INVESTIGACIÓN POR CORRUPCIÓN EN PETROBRAS

Marcelo Odebrecht comienza a declarar

En total, 77 ejecutivos empezarán a responder a los interrogatorios, que tendrán lugar de forma simultánea, en al menos cinco ciudades brasileñas.

Piden más cargos contra Lula

Temas:

Fotografía del 20 de junio de 2015, cuando Marcelo Odebrecht fue llevado al Instituto de Medicina Legal, en Curitiba, para una revisión de rigor. Archivo Fotografía del 20 de junio de 2015, cuando Marcelo Odebrecht fue llevado al Instituto de Medicina Legal, en Curitiba, para una revisión de rigor. Archivo
Fotografía del 20 de junio de 2015, cuando Marcelo Odebrecht fue llevado al Instituto de Medicina Legal, en Curitiba, para una revisión de rigor. Archivo

Marcelo Odebrecht, heredero de uno los mayores imperios empresariales de América Latina que ejerció de gerifalte en la red corrupta que conseguía contratos millonarios de forma fraudulenta en Brasil y en el extranjero, comenzó a prestar declaración ante los fiscales esta semana.

Según informó el diario brasileño O Globo, la primera de las deposiciones judiciales previstas –cuyas posibles revelaciones han sido calificadas por la prensa carioca como la confesión del fin del mundo– tuvo lugar ayer en la prisión policial de Curitiba, donde está encarcelado desde junio de 2015. Duró unas tres horas y estuvieron presentes cinco fiscales.

El expresidente de la poderosa compañía brasileña fue condenado por la justicia de Brasil a 19 años de cárcel por corrupción y lavado de dinero y lleva en la cárcel desde hace año y medio.

El acuerdo legal pactado por sus abogados y el Ministerio Público de Brasil –que combina la confesión a cambio de ventajas judiciales– resuelve que Odebrecht permanezca en prisión un año más, hasta diciembre de 2017. El resto de la pena la cumplirá en régimen de arresto domiciliario.

Marcelo Odebrecht es uno de los 77 ejecutivos, entre los que también está incluido su padre Emillio, que firmaron el acuerdo de delación premiada con el Ministerio Público Federal de Brasil y que deberán respondes a las avezadas preguntas de los investigadores.

Los interrogatorios tendrán lugar de manera simultánea en Brasilia, Curitiba, São Paulo, Río de Janeiro, Salvador y otras ciudades brasileñas donde residen los acusados y participarán más de 100 fiscales. La empresa correrá con los gastos de la mayor parte de los desplazamientos para la toma de declaraciones.

Los acusados deberán dar detalles de las denuncias de delito que revelaron antes de firmar los acuerdos de delación premiada. En varios casos, tendrán que presentar copias de e-mails, extractos bancarios, mensajes de texto y otros documentos que comprueben su declaración.

La Procuraduría General de Brasil fijó la semana pasada un calendario preciso con la cronología de todos los interrogatorios previstos. Según estiman los medios brasileños, la toma de declaraciones podría extenderse hasta mitad de enero del año próximo, aunque los investigadores están tratando de acelerar los tiempos.

El pacto entre los ejecutivos de Odebrecht y el Ministerio Público de Brasil, que incluye el pago de una indemnización por parte de la empresa de más de 2 mil millones de dólares que serán desembolsados en los próximos 20 años, se considera el mayor acuerdo de delación premiada firmado hasta la fecha en el mundo.

Una vez cumplimentadas las declaraciones juradas, los fiscales trasladarán la copia de los verbales judiciales hasta el Tribunal Supremo de Brasil, donde deberán ser homologados. Antes de ello, varios jueces auxiliares dependientes del ministro de la Corte Suprema de Brasil, Teori Zavascki, deberán conversar de manera individual con cada uno de los ejecutivos delatores para saber, entre otras cosas, si hablaron de forma espontánea. El ministro Zavascki analizará después si el acuerdo está dentro de la legalidad y respeta cuestiones como el derecho a la defensa.

Solo una vez haya sido validado el acuerdo, trámite que podría extenderse hasta finales del primer semestre de 2017, las deposiciones podrán ser usadas como prueba por los investigadores de Lava Jato.

Piden más cargos contra Lula

La Policía Federal de Brasil pidió a fiscales que acusen al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por más delitos en el mayor caso de corrupción visto en el país, informó el pasado lunes el sitio de noticias en internet G1 de Globo.

Lula, quien fue mandatario de 2003 a 2010 y podría postularse a la reelección en 2018, ya está acusado en tres investigaciones ligadas a la supuesta corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Según la Policía Federal, Lula también debería ser acusado por corrupción respecto a la compra de terrenos para su fundación y el alquiler de un apartamento en el edificio donde vive.

La Policía Federal sostiene que estos gastos fueron pagados por la firma brasileña de ingeniería Odebrecht, S.A., dijo G1.

Portavoces del expresidente dijeron a G1 que Lula ha pagado el alquiler del apartamento durante años y que su fundación no es propietaria del terreno sobre el que se construyeron sus oficinas centrales.

Odebrecht expresó que está colaborando con la Justicia y declinó hacer más comentarios. Ni la Policía Federal ni los portavoces de Lula estuvieron disponibles de inmediato para comentar sobre el reporte.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código