ÁREAS PROTEGIDAS

Titulan tierras de Matusagaratí

Datos de Antai indican que hay 104 predios dentro del refugio de vida silvestre, de los cuales 61 fueron titulados y 43 tomados sin titular.

Crean área protegida en Darién

Temas:

El humedal laguna Matusaragatí, en la provincia de Darién, está situado sobre una extensa planicie inundable, con leves ondulaciones en el relieve. El humedal laguna Matusaragatí, en la provincia de Darién, está situado sobre una extensa planicie inundable, con leves ondulaciones en el relieve.
El humedal laguna Matusaragatí, en la provincia de Darién, está situado sobre una extensa planicie inundable, con leves ondulaciones en el relieve. Roberto Cisneros

El Ministerio de Ambiente presentó una denuncia penal en el Ministerio Público el pasado 30 de diciembre contra quien o quienes resulten responsables por la presunta comisión de delitos contra el ambiente y el ordenamiento territorial.

Según esa entidad, durante el proceso de declaración de refugio de vida silvestre del humedal laguna de Matusagaratí, en la provincia de Darién, han observado que dentro de esa zona “se realizaron adjudicaciones de terrenos baldíos nacionales”.

Precisamente, para tener claridad sobre el aspecto de tenencia de tierras donde se localiza la zona protegida, esa institución solicitó información a la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati).

La información que surgió de esa consulta es que hay 104 predios dentro del refugio de vida silvestre en el área de Darién, de los cuales 61 fueron titulados y fueron 43 tomados sin titular.

Para organizaciones de la sociedad civil y ambientalistas, estos terrenos deben ser recuperados si se toma en cuenta que son fincas estatales y con grandes recursos naturales para el país.

Incluso, la denuncia señala que no hay certeza de que los adjudicatarios hubiesen ejercido posesión material previa de esas áreas y se dedicaran a actividades de subsistencia, ya que dichas zonas inundables se encuentran en su estado natural.

“Dadas las características físicas del área, concluimos que las zonas inundables de Matusagaratí no pueden ser objeto de apropiación privada”, manifiesta el documento presentado por el Ministerio de Ambiente.

Esta denuncia se da mientras se llevaba a cabo el proceso para declarar refugio de vida silvestre al humedal Matusagaratí, el cual comprenderá 26 mil hectáreas. No obstante, los 104 predios que están en manos de particulares superan las 6 mil hectáreas.

De acuerdo con el artículo 258 de la Constitución Nacional, pertenecen al Estado y, por consiguiente, no pueden ser objeto de apropiación privada, “el mar territorial y las aguas lacustres y fluviales; las playas y riberas de las mismas y de los ríos navegables y los puertos y esteros”.

De hecho, el Ministerio de Ambiente detalla que las zonas inundables de Matusagaratí son aguas lacustres y fluviales, razón por la cual se está ante la posible comisión de un hecho punible.

Para el secretario general de esa entidad, Félix Wing, en la denuncia no señalaron a alguien en particular porque en este proceso de titulación debieron participar funcionarios, particulares e incluso autoridades locales de la administración pasada. “Este es un tema que deberá investigar el Ministerio Público”, puntualizó.

Wing subrayó que como Estado se debe hacer el esfuerzo de tramitar la recuperación de estas tierras, como ocurrió recientemente en Donoso, Colón, donde también se titularon miles de hectáreas de un área protegida a favor de particulares.

Las autoridades de Ambiente plantean que pese a que no se ha declarado formalmente como un sitio protegido, las áreas inundables de Matusagaratí también gozan de protección jurídica, como “bienes de dominio público”. En ese sentido, el Código Fiscal establece en su artículo 116, numeral 3, que son “inadjudicables... los terrenos inundados por las altas mareas, sean manglares o no”.

Otro aspecto que se indica en la denuncia es que varios de los funcionarios que intervinieron en este proceso de titulación de tierras del humedal “no estaban facultados para desafectar bienes de dominio público o reconocer derechos de propiedad o posesorios”.

Además, resalta que es “preocupante” que pudiera haber instituciones financieras sosteniendo actividades agropecuarias sobre las referidas zonas inundables, con base en los títulos de propiedad antes mencionados.

PIDEN RECUPERAR FINCAS

Para organizaciones de la sociedad civil y ambientalistas, estos terrenos deben ser recuperados si se toma en cuenta que son fincas estatales y con grandes recursos naturales para el país.

El humedal es el más grande de Panamá y uno de los más importantes de Centroamérica. Expandir Imagen
El humedal es el más grande de Panamá y uno de los más importantes de Centroamérica. LA PRENSA/Roberto Cisneros

Carlos Lee, miembro de la Alianza Ciudadana Pro Justicia, indicó que la denuncia del Ministerio de Ambiente tiene “mucho fundamento”, porque es un patrimonio estatal del que se habla.

“Si hubo irregularidades, se debe comenzar un proceso para revertir los títulos de propiedad”, manifestó.

Conforme a Lee, además de este proceso penal, las autoridades de Ambiente deben hacer una solicitud formal a la Autoridad de Tierras para que anule la resolución que dio visto bueno a la titulación de esos predios.

Por su parte, Susana Serracín, dirigente de la Alianza por la Conservación y el Desarrollo, sostuvo que sobre las áreas protegidas hay una gran presión de parte de empresarios, quienes desean adueñarse de las mismas.

Serracín participó del proceso de consulta para declarar el humedal como un área protegida, y explicó que tras esta denuncia debe abrirse una investigación exhaustiva contra los involucrados en estas anomalías.

Mientras, Rita Spadafora, directora de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza, resaltó el valor natural de la provincia de Darién por su diversidad biológica y lamentó lo que está ocurriendo en esta área, considerada la de mayor recursos naturales de Panamá y la cuarta en América Latina.

“Se deben aclarar estos permisos que se otorgaron en esa área para actividades que no son compatibles con la misma”, puntualizó.

El humedal Matusagaratí es el más grande de Panamá y uno de los cinco más importantes de Centroamérica. Su extensión es casi 10 veces el distrito de San Miguelito y tiene ecosistemas característicos, de los cuales dependen cientos de especies.

Su alta pluviosidad, la condición tropical y su aislamiento (separación de la cuenca amazónica por la cordillera de los Andes) han contribuido a hacer de esta región una de las más diversas del planeta: 9 mil especies de plantas vasculares, 200 de mamíferos, 600 de aves, 100 de reptiles y 120 de anfibios.

Incluso, hay un alto nivel de endemismo, aproximadamente el 25% de las especies de plantas y animales, según científicos. Para muchos panameños el humedal Matusagaratí es desconocido, porque está ubicado en un área de difícil acceso de la región selvática de Darién.

LAS ADVERTENCIAS

La incompatibilidad de algunas actividades en la zona, como siembra de arroz y palma aceitera, fue advertida el año pasado por un estudio del Centro Regional Ramsar, a petición del Ministerio de Ambiente.

Según el documento del Centro Regional Ramsar, los problemas socioambientales en Matusagaratí son “evidentes”, especialmente por la ejecución de actividades de agricultura con metodologías “insostenibles” que están amenazando la integridad de las características ecológicas, tanto del humedal como de áreas aledañas.

Las actividades agrícolas así como la titulación de tierras fueron denunciadas en su momento por Ligia Arreaga, quien fue coordinadora de la Alianza por un Mejor Darién hasta 2016, cuando tuvo que abandonar el país, debido a amenazas.

Por titulación de tierras en zonas inadjudicables, la Alianza presentó denuncias contra más de 15 personas en esa provincia, las cuales fueron ignoradas.

Crean área protegida en Darién

El Ministerio de Ambiente emitió la Resolución DM-0018.-2017 que formaliza la creación del Refugio de Vida Silvestre Sistemas de Humedales de Matusagaratí, en la provincia de Darién. Con la creación de esta área silvestre se busca proteger, manejar y conservar la biodiversidad y los ecosistemas asociados, el recurso hídrico y los elementos biosocioculturales autóctonos del sitio protegido, así como mantener los bienes y servicios ambientales que prestan los sistemas de humedales, particularmente su función como reserva hídrica. Al firmar el documento de la resolución, Mirei Endara, titular del Ministerio de Ambiente, destacó “el papel que jugaron las comunidades locales y científicas, las autoridades locales y las organizaciones ambientalistas y de productores que participaron activamente de todo el proceso de creación del área protegida y colaboraron con la delimitación de la nueva área, buscando un balance entre las actividades productivas, la protección del humedal -que ya se encuentra impactado en varias partes- y el rescate de otras zonas para mantener la conectividad de los sistemas de humedales en el área”. Además, Endara indicó que se procederá a elaborar un plan de manejo para ordenar las actividades compatibles con el humedal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

28 Jun 2017

Primer premio

4 4 9 7

DBAC

Serie: 8 Folio: 4

2o premio

6250

3er premio

9772

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código