Ferias de comida

Temas:

La idea de las ferias de víveres, como Compita o jumbo ferias, fue la de ofrecer comida barata para la población. Sin embargo, sus propósitos se desvirtuaron en más de una ocasión. La idea de las ferias de víveres, como Compita o jumbo ferias, fue la de ofrecer comida barata para la población. Sin embargo, sus propósitos se desvirtuaron en más de una ocasión.
La idea de las ferias de víveres, como Compita o jumbo ferias, fue la de ofrecer comida barata para la población. Sin embargo, sus propósitos se desvirtuaron en más de una ocasión.

Fue a finales de 2007, durante la administración de Martín Torrijos, que el gobierno comenzó a comercializar arroz bajo la marca Compita, un programa con el cual se buscaba bajar el precio de la canasta básica para el consumidor a través de la venta de productos como los granos.

Pronto, Compita se convertiría no solo en la marca de una serie de productos alimenticios, sino en un mecanismo para comercializarlos: las ferias Compita.

Para junio de 2008, los puntos de venta de productos Compita sumaban casi 100, mientras que 130 toldos adicionales se instalarían en el interior del país.

Pese a vender productos, tanto nacionales como importados, Compita tenía el propósito de “acercar al productor al consumidor y eliminar la figura del intermediario”, según señalaba Gonzalo Cambefort, director del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA).

Estas afirmaciones y la propia existencia y funcionamiento de Compita generaron malestar entre los comerciantes, quienes veían en este mecanismo una forma de competencia “desleal”, de parte del Gobierno.

No tardó mucho tiempo en asociarse al programa Compita a la política. En el centro de campaña del entonces alcalde de la ciudad de Panamá Juan Carlos Navarro, quien aspiraba a una nominación presidencial, se podían adquirir estos productos.

Cambefort dijo entonces que no había impedimento para que los políticos adquirieran productos y los distribuyeran.

Para 2009 había algunas quejas sobre la calidad de los productos, en especial el arroz, que para entonces era en su mayoría de producción nacional.

Durante la campaña electoral, el candidato Ricardo Martinelli había atacado duramente al programa Compita. “Los políticos de siempre se han aprovechado de este sistema, el cual debe ser para ayudar a las familias más necesitadas”, decía.

Tras el triunfo de Martinelli en las elecciones de ese año, se encontró una bodega llena de productos Compita deteriorados en las instalaciones del IMA en Coclé.

En mayo de 2010 ya no se estaba usando más ni la marca ni el mecanismo de Compita para las ferias de alimentos promovidas por el Gobierno.

En agosto, sin embargo, se anunció un nuevo programa: las jumbo ferias.

Pronto, a estas también les cayeron críticas. La primera: que los colores con los que se identificaron, así como los de un personaje que las promovía (Jumbo Man), eran los mismos del partido de gobierno, Cambio Democrático.

En abril de 2011, ya se habían llevado a cabo unas 60 jumbo ferias con la participación de entre cinco y ocho productores, cuando la meta era que participaran unos 400.

Sin embargo, los precios, lejos de bajar, habían aumentado.

A pesar del cambio de marca y colores, las viejas toldas del programa Compita siguieron usándose por un tiempo en las jumbo ferias.

Otra de las quejas se debía a las largas colas para adquirir productos que en ocasiones estaban al mismo precio que en los supermercados.

Entre 2011 y septiembre de 2012 el gobierno había aprobado al IMA créditos extraordinarios por $15 millones para el programa jumbo.

Para 2013 el programa no era solo itinerante, sino que se habían instalado cerca de 300 jumbo tiendas fijas en todo el país. Pero, muchos políticos fueron autorizados a manejar jumbo tiendas y ferias.

Tras el triunfo electoral de Juan Carlos Varela en 2014, se descubrió que miles de productos de jumbo ferias y jumbo tiendas, algunos todavía en buen estado, se habían arrojado al vertedero de basura de Chepo. A raíz de esto se inició una investigación judicial.

En septiembre de 2014, el nuevo director del IMA, Edwin Cárdenas, dijo que los concejales, alcaldes y diputados que habían manejado las jumbo tiendas debían a la institución $950 mil

El pasado 19 de marzo de 2015, el IMA presentó en la Asamblea Nacional un nuevo programa de alimentos: ahora se llamará Mi campiña.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código