Cambio. El poder de alzar la voz

Una golondrina sí hace verano

Una colombiana de 42 años se enfrentó a un grupo de 300 neonazis en Suecia que protestaban por la llegada de refugiados sirios.

Temas:

Durante las protestas de 1989 en la plaza Tiananmen, en China, un hombre desconocido detuvo la marcha de una fila de tanques. Archivo Durante las protestas de 1989 en la plaza Tiananmen, en China, un hombre desconocido detuvo la marcha de una fila de tanques. Archivo
Durante las protestas de 1989 en la plaza Tiananmen, en China, un hombre desconocido detuvo la marcha de una fila de tanques. Archivo

Es común escuchar a las personas decir que “una golondrina no hace verano”, aludiendo al hecho que el sentir o pensar de un individuo no tiene la fuerza para lograr un cambio significativo.

Quizás sea verdad, pero de vez en cuando la realidad demuestra lo contrario. La semana pasada, María-Teresa Tess Asplund comprobó en carne propia que las acciones de una sola persona pueden resonar con fuerza en toda una sociedad.

De nacionalidad colombiana y residente en Suecia, esta mujer de raza negra, a sus 42 años, enfrentó a un grupo de 300 neonazis que decidieron marchar por las calles de la ciudad de Borlänge, como parte de los actos para conmemorar el Día del Trabajo.

Tess Asplund, quien tiene más de 20 años luchando contra el racismo, comenta que sintió enojo al escuchar a los miembros del grupo neonazi gritar insultos contra los inmigrantes que viven en Suecia, país que se ha convertido en uno de los destinos preferidos por miles de refugiados que han llegado a Europa escapando de la violencia que se vive en Siria y en otras naciones musulmanas.

La foto de Tess Asplund se viralizó rápidamente por las redes sociales, generando miles de comentarios a favor de la colombiana y de los miles de refugiados que han llegado a Suecia. La imagen de Tess Asplund hizo recordar la acción de un ciudadano chino que tuvo el valor de pararse frente a una columna de tanques durante las protestas de 1989 en la plaza Tiananmen, en China. Aunque nunca se conoció la identidad del manifestante, su gesto es recordado como uno de los actos de mayor valor en la historia reciente.

Los medios suecos reportan que el día del incidente entre Tess Asplund y el Movimiento de Resistencia Nórdico, otros grupos que luchan contra el racismo también marcharon en otras ciudades de esa nación europea logrando reunir a más personas.

“No podía hacer nada contra ellos, que tienen un historial de violencia y crimen”, comentó la activista a la BBC.

Así como Tess Asplund logró con su acción que se abriera un debate sobre el racismo en Suecia, LeeAnne Walters, una estadounidense de 38 años y madre de 4 hijos, recibió el premio al coraje de la libertad de expresión del club literario PEN America, en Estados Unidos. Walters reside en la ciudad de Flint, ubicada en el condado de Genesee, del estado de Michigan.

Gracias a su perseverancia se descubrió que el río Flint, principal fuente de agua potable de la ciudad, estaba contaminado con plomo.

Y es que en medio de la crisis financiera que azotó Estados Unidos desde finales de la década pasada, las autoridades de Flint decidieron utilizar agua del río sin tratar, en vez de transportarla desde la ciudad de Detroit, como siempre se había hecho.

Después que las autoridades municipales decidieron utilizar el río Flint para abastecer de agua a la ciudad, Walters comenzó a notar cambios en su cuerpo y en sus hijos. Lo primero que notó fue la aparición de erupciones en la piel, seguido de dolores de cabeza y pérdida de cabello.

A pesar de denunciar ante el consejo municipal la situación, sus reclamos no fueron escuchados, hasta que logró que un laboratorio analizara el agua que salía del grifo de su casa, detectándose que las partículas de plomo superaban el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

El organismo advierte el peligro que corre la población de beber agua contaminada con plomo, en especial los niños, quienes pueden sufrir daños cerebrales irreversibles.

Una vez conocido el resultado se disparó la alerta de no beber agua de la pluma. La situación fue tan crítica, que la Casa Blanca anunció que destinará 80 millones de dólares para solucionar el problema del agua en el estado de Michigan.

En una visita a Flint, el presidente Barack Obama señaló que tomará más de dos años reemplazar todo el sistema de tubería que abastece de agua a la ciudad.

Obama señaló que el agua limpia es una responsabilidad básica del Gobierno, y señaló que lo sucedido en Flint fue un desastre causado por seres humanos, que no tenía que ocurrir.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CUATRO APREHENSIONES Ventura Ceballos irá este viernes a audiencia

En la actualidad permanece en una celda de alta seguridad, cuyo paradero no ha sido informado a la ciudadanía, debido a sus dos fugas anteriores.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código