En directo: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá Ver más

CHILE. LA MUERTE DE MANUEL CONTRERAS, REPRESOR DE LA DICTADURA

La última fuga del Mamo

El exjefe de la temible DINA de Pinochet murió en Santiago de Chile el pasado 7 de agosto, sin revelar sus secretos ni aceptar sus culpas.

Temas:

Manuel Contreras padeció de cáncer y otras dolencias durante sus últimos días. Consideraba que las acusaciones en su contra eran “mentiras”. Manuel Contreras padeció de cáncer y otras dolencias durante sus últimos días. Consideraba que las acusaciones en su contra eran “mentiras”.
Manuel Contreras padeció de cáncer y otras dolencias durante sus últimos días. Consideraba que las acusaciones en su contra eran “mentiras”.

En la mañana del 21 de septiembre de 1976, Orlando Letelier, exembajador de Chile en Estados Unidos (EU) y recio crítico de la junta militar chilena que gobernaba su país, resultó muerto cuando una bomba colocada bajo su vehículo explotó mientras se acercaba a su oficina en la zona de embajadas de Washington DC.

En el atentado también perdió la vida la estadounidense Ronnie Moffit, de 25 años, esposa del asistente de Letelier, Michael Moffit, quien viajaba en el mismo vehículo y sobrevivió milagrosamente.

Faltaban apenas dos meses para las elecciones presidenciales que disputarían Jimmy Carter y Gerald Ford, demócrata y republicano, respectivamente, aún bajo la sombra del escándalo de Watergate.

El doble homicidio por atentado en el corazón diplomático y político de EU hizo saltar las alarmas.

Pero el asesinato no sería sino otra de las misiones ordenadas por Manuel Contreras, general de las fuerzas armadas chilenas y jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), organismo clave en la consolidación de la dictadura de Augusto Pinochet y responsable por la tortura y la muerte de miles de chilenos.

El pasado viernes 7 de agosto, Contreras, condenado a 550 años de prisión por graves violaciones a los derechos humanos, murió en Santiago de Chile sin haber confesado ni admitido nunca su participación en los crímenes de los que se le acusaba. Tenía 86 años.

CASO LETELIER

Debido a la temeridad de haber sido ejecutado en plena capital estadounidense, el atentado de Letelier fue el caso más célebre en el que se vinculó a Contreras.

Tras el atentado, el FBI sospechó que los responsables eran militantes cubanos exiliados en EU, por encargo de la policía secreta de Chile.

Según señalaron algunos militantes al FBI, los autores materiales eran miembros de la organización paramilitar de exiliados cubanos Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU).

Orlando Bosch, dirigente de la CORU, reconoció la petición que le hizo la junta chilena, según contó a la periodista Anne Louise Bardach, quien ha publicado para The New York Times.

“La gente de Pinochet nos decía que querían mandar a matar a Letelier”, le dijo Bosch a Bardach en una entrevista hace algunos años.

Su socio en la empresa sería un agente directo de Contreras, el chileno-estadounidense Michael Townley, hijo de un supuesto agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y también cercano a esta, quien fungía como sicario para la DINA.

Pese al escándalo, solo se señaló a Townley y a Contreras como responsables. Townley estuvo cinco años tras las rejas en EU. Eventualmente se convertiría en testigo protegido. Pese a las confesiones, se desechó la conexión con los exiliados cubanos. Un juicio distinto tuvo lugar en Chile, años después.

El escritor John Dinges –que también escribió Nuestro hombre en Panamá, sobre Manuel Antonio Noriega–, dijo en 2002 que un alto funcionario de la inteligencia venezolana le contó que en el marco de la llamada Operación Cóndor, en 1975, “Contreras quería que capturáramos exiliados chilenos y los lleváramos a Chile de manera ilegal; quería que los pusiéramos en un avión; Chile pagaría el vuelo”.

“Tenemos que eliminar a los enemigos’, decía Contreras. Yo sabía que eso significaba que las personas que capturara serían torturadas y asesinadas”, acotó. El entonces presidente venezolano Carlos Andrés Pérez se negó a tal petición.

SIN CULPA

Apodado el Mamo, Contreras también habría ordenado el asesinato del general Carlos Prats y su esposa Sofía Coulbeth en Argentina; la muerte del diplomático español Carmelo Soria en Chile y un fallido atentando al exministro Bernardo Leighton en Italia.

Su aparato represor descabezó a los partidos políticos afines al presidente Salvador Allende, derrocado por Pinochet, y creó centros de tortura en todo el país.

Su reclusión en condiciones cómodas tras el fin de la dictadura causó malestar entre los grupos de detenidos y desaparecidos.

Hasta el final defendió su actuación.

Sobre su proceso judicial dijo en 1991: “Estoy aquí no para defenderme ni para defender a la DINA, porque bien sabido es que los vencedores no se defienden”.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código