En directo: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá Ver más

Aún con luz verde

Fue en 2005 cuando las autoridades del Tránsito empezaron a hablar de la necesidad de instalar un sistema de semáforos en la ciudad de Panamá capaz de ahorrar en un 50% el tiempo que les tomaba a los conductores llegar a su destino.

Un estudio de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) mostraba que entre las 6:00 y las 8:00 de la mañana al conductor le tomaba 45 minutos ir desde el puente de San Miguelito hasta la Cervecería Nacional por la vía Ricardo J. Alfaro.

El costo del proyecto se calculaba en 7 millones de dólares. Al año siguiente se abrió el proceso de licitación para adjudicarlo.

En mayo de 2006, 10 empresas mostraron interés en dotar a la ciudad de esta tecnología, pero solo siete participaron en la homologación del concurso. El proyecto sufrió retrasos. Para noviembre de ese año se reportó que ninguna de las ofertas había acertado en el precio tope fijado, de 10 millones de dólares.

El 6 de febrero de 2007, la empresa española Telvent Tráfico y Transporte, S. A. se ganó el contrato.

Diez días después, el consorcio mexicano-francés Semex-Gertrude, otro competidor, impugnó el acto público. La comisión evaluadora sostuvo que había actuado con apego a la ley y se mantuvo el resultado.

El Consejo de Gabinete le dio vía libre a la ejecución del proyecto el 20 de julio de ese año. En agosto recibió el refrendo de la Contraloría.

En marzo de 2008, la ATTT anunció que en julio comenzarían las obras. Se hablaba ya de un costo de 19 millones de dólares.

Las obras empezaron en la fecha acordada. Sin embargo, para octubre, todavía no se había instalado ningún semáforo. Se informó que, no obstante, las obras avanzaban. Y así acabó el año.

El costo se detalló entonces así: 15.2 millones de dólares en la etapa de instalación, y 7 millones de dólares en la de mantenimiento, para un total de 22.2 millones de dólares.

El ahorro de tiempo que garantizarían los semáforos ya no se cifraba en 50% sino en 15%.

No sería sino un año después, el 28 de octubre de 2009, cuando los primeros semáforos comenzaron a funcionar en vía España. Lejos del éxito esperado, recibieron una avalancha de críticas: el tranque se recrudeció, sobre todo en puntos donde antes no lo había.

El 17 de noviembre, el nuevo director de la ATTT, Jorge Ricardo Fábrega, ordenó suspender temporalmente la activación de los aparatos, ante la inminencia de la temporada decembrina y el evidente malestar.

Eventualmente los semáforos fueron reactivados y en 2010, pese a las críticas, los conductores se empezaron a habituar a su presencia.

En junio, las autoridades afirmaron que los aparatos habían logrado ayudar a reducir la cifra de accidentes automovilísticos, de un promedio de 120 a 80 por día.

La ATTT encargó una evaluación de desempeño de los semáforos. Pero los resultados de esta señalaban que la mejora en los tiempos de viaje apenas alcanzaba el 12%. La empresa tendría que hacer los ajustes necesarios para lograr el 15% del ahorro de tiempo prometido. Y poder cobrar.

En mayo de 2011, con el inicio de las obras del Metro y el reordenamiento vial de la ciudad, se puso en marcha un plan coordinado entre la Secretaría del Metro, la Policía Nacional y Telvent para ajustar el funcionamiento de los semáforos al nuevo panorama.

Y para marzo de 2012 se reportó que en 15 sitios de la ciudad los semáforos fueron temporalmente reemplazados por agentes de tránsito. Esto, mientras concluyen las obras del Metro y el reordenamiento vial. El contrato con Telven sigue vigente.

Tecnología para ordenar el caos

El Sistema Centralizado de Semáforos de la ciudad de Panamá es como una gran red, como un sistema nervioso cuya misión es la de tratar de organizar el agobiante caos vehicular que agobia día tras día a los miles de conductores de la urbe.

Consiste en un Sistema Adaptativo en Tiempo Real, con 180 intersecciones semaforizadas interconectadas a un centro de control de tránsito, que permite la sincronización y el ajuste de los tiempos de todos los semáforos. Además, incluye semáforos peatonales en 66 intersecciones, con facilidades para discapacitados visuales en 13 cruces.

Cinco cámaras de videovigilancia en lugares estratégicos permiten la visualización de las vialidades más importantes. Los programas informáticos del centro de control calculan automáticamente los mejores tiempos de verde, desfases y tiempos de ciclos para todas las intersecciones del sistema, según la cantidad de vehículos detectados. La primera etapa del sistema concluyó en 2010 con la puesta en marcha de los semáforos. Una segunda etapa de operación y mantenimiento se extenderá por cinco años más.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código