Todos los caminos llevan a Financial Pacific

Un entramado de ilícitos y de tráfico de influencias se investiga en una casa de valores que traicionó los principios del sistema financiero. Un caso para no repetir.

Temas:

Financial Pacific es la caja negra que ha ido delatando poco a poco la estructura paralela de la que se valdría Ricardo Martinelli para su propio provecho cuando era presidente del país.

Pero no solo él se habría beneficiado con inversiones, a través del uso de información privilegiada. También habría sido útil para sus amigos y familiares, para mover, de forma rampante, dinero de procedencia injustificada. Paralelamente, contratistas del Estado habrían utilizado dinero de obras gubernamentales –hoy inacabadas– para fondear esta casa de valores.

El entrañable “círculo cero” del entonces mandatario de Panamá habría hecho cuanto quiso a través de la casa de valores.

El origen del dinero que iba y venía de varias cuentas que mantenían en la institución financiera era incuestionable. Se trataba de un grupo de comerciantes que se creía intocable y que encontró resguardo seguro en Financial Pacific.

Justamente, mañana se cumplen cuatro años desde que a Martinelli se le vinculó por primera vez a esta casa de valores. Por más que el entonces mandatario trató de minimizar su relación con Financial Pacific, el tiempo no ha hecho otra cosa que probar que los principales actos de corrupción de su gobierno están directamente entrelazados con la fallida casa de valores.

Supuestos pagos de coimas, malversación de fondos, peculado… y detrás de esto, Financial Pacific. Tal simbiosis ha sido detectada en registros financieros que no pudieron destruirse, como aparentemente ocurrió con los archivos de la casa de valores.

Han sido reveladoras las declaraciones judiciales hechas por varios de los protagonistas, algunos detenidos y acusados, otros bajo investigación. Unos apuntan a Martinelli como el director de la simbiótica orquesta.

De allí que también tomen relevancia las intromisiones que solía hacer el exmandatario cuando la casa de valores quedó al desnudo a raíz de un supuesto fraude de 12 millones de dólares del que acusaron a Mayte Pellegrini –exempleada de confianza de Financial Pacific– que, en desquite, comenzó a dar pistas de lo que se tejía intramuros.

PELLEGRINI ACUSA

A las 9:39 a.m. del 22 de noviembre de 2012, Pellegrini declaró ante la Fiscalía Decimotercera de Circuito que los fundadores de la casa de valores –West Valdés e Iván Clare– habían dicho que una cuenta secreta llamada High Spirit se abrió“para manipular el mercado de valores con las acciones de [la minera] Petaquilla” y que “la cuenta pertenecía al “presidente Ricardo Martinelli”.

El exmandatario no tardó en tener conocimiento del testimonio de Pellegrini. Envió una carta al entonces procurador José Ayú Prado en la que decía que él tenía una cuenta en Financial Pacific desde hacía más de 10 años, pese a que para entonces, la casa de valores ni siquiera cumplía una década de operaciones.

Martinelli instruyó al procurador de que esa información –la de su cuenta en Financial Pacific– no fuera usada con fines políticos y que no incidiera en la investigación respecto al fraude que adelantaba en ese momento el Ministerio Público, entidad cuyos representantes guardaron silencio ante la intromisión directa del Ejecutivo en un proceso judicial en marcha, pues la misiva se hizo pública el 2 de enero de 2013.

En esa carta, Martinelli nunca mencionó específicamente que tuviese vínculos con la cuenta High Spirit. De hecho, públicamente los negó. Demeritó lo que había dicho Pellegrini y culpó a los medios de comunicación de publicar una “novela periodística”. Sin embargo, esta sería la primera de muchas de sus intromisiones.

Tres años más tarde, el telón comenzó a levantarse. Ignacio Nacho Fábrega De Obarrio, exdirector de Supervisión de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), condenado y declarado culpable de revelar información confidencial sobre la casa de valores Financial Pacific, aseguró que sus actuaciones eran instruidas por el entonces presidente Martinelli y el exadministrador de la Autoridad de Turismo, Salomón Salo Shamah.

La fuga de información que propició Fábrega habría dado paso al ocultamiento de información, pero algunas de las transacciones, a través de la famosa cuenta de High Spirit resplandecerían como el oro, a pesar de los ingentes esfuerzos para que ello no ocurriera.

USO DE INFORMACIÓN PRIVILEGIADA

La Procuraduría General de la Nación ha instruido tres investigaciones por la posible comisión de delitos, como blanqueo de capitales, el mal uso de información privilegiada y corrupción de servidores públicos, derivados de transacciones realizadas a través de cuentas acreditadas en Financial Pacific.

Las investigaciones parten de tres requerimientos de la SMV: una denuncia por los manejos en la cuenta High Spirit; otra por el uso de la cuenta Jal Offshore, y una nota en la que la SMV informa sobre la apertura de un proceso administrativo por el supuesto uso de información privilegiada en la compraventa de acciones de Minera Petaquilla.

Todas las cuentas están vinculadas a socios y familiares del expresidente Martinelli.

De acuerdo con las denuncias y la información recabada por la SMV, las sociedades High Spirit y Jal Offshore –ambas con cuentas en Financial Pacific– recibían fondos de procedencia desconocida, y en algunos casos, ese mismo dinero servía para comprar acciones de empresas, como Petaquilla Minerals e Inmet Mining.

Los hechos inducen a concluir que supuestamente habría habido intercambio de información confidencial y privilegiada “entre los familiares de Martinelli” para hacerse de ventajosas ganancias económicas en la compra de las acciones.

Este fue el mismo documento enviado a la Corte Suprema de Justicia por la SMV para determinar si el expresidente habría incurrido en delitos financieros por supuestas irregularidades en las inversiones efectuadas en las cuentas de High Spirit, Jal Offshore, Distribuidora Comar, S.A. y Ricardo Martinelli, inscritas en Financial Pacific.

El exmandatario, los firmantes de las cuentas y sus beneficiarios han podido incurrir en conductas tipificadas en el artículo 249 del Código Penal.

La norma establece que “ quien en beneficio propio o de un tercero use o divulgue indebidamente información privilegiada, obtenida por una relación privilegiada, relativa a valores registrados en la Comisión Nacional de Valores o a valores que se negocien en un mercado organizado, de manera que se ocasione un perjuicio, será sancionado con prisión de seis a ocho años”.

La SMV reiteró a la Corte que Martinelli se ubicaba en ese momento en una posición privilegiada, toda vez que a partir de su gestión se tomaron medidas que incidieron en la cotización de las acciones de minera Petaquilla, mientras simultáneamente invertía en estas mismas acciones.

El cuñado de Martinelli, Aaron Ronny Mizrachi es uno de los beneficiarios de High Spirit. A través de Caribbean Holding Services –también vinculada a él– se hicieron depósitos a la cuenta.

Caribbean Holding Services no fue una sociedad desconocida en el gobierno pasado. Fue la que pagó a la empresa NSO Group por el sistema de escuchas Pegasus, adquirido durante la administración de Martinelli, y utilizado con fines hoy cuestionados por la justicia.

Entre las transferencias sospechosas a High Spirit figura también un depósito de un millón de dólares procedente de la sociedad Jal Offshore. En esta última, con una cuenta en el hoy absorbido Banco Universal, se observaron otros movimientos irregulares, como el depósito de 1.5 millones de dólares hecho por el empresario Felipe Alejandro Pipo Virzi.

El Leviatán Expandir Imagen
El Leviatán

Los protagonistas Expandir Imagen
Los protagonistas

El movimiento del dinero era lo más parecido a un juego de ping-pong entre una cuenta y otra, seguramente tratando de hacer el recorrido del dinero enmarañado y escabroso, en caso de algún indeseable rastreo imprevisto.

Virzi, cuya familia era la accionista mayoritaria de Banco Universal, es uno de los personajes más oscuros en la trama de irregularidades durante la gestión de Martinelli. Su banco fue el vehículo financiero que acompañó varias movidas relacionadas a supuestos actos de corrupción que investiga el Ministerio Público.

Banco Universal era algo parecido al big brother de Financial Pacific.

El acaudalado empresario, además, es mencionado en una investigación de peculado agravado en la Caja de Ahorros, por la que está detenido preventivamente el expresidente de la junta directiva de la entidad estatal Riccardo Francolini.

CAJA DE PANDORA

Este caso de la Caja de Ahorros guarda relación con una línea de crédito de 10 millones de dólares otorgada al consorcio HPC-Contratas-P&V, seleccionado para construir el centro de convenciones de Amador.

De los 10 millones de dólares, cuyo propósito era el desarrollo de la obra, HPC-Contratas-P&V desvió 7 millones de dólares para la compañía Summer Venture, Inc.; confirió 977 mil 462 dólares a Langton International Holding (sociedad de Cobranzas del Istmo), y canalizó 850 mil dólares para la sociedad Ilkeston Associates.

Summer Venture, Inc. es una sociedad en cuyas cuentas bancarias son firmantes Virzi y Ricardo Ricky Calvo. Y resulta que los 7 millones de dólares que le transfirió HPC-Contratas-P&V, luego fueron trasladados a Financial Pacific.

Virzi aseguró a los fiscales que la transacción se hizo a petición del expresidente Martinelli. El dinero serviría para tapar el hueco financiero que dejó el supuesto desfalco millonario en la casa de valores y que fue reportado a las autoridades en 2012, año en el que empezó la desgracia para los que hoy resultan involucrados.

Cuando Clare y Valdés, en calidad de fundadores de Financial Pacific, anunciaron a la SMV que habían conseguido los fondos para tapar el faltante, nadie cuestionó el origen del dinero.

Creyeron que el país voltearía la mirada hacia otros asuntos una vez sellado el agujero financiero. Pero no hubo forma de barrer todo el polvo debajo de la alfombra.

La comunidad financiera pedía que se investigara lo que realmente ocurría dentro de Financial Pacific, que el regulador hiciera algo para mantener la confianza en el sistema.

Los adversarios políticos de Martinelli advertían de que Financial Pacific era más que un fraude financiero. Haber encontrado el dinero para tapar el faltante, de una forma nunca esclarecida, era un fuerte indicio de que se necesitaba indagar más lo que se pretendía: mantener alejados a los investigadores.

La teoría encontró respaldo en un inesperado movimiento de la Corte Suprema de Justicia, que en noviembre de 2012 suspendió un proceso de reorganización que había ordenado previamente la SMV en la casa de valores, a raíz del supuesto desfalco.

Alejandro Moncada Luna, en ese momento magistrado presidente del máximo tribunal de justicia, admitió un amparo de garantías, interpuesto por Financial Pacific. Con ello dejó sin efecto la orden de reorganización de la casa de valores, emitida el 16 de octubre de 2012.

El amparo no solo suspendió la reorganización de la entidad financiera, sino que –y lo que es más importante- posibilitaba alterar o destruir información sobre movimientos y cuentas de Financial Pacific, ya que la SMV perdió el control de la empresa y Valdés y Clare volvieron a la gerencia.

La situación se volvió más preocupante con la desaparición –todavía sin aclarar– de Vernon Ramos, el oficial de la Superintendencia del Mercado de Valores que adelantaba una auditoría de Financial Pacific.

Los fundadores de Financial Pacific se movieron rápido, y a pesar de que la casa de valores no tenía una licencia activa para operar, lograron su venta.

Pero el cúmulo de irregularidades administrativas no se dejaron de perpetrar con el cambio de mando, a favor de un grupo brasileño llamado Mendo Sampaio, lo que dio cabida a un nuevo proceso de intervención.

Con Martinelli fuera del Palacio de las Garzas, comenzaron a aparecer datos sorprendentes, que fueron cruzados con las actuales investigaciones judiciales, lo que ha permitido armar un monstruo de varias cabezas.

LA LOGIA DE SOCIEDADES

Uno de los casos de corrupción de mayor envergadura es el de Cobranzas del Istmo, S.A. Controlada por el comerciante Cristóbal “Tobín” Salerno, es la sociedad que obtuvo la gestión exclusiva del cobro de la cartera morosa del fisco en el gobierno pasado, y también está inmiscuida con Financial Pacific.

En Financial Pacific, la cuenta Jal Offshore alimentaba de dinero a High Spirit y recibía fondos de Langton International Holdings. Esta última es la sociedad que captó 25 millones de dólares de Cobranzas del Istmo, la recaudadora de impuestos morosos, a través de la que Salerno admitió haber pagado “comisiones” a Martinelli por los cobros gestionados.

Según Salerno, Langton International Holdings fue creada para hacer todo tipo de inversiones. Esta sociedad giró un pago de 900 mil dólares a Corporación Energía del Istmo. Salerno declaró que entregó este cheque a Martinelli.

Los fondos provendrían de su “participación” en los cobros que recibió Cobranzas del Istmo por gestionar la recuperación de la cartera morosa de la Dirección General de Ingresos (DGI).

Sería un pago adicional al dinero en efectivo que supuestamente llevó a Martinelli a las oficinas administrativas del Súper 99, ubicadas en Monte Oscuro.

Dadas las intromisiones del poder judicial, empresarial y comercial en la casa de valores, todo indicaría que se ha encontrado una minúscula parte de lo que podría haber sido Financial Pacific y del manejo de sus cuentas.

La pregunta que aún quedaría por resolver en este caso es ¿qué tanto dinero se estaba ocultando con el traspaso de 7 millones de dólares provenientes de la Caja de Ahorros? Y si, más allá de beneficiar a Valdés y a Clare con el aporte económico para tapar el hoyo financiero de la empresa, la movida tendría como fin último proteger los secretos mejor guardados de la administración Martinelli.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código