ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

reacciones ante el fallecimiento

Entre la felicidad y la tristeza

‘Nuestras condolencias al pueblo y al Gobierno de Cuba por la muerte de Fidel Castro, líder histórico de la revolución cubana’: Juan Carlos Varela.

Temas:

Cubanos en el exilio, en Miami, festejaron desde la noche del viernes, cuando se enteraron del fallecimiento de Fidel Castro. Cubanos en el exilio, en Miami, festejaron desde la noche del viernes, cuando se enteraron del fallecimiento de Fidel Castro.

Cubanos en el exilio, en Miami, festejaron desde la noche del viernes, cuando se enteraron del fallecimiento de Fidel Castro. Foto por: AFP/Rhona Wise

Muchos cubanos recibieron la noticia con gran tristeza, veían en Castro un líder. Muchos cubanos recibieron la noticia con gran tristeza, veían en Castro  un líder.

Muchos cubanos recibieron la noticia con gran tristeza, veían en Castro un líder. Foto por: Reuters/Henry Romero

Durante más de medio siglo, Fidel Castro tuvo un papel central en la política de Latinoamérica. Pero también fue un líder divisivo que cosechó admiración por su gesta revolucionaria y condenas por los excesos de su gobierno.

Su muerte, como su vida, generó reconocimientos, elogios y críticas. El presidente Evo Morales le rindió un homenaje a través de la televisora estatal de Bolivia en el que expresó su solidaridad con el pueblo cubano. “Fidel nos ha dado lecciones de lucha, de perseverancia por la liberación de los pueblos del mundo. Realmente duele su partida”.

El heredero político del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, quien fuera uno de los más fervientes admiradores de Castro, también manifestó su dolor por la noticia. “Hemos reencontrado el camino de Fidel y de Chávez, y ese camino no podemos perderlo jamás”, dijo a la cadena regional Telesur el mandatario Nicolás Maduro y llamó a preservar el legado de Castro. “A 60 años de la partida del Granma de México parte Fidel hacia la inmortalidad de los que luchan toda la vida... Hasta la victoria siempre”, agregó en su cuenta de Twitter y luego confesó que cada dos meses viajaba a Cuba para verlo y que tenía previsto visitarlo junto con su esposa a comienzos de diciembre.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien se identifica como un socialista del siglo XXI, publicó en Twitter: “Se fue un grande. Murió Fidel. ¡Viva Cuba! ¡Viva América Latina!”.

En la misma red social, la expresidenta argentina Cristina Fernández envió sus condolencias y lo alabó. “Fidel y Cuba ingresando definitivamente en la Historia Grande”.

Por su parte, el colombiano Juan Manuel Santos lamentó su muerte y ofreció su solidaridad al pueblo cubano al tiempo que señaló en la misma red que “Fidel Castro reconoció al final de sus días que la lucha armada no era el camino. Contribuyó así a poner fin al conflicto colombiano” en referencia al proceso de diálogo entre su gobierno y la guerrilla de las FARC que tuvo sede en La Habana y dio paso a la firma de un acuerdo de paz.

El presidente salvadoreño y exguerrillero, Salvador Sánchez Cerén, sostuvo que recibía el fallecimiento “con profundo dolor”.

En tanto, el jefe de Estado mexicano Enrique Peña Nieto, escribió en Twitter que Castro “fue un amigo de México, promotor de una relación bilateral basada en el respeto, el diálogo y la solidaridad”.

El Gobierno argentino fue más bien parco en sus expresiones por la partida del líder cubano. “Mis condolencias al Gobierno cubano por el fallecimiento de Fidel Castro”, escribió en Twitter el presidente Mauricio Macri.

La presidenta chilena Michelle Bachelet también expresó en Twitter sus condolencias por la muerte de Castro, a quien calificó de “líder por la dignidad y la justicia social en Cuba y América Latina”.

“Fidel Castro era un líder de convicciones. Marcó la segunda mitad del siglo XX con la defensa firme de las ideas en las que creía”, dijo el brasileño Michel Temer; en tanto que el peruano Pedro Pablo Kuczynski expresó sus “más sentidas condolencias al pueblo y Gobierno cubano en esta hora tan triste”.

De gira por Europa, el jefe de Estado uruguayo Tabaré Vázquez lamentó el deceso y decretó un día de luto oficial.

El expresidente mexicano Felipe Calderón dijo: “ Cuando nací Fidel Castro ya era dictador en Cuba. Fui presidente de México y seguía siéndolo. Ojalá llegue pronto la libertad a los cubanos”, señaló en Twitter.

Otro exmandatario, el chileno Sebastián Piñera, envió condolencias pero agregó: “su legado: casi 60 años de atropellos a las libertades, democracia y derechos humanos en Cuba”, publicó en la red social.

Mientras que el mandatario panameño publicó en su cuenta de Twitter, “Nuestras condolencias al Pueblo y al Gobierno de Cuba por la muerte de Fidel Castro, líder histórico de la Revolución cubana”.

ESTADOS UNIDOS REACCIONA 

Por su parte, el presidente de Estados Unidos Barack Obama dijo que la muerte de Castro es un momento emotivo para los cubanos y los cubanos estadounidenses, ofreciendo sus condolencias a la familia de Castro. “En el momento de la muerte de Fidel Castro, expresamos nuestra amistad al pueblo cubano”, dijo Obama en un comunicado, destacando que su Gobierno ha “trabajado duro para dejar el pasado atrás”.

Mientras que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, originalmente dijo en un escueto mensaje de Twitter “Fidel Castro está muerto!”, luego a través de un comunicado amplió su mensaje agregando que su gobierno, que asume el 20 de enero, hará“todo lo que pueda” para ayudar a aumentar la libertad y la prosperidad del pueblo cubano tras la muerte de Fidel Castro.

“Aunque no se pueden borrar las tragedias, muertes y dolor provocados por Fidel Castro, nuestro gobierno hará todo lo que pueda para asegurar que el pueblo cubano pueda al fin iniciar su viaje hacia la prosperidad y la libertad”, dijo Trump en un comunicado emitido desde West Palm Beach, Florida, donde su familia pasa las fiestas del Día de Acción de Gracias. “Si bien Cuba sigue siendo una isla totalitaria, es mi esperanza que el día de hoy marque un alejamiento de los horrores soportados por tanto tiempo, hacia un futuro en el que el maravilloso pueblo cubano al fin pueda vivir en la libertad que tanto se merece”.

CASTRO Y LA RELIGIÓN

Bautizado como católico y educado por jesuitas, Fidel Castro se convirtió en un perseguidor de la Iglesia después de asumir el poder en Cuba en 1959.

Casi 40 años más tarde, sin embargo, inició un acercamiento que finalmente terminó con el Vaticano como uno de los mediadores en el histórico descongelamiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

El cambio de tono se evidenció el sábado, cuando el papa Francisco, que se reunió con Castro en Cuba el año pasado, dijo que su muerte era una noticia triste y que rezaba por su descanso. El Partido Comunista de Cuba puso fin a su prohibición de sumar a sus filas a los creyentes. El punto de inflexión llegó en 1998, cuando el papa Juan Pablo II visitó Cuba y condujo a nuevos levantamientos de restricciones y la reinstauración de la Navidad como feriado nacional.

CUBANOS REACCIONAN 

Una Cuba en duelo le rinde tributo, mientras el mundo recuerda su influyente y controvertido legado.

En La Habana, Irma Hierrezuelo, una enfermera jubilada de 65 años, resumió lo que significó Fidel para generaciones de cubanos. “Él fue el otro padre que yo conocí, le debo los estudios de enfermería, se lo debo todo”.

Los cubanos ya llevaban una década sin Fidel al frente. La vejez y las secuelas de la enfermedad lo habían diezmado, pero con su sola imagen seguía ejerciendo gran influencia. “No creo que la muerte de Fidel cambie en nada la política del país, la política seguirá por el mismo curso que va. No es una noticia inesperada”, declaró a la AFP Carlos Alzugaray, exdiplomático y académico cubano. Su deceso tomó en pijamas a la mayoría de cubanos. Marco Antonio Díaz, de 20 años, contó que estaba en una fiesta en La Habana cuando, de repente, detuvieron la música para dar a conocer la noticia. La celebración terminó abruptamente.

Miriam Leyva, una opositora que perteneció a las Damas de Blanco, cree que la muerte de Fidel abrirá oportunidades. “Ya es hora de que el pueblo cubano tenga posibilidades de tener nuevos dirigentes en Cuba y poder participar en la vida política, económica y social de nuestro país por voluntad propia”, dijo a la AFP.

EN EL EXILIO 

Miami es una fiesta con la muerte de Fidel Castro gritaban “¡Cuba libre!” y “¡Libertad, libertad!”, se bañaban en champán, se tomaban selfis y videos, cantaban y tocaban tambores y cacerolas. Miles de cubanos en Miami celebraban desde el sábado en la madrugada la muerte de Fidel Castro. “Es triste que uno se alegre de la muerte de una persona, pero es que esa persona nunca debió haber nacido”, dijo Pablo Arencibia, que salió de Cuba hace 20 años.

Comentarios como “demoró demasiado” o “¡falta Raúl!”, más de mil personas coreaban en la Pequeña Habana y otro tanto en Hialeah. Varias generaciones de exiliados han seguido de cerca la actualidad del otro lado del estrecho de Florida.

Algunos cantaban el himno de Cuba, otros abrían una botella de champán haciéndola salpicar en medio de la multitud. Los vecinos se despertaron en medio de la noche con los bocinazos que llenaban las calles y salieron a festejar casi en pijama, celebraban frente al emblemático Café Versailles, un centro de reunión de los cubanos del exilio que a lo largo de las décadas ha visto numerosas protestas y muy pocos motivos de celebración.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código