ser de interés y competencia primordial de las autoridades administrativas y penales del mercado donde se da la violación, concretamente la provincia de Ontario en Canadá. Allí funciona el TSX o Toronto Stock Exchange y se negocian los valores de Petaquilla Minerals.

Dichas autoridades deben, al ver las noticias en Panamá, determinar si inician su investigación y pedir asistencia a Panamá, indicó Barsallo.

La asistencia debe pedirse por intermedio de autoridades del Ejecutivo, quienes comisionan al Ministerio Público, hoy a cargo de Ana Belfon, exsecretaria ejecutiva de asuntos legales en la Presidencia.

Yolanda Sandoval

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458