contradicciones de Poulett Morales

‘Ninguna empresa entregó mochilas’

Testigos interrogados por la fiscalía refutan la versión de la empresaria, quien afirma que cumplió con la entrega del producto en 2012 y 2014.

Temas:

La comerciante Poulett Morales y su abogado Víctor Almengor abandonan el edificio Avesa, sede de las fiscalías anticorrupción, durante un receso de la indagatoria que rindió la empresaria el miércoles pasado. La comerciante Poulett Morales y su abogado Víctor Almengor abandonan el edificio Avesa, sede de las fiscalías anticorrupción, durante un receso de la indagatoria que rindió la empresaria el miércoles pasado.
La comerciante Poulett Morales y su abogado Víctor Almengor abandonan el edificio Avesa, sede de las fiscalías anticorrupción, durante un receso de la indagatoria que rindió la empresaria el miércoles pasado.

Nueve testigos señalados por la Fiscalía Segunda Anticorrupción aseguraron que las mochilas no fueron entregadas en las escuelas de áreas de difícil acceso. En cambio, ellos debieron viajar al centro de acopio para retirarlas y transportarlas con sus recursos.

Esta versión contradice lo que dijo Poulett Morales en su declaración indagatoria del pasado miércoles.

Ese día, la empresaria expresó que cumplió con las entregas de las mochilas, estipuladas en los contratos que obtuvo, en 2012 y 2014, con el Ministerio de Educación (Meduca) y el Programa de Ayuda Nacional, respectivamente.

Directores, docentes y supervisores del Meduca en escuelas de la comarca Ngäbe Buglé, y en Chiriquí, revelaron a la fiscalía que tuvieron que ir a planteles que sirvieron de centro de acopio a retirar las mochilas y llevarlas a sus escuelas.

“Ninguna empresa privada entregó mochilas”, aseguró Yamileth Atencio, coordinadora regional de Educación de la comarca Ngäbe Buglé, quien destacó que, en 2014, los propios directores retiraron el producto con sus recursos.

Morales, con medida cautelar de detención preventiva, explicó que en algunos centros las mochilas no fueron entregadas porque no había “nadie que las recibiera”, a pesar de que viajó en dos y tres ocasiones a cumplir con ese proceso.

Las mochilas que no llegaron

La comerciante Poulett Morales no pudo justificar durante su indagatoria el pasado 3 de junio en la Fiscalía Segunda Anticorrupción la entrega y repartición de mochilas escolares en áreas de difícil acceso establecidas en los contratos con el Programa de Ayuda Nacional (PAN) y el Ministerio de Educación (Meduca) gestionados en la administración presidencial de Ricardo Martinelli.

Su empresa APM Supplies, S.A., se comprometió con el Meduca a entregar mochilas escolares en el año 2012, en las provincias de Veraguas, Chiriquí, Bocas del Toro y la comarca Ngäbe Buglé. En 2014, Morales volvió a firmar un contrato, pero con el PAN, para la repartición de mochilas en las áreas antes mencionadas, pero esta vez, a través de otra de sus empresas: Comercializadora Galbedusa, S.A. En total, los contratos pactados por 600 mil mochilas sumaron $12 millones.

Morales es investigada por la fiscal Vielka Broce Barrios por la presunta comisión de los delitos contra el patrimonio económico, específicamente estafa y los delitos contra la administración pública: peculado y corrupción de funcionarios.

testigos refutan a morales

En la declaración indagatoria a la que tuvo acceso este medio, Morales aseguró que cumplió con el contrato y entregó las mochilas en las áreas de difícil acceso. Sostuvo que en 2012 y 2014 sus empresas cumplieron con la repartición, sin embargo, esta versión contrasta con lo declarado por testigos que entrevistó la Fiscalía Segunda Anticorrupción.

Directores de planteles, maestros y supervisores del Ministerio de Educación (Meduca) declararon que tuvieron que retirar las mochilas en escuelas y direcciones de Educación que eran centros de acopios y llevarlas a sus centros escolares por sus propios medios.

Daniel Ramos, docente en la escuela El Higo, corregimiento de Burí, Kankintú, [comarca Ngäbe Buglé], fue uno de los testigos que señaló que en 2012 y 2014 , las mochilas las tuvo que retirar en la Dirección Regional de Chiriquí Grande, Bocas del Toro, para luego trasladarlas con sus propios recursos a la escuela.

Igual versión emitió Denis Moreno, directora del centro escolar Antonio José Sucre, ubicado en David, Chiriquí, al decir que tuvo que retirar las mochilas en otro centro escolar, el Instituto Arnulfo Arias Madrid.

Mavys Saldaña, docente de la Escuela Belén, en Bugaba, Chiriquí, testificó que los directores de las escuelas Bugabita, Solano, Mata de Bugaba, Altos Los Miranda y Las Trancas tuvieron que trasladarse al Colegio Daniel Octavio Crespo, en Concepción, para retirar las mochilas y llevarlas a sus escuelas.

Juan Vicente Rodríguez, supervisor regional de Educación de la comarca Ngäbe Buglé declaró que las mochilas llegaron a la Escuela Mwaguada y de allí se llamaron a los directores de 10 escuelas para retirar y llevarse el producto.

El docente Alberto Bósquez también declaró que la Escuela Mwaguada operó como centro de distribución de las mochilas.

Yamileth Atencio, coordinadora de Educación en la comarca Ngäbe Buglé, dijo que en 2014, los directores de las escuelas del área de Ñurum retiraron las mochilas por sus propios medios. “Ninguna empresa privada entregó mochilas”, agregó.

Tras ser interrogada sobre la versión dada por cada uno de los testigos, Morales respondió reiterativamente que en muchas escuelas no se entregaron directamente las mochilas ya que “fueron dos y tres veces ” y “no encontraron a nadie que las recibiera”.

Al preguntársele si tenía pruebas de que efectivamente habían hecho la diligencia dos o tres veces en las escuelas, Morales entregó dos correos electrónicos con fecha del 19 de enero y del 27 de enero de 2012, en los cuales supuestamente le notifican que no había personal para recibir las mochilas.

Luego varió un poco su versión sobre las entregas. Declaró que los contratos que obtuvo tenían cláusulas diferentes en cuanto a dónde se tenía que hacer la entrega de las mochilas. Precisó que el contrato de 2012 señalaba que debía entregar el producto en el sitio específico de almacenaje asignado por el director regional y planta central, mientras que el de 2014 no precisaba el lugar de entrega.

Lo dicho por Morales contrasta con lo declarado en su indagatoria por la exministra de Educación Lucy Molinar, cuando justificó el precio de $6.35 que pagó Meduca por el traslado y distribución de las mochilas porque debían entregarse en cada centro escolar, incluyendo las áreas de difícil acceso.

Morales reveló el nombre de Geovani González, “persona encargada de manejar las entregas y distribución” que le tocaba a la empresa APM Supplies en 2012. Además, pidió a la fiscalía que lo contactara para más informes.

Entregas de 2014

Con respecto a la distribución de mochilas en 2014, contrato adquirido por Comercializadora Galbedusa, S.A., la empresaria dijo que contrató a Carlos Gutiérrez para que hiciera las entregas de mochilas.

A Gutiérrez, según explicó Morales, se le pagaron dos dólares por cada mochila, no obstante, indicó que no firmó un contrato con él, ni tampoco avisó al PAN de dicho subcontrato.

Al preguntársele cómo conoció a Gutiérrez, respondió que se lo recomendaron y lo contactó vía celular. “No recuerdo cómo se llama la empresa de transporte de él. No recuerdo dónde estaba ubicada la empresa, yo me comunicaba con él por teléfono”, añadió.

Luego, al consultársele sobre dónde realizaba los pagos a Gutiérrez, dijo que se giraban cheques de la cuenta de Comercializadora Galbedusa, S.A. a Transporte JCG, S.A.

Aseguró que los cheques eran retirados personalmente por Gutiérrez. Insistió en que a Gutiérrez le explicó cómo eran las entregas y le dio la lista que a ella le proporcionó el Meduca con los números telefónicos de los directores de los planteles para que hiciera la entrega de las mochilas.

Morales le contestó a la fiscal que sobre las entregas de 2014 se le preguntara a Carlos Gutiérrez.

El pago de $6.35

... “Explique la imputada qué justificaba el pago de $6.35 por cada mochila, si el contrato, según usted, no contemplaba la entrega en cada sitio o cada escuela?

Morales indicó que ese pago incluía la movilización de la mercancía desde el puerto de Manzanillo hasta Bugaba, Chiriquí, donde tenía un centro de acopio. “De Manzanillo a Bugaba hay muchos kilómetros”... “Eso [el pago] incluye muchos gastos”, dijo.

También mencionó que tuvo que pagar viáticos y alimentación a personas para que ayudaran a llevar las mochilas a los puntos de entrega.

Al ser interrogada por la fiscal si tenía documentos o recibos de pago por esos servicios, Morales respondió que no contaba con los comprobantes de viáticos y alimentación. “No hay recibidos de pago porque ellos, las personas que se contrataban, a veces eran niños, madres de familia, o los que ayudaban a cargar las mochilas porque ellos aceptaban pagos en efectivo, no en cheque”, dijo.

La indagatoria que se inició a las 9:00 a.m., finalizó a las 5:50 p.m. A Morales se le dictó detención preventiva y desde el miércoles pasado está en una celda transitoria de la Dirección Nacional de Inteligencia Policial (DNIP), de la Policía Nacional, en Ancón.

Por esta investigación la fiscalía mantiene con medida de impedimento de salida del país a la exministra de Educación Lucy Molinar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código