salud. Estimulación temprana.

El juego favorece a los niños

Las actividades recreativas desarrollan los sentidos, la creatividad y el razonamiento de los pequeños. Mejoran su capacidad motora.

Temas:

El juego constituye un elemento básico en la vida de un niño que, además de divertido, resulta necesario para su desarrollo físico y mental. El juego constituye un elemento básico en la vida de un niño que, además de divertido, resulta necesario para su desarrollo físico y mental.
El juego constituye un elemento básico en la vida de un niño que, además de divertido, resulta necesario para su desarrollo físico y mental.

El corregimiento de El Chorrillo amaneció en Navidad con varias piscinas familiares instaladas en medio del patio comunal. Niños de diversas edades se congregaron para hacer su actividad favorita: jugar.

Natación, saltos, movimientos de los brazos y piernas fueron algunos de los ejercicios hechos por los pequeños.

Estas actividades recreativas se intensifican justo en esta época, cuando los pequeños reciben sus juguetes y el verano propicia su uso.

Expertos en medicina pediátrica consideran el juego, algo propio en los niños, como una forma para reforzar sus habilidades y estimular las áreas faltas de desarrollo.

El coordinador del Programa de Alto Riesgo Neonatal de la Caja de Seguro Social, Roberto Grimaldo, explica que en los primeros años de vida, el cerebro presenta una serie de cambios que van a definir al individuo como persona. De esta manera le permiten desarrollar habilidades y capacidades para enfrentar la vida. Es el proceso de neurodesarrollo.

Durante este ciclo de formación del cerebro se modelan y condicionan los estímulos externos, y se modifican ciertas conductas o debilidades. Es precisamente el período en que los juguetes constituyen el mecanismo adecuado para cambiar patrones y desarrollar habilidades, indica el galeno.

Por medio de los juguetes y del mismo juego se logra la atención del menor; y mediante actividades dirigidas se adquieren más habilidades.

Grimaldo resalta la importancia de entender que según avanza la edad del niño, varía la relación del juego y su estímulo. Los padres juegan un papel fundamental en esta etapa.

En la infancia, el juego favorece la conceptualización de la realidad, la simbolización, la adquisición de habilidades, el desarrollo del lenguaje y la socialización.

Tal como hicieron los niños de El Chorrillo, donde una gran piscina familiar auspicia la convivencia de muchos infantes y aprenden a socializar.

APRENDEN y JUEGAN

Uno de los temores de los padres es el correcto despertar de los sentidos del recién nacido. Una forma de desarrollar estos sentidos es a través del juego.

En los lactantes de 0 meses a 2 años, el juego debe ser orientado por los padres. Su función más importante consiste en el desarrollo de los sentidos y la fuerza, además de la coordinación e integración de las capacidades motoras.

A partir de los 2 años, en el infante aparece la capacidad simbólica del niño. En esta etapa se debe dar mucha importancia a los juegos que refuerzan el desarrollo del lenguaje, y a las actividades lúdicas que potencien las habilidades motoras y estimulen las funciones creativas y de razonamiento. Por ejemplo, montar triciclos, bicicletas o armas rompecabezas.

Entre los 3 y los 6 años se incrementa de mayor forma el aporte del lenguaje en el juego simbólico. Por esta razón se debe fomentar la curiosidad del niño.

Antes de los 6 años los niños hacen de la realidad un juego. Los menores comprenden y copian comportamientos sociales aprendidos con la observación de los adultos que los rodean.

El ejemplo directo llega de sus padres, abuelos y demás familiares con los que conviven los menores.

Entre los 6 y los 8 años aparecen los juegos con ciertas pautas o reglas que debe seguir el menor, y se establece la socialización. Esto se puede propiciar con juegos de mesa que incluyan sumas, restas y lectura de palabras, entre otras actividades recreativas.

En esta etapa, los niños desarrollan la inteligencia lógica, la cooperación, la motricidad fina, el razonamiento, el autocontrol, la superación de la frustración y se refuerza la autoestima.

A pesar de todos los juegos, hay que recordar que los niños son responsabilidad de los padres y que ningún juguete suplirá el amor y tiempo que se le dediquen a los hijos.

Las piscinas sencillas de El Chorrillo propician el juego, el amor y el respeto entre los niños, y de ellos con los demás.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código