Mañana: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

SOCIEDAD. fiesta religiosa y comercial.

Incansable espíritu navideño

Ahorros navideños, décimo, bonificaciones, bisemanas extra: el efectivo aumenta y los centros comerciales se repletan. ¿Una fiesta del consumo?

Para Navidad se da cuenta uno de varias cosas. De que la casa necesita una mano urgente de pintura, por ejemplo, o de que al caniche de la familia le urge un collarito nuevo.

Todavía era noviembre cuando unos niños, en tono de apremio, le dijeron a su mamá que querían un aparatito con nombre galáctico... ¿Un iPod? ¿Una tablet? Lo bonito de todo es que no baja de 800 dólares...

Hace apenas unos años los juguetes eran bastante más normales: sexistas juegos de té, bloques para armar, el héroe de plástico del momento...

Ahora en las tiendas se encuentra todo esto y juguetes con los que, sencillamente, no se puede jugar: muñecas que hablan largo (ya no pueden las niñas inventar sus diálogos), muñecos con aspecto extraterrestre que siguen órdenes (¿podrán correr, saltar, mojarse en un charco?) o dispositivos tecnológicos tan pequeños que sus pantallas solo son visibles para los 20/20.

¿Estaremos creando generaciones de lémures?

La Navidad puede ser canalla, con el perdón del Niño Dios. Canalla porque la tormenta consumista que la caracteriza “obliga”, qué se yo, a comprar un hula-hula, un limpiador electrónico para joyas o un removedor de callos...

Como dice el sociólogo Bolívar Franco, la concepción cristiana de la Navidad como tiempo de reflexión, de solidaridad y de amor al prójimo se ha perdido para quedar solamente la que ha impuesto el comercio.

“Los comercios promueven el regalo y la gente se desboca”, sostiene.

Es por eso que la población se preocupa porque el guandú está a tres, a cinco, a ocho dólares la libra; porque el pavo está que vuela o porque los arbolitos mutilados importados están demasiados costosos.

Con lo lluvioso que es Panamá, ¿no habrá un papo, un ficus o un palito de marañón para adornar?

Sale un anuncio a página entera el 7 de diciembre. Una tienda recién abierta en un centro comercial anuncia a su “distinguida clientela” que reabrió...

Resulta que unos días antes, en pleno frenesí de compras, un pedazo de pared, de techo –o de ambas cosas– le cayó encima a algún cliente... Y seguro que el 8 de diciembre la tienda estaba a reventar...

Otra tienda anuncia que sus regalos dicen más: una blusa, 30 dólares; unos aretes, 32 dólares; unos zapatos, 279 dólares...

La Navidad, además, es una oportunidad para hacer notoria la ignorancia. Se toma un catálogo cualquiera y se leen cosas como esta: Athlon E350 doble núcleo. Intel Core i3. Video 720p HD. Largo etcétera.

Un niño quiere que sus papis le metan 10 dólares en un juego de video en línea para así poder “ascender”, y en vez de matar con una automática poder hacerlo con una AK-47.

Hasta las tiendas de mascotas corren con suerte: para las fiestas se venden más beagles, bulldogs, labradores y poodles... Para que los dueños después se den cuenta de que los cachorritos ensucian...

Por suerte siempre hay quienes guardan la compostura. Yo, por ejemplo, no me compré la Nikkon D5100 de mi sueños, de 1,099 dólares. Me conformé apenas con la de 600.

El movimiento en otros lados

La temporada navideña en Estados Unidos está que arde. Según información de la agencia noticiosa AP, solo las ventas por internet aumentaron 15% en comparación con 2010, para completar 30 mil 900 millones de dólares.

 El dato, de la firma de investigación comScore, precisa que el período medido fue del 1 de noviembre hasta el 16 de diciembre. En ese mismo período del año pasado los consumidores en Estados Unidos gastaron 26 mil 900 millones de dólares en compras virtuales. Mientras esto ocurre en el norte, en Paraguay reportan un hecho notable: el aumento de la venta de obras de arte y libros.

“Hay un movimiento muy interesante”, dice el artista plástico Osvaldo Salerno, director de la galería de arte Fábrica. En cuanto a los libros, se están prefiriendo aquellos relacionados con el bicentenario de ese país y los infantiles con temas navideños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código