ENTREVISTA CON IAN COLLARD, DESDE HOY EXEMBAJADOR DEL REINO UNIDO EN PANAMÁ

‘Nuestra visión del mundo es más o menos igual’

Collard destacó que en el Consejo de Derechos Humanos ambas naciones han votado en defensa de valores similares.

Temas:

Collard posee una licenciatura, maestría y doctorado, cada uno en Biología y Antropología, de King's College, Universidad de Cambridge. Collard posee una licenciatura, maestría y doctorado, cada uno en Biología y Antropología, de King's College, Universidad de Cambridge.
Collard posee una licenciatura, maestría y doctorado, cada uno en Biología y Antropología, de King's College, Universidad de Cambridge.

Ian Collard fungió durante los últimos cuatro años como embajador de su majestad británica en Panamá o como se le conoce en el país, embajador del Reino Unido en Panamá. Hoy abandona el istmo rumbo a su tierra natal con una maleta llena de satisfacciones por “haber logrado fortalecer las relaciones bilaterales” en ámbitos como educación y transparencia pública, y en el área empresarial, atrayendo inversión privada británica enfocada en apoyar el desarrollo de Panamá.

La próxima tarea de Collard será en su país, en el Departamento de Seguridad Nacional, algo que a prima facie podría vincularse a los incidentes recientes de terrorismo en el país, mas asegura que no es inusual, ya que los diplomáticos británicos tienen experiencia en una de tres áreas: asuntos comerciales, seguridad internacional o asuntos consulares. No obstante, en su caso tiene experiencia en las tres y trabajos previos como parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y representante del Reino Unido en negociaciones internacionales sobre temas como proliferación de armas, piratería, conflictos y terrorismo.

El exembajador también será recordado por ser uno de tres diplomáticos extranjeros que participó de la marcha del orgullo gay el pasado 1 de julio en Panamá, acción por la que fue criticado y de la que no se arrepiente ni siente que tiene que pedir disculpas.

Este vegetariano, padre de cuatro, recorrió gran parte del país para visitar sitios históricos y culturales y empaparse de la cultura local. Además, escaló el volcán Barú, participó en la carrera de cayucos y visitó todas las comunidades indígenas. Quizás por eso, en el plano personal, asegura que su mayor satisfacción fue haber encontrado para su familia un hogar fuera del hogar.

¿Cómo encontró la relación bilateral y cómo la deja?

La relación no ha cambiado mucho en los últimos cuatro años, porque fue muy fuerte antes y [sigue siendo] muy fuerte [hoy], teniendo como base asuntos comerciales y el libre comercio.

Una de mis frustraciones –pero esa es la regla de la vida– es que mis inversiones más grandes en Panamá han sido compradas por empresas que no son británicas, por ejemplo, la Cervecería Nacional, Cable & Wireless, HSBC. Así que, las estadísticas pueden decir que Gran Bretaña no es un inversionista tan grande ahora [como] hace cuatro años, pero es solo porque nuestras empresas fueron exitosas y no son británicas ahora, y tenemos más empresas aquí, del tamaño medio y pequeño, que están haciendo más cosas.

La otra parte de nuestras relaciones es en el sector de seguridad. Tenemos relaciones muy fuertes entre nuestros gobiernos y nuestros servicios de seguridad, como la Policía Nacional, el Consejo de Seguridad Nacional, el Senafront [Servicio Nacional de Fronteras], Senan [Servicio Nacional Aeronaval] y este tipo de agencias en Panamá, y yo tengo aquí en mi embajada algunos de los equivalentes [con los cuales trabajamos] en capacitación e intercambio de información para fortalecer nuestra seguridad compartida. Esto es una parte muy importante para nosotros y para ustedes en la relación también, porque cuando una ciudad, un país es muy exitoso con sus asuntos comerciales, los bad boys van a querer trabajar allí también. Es lo mismo en Londres, Nueva York y en Panamá.

Entonces, la base de las relaciones entre nuestros países no ha cambiado, pero en los últimos cuatro años las hemos fortalecido en tres áreas muy importantes: el sector educación, el sector de transparencia y el de inversión privada enfocada en el desarrollo de Panamá, algo de lo que estoy orgulloso.

En educación no tengo ninguna duda de que el país que tiene la relación más fuerte con Panamá es Gran Bretaña, y es algo casi nuevo para la embajada. Somos su socio principal en el ITSE [Instituto Técnico Superior Especializado de Panamá, para carreras técnicas]; tenemos también Panamá Bilingüe, donde más o menos un 25% de los profesores han estudiado en nuestras universidades de Inglaterra o Escocia y son solo empresas británicas las que están proveyendo los materiales de educación de inglés al país; tenemos, por una relación con el Ifarhu, más o menos entre 12 y 15 estudiantes en nuestras universidades cada año, unos 200 han estudiado en Inglaterra en los últimos años.

El sector de transparencia ha sido un tema muy importante, para el cual hemos destinado fondos. Por ejemplo, con Antai [Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información] hemos producido una plataforma de libertad de información para que los panameños puedan preguntar a sus ministros sobre la función del gobierno. Eso es muy normal en Europa, pero pienso que no es tan usual en Panamá.

Con la vicepresidenta, hemos tenido un proyecto en los últimos años para dar a los funcionarios la oportunidad para hacer denuncias sobre la función de su ministerio o su agencia y esta estructura existe ahora. La próxima etapa es tener un programa piloto, porque no se trata solamente sobre las estructuras, eso es algo que podemos cambiar y tenemos la experiencia, necesitamos también ver un cambio en la cultura de las personas que usan este tipo de estructura.

Gracias a la cooperación Panamá es parte ahora de una organización británica que se llama CoST [Construction Sector Transparency Initiative], que trabaja con los gobiernos, la industria y las comunidades locales del mundo para obtener un mejor valor de la inversión en infraestructura pública, aumentando la transparencia y la rendición de cuentas.

‘Nuestra visión del mundo es más o menos igual’ Expandir Imagen
‘Nuestra visión del mundo es más o menos igual’

Y la tercera área importante para mí en la que hemos trabajado es encontrar dónde nuestras empresas británicas pueden cambiar el desarrollo de Panamá. Y en los últimos dos años hemos introducido la idea de las small cities para fortalecer el transporte público, hemos traído empresas para la planificación de la avenida Central, con el alcalde [José Isabel Blandón], con el MICI también trabajamos un road map para Colón Puerto Libre con una empresa británica; para Colón también hemos traído una empresa que tiene experiencia en manejo de la basura y está trabajando con Aguaseo para fortalecer el uso de los sitios de reciclaje y la recolección de basura. El proyecto de las ciclovías es un concepto británico también. Así que hemos trabajado con las empresas, pero en sectores específicos, no simplemente en traer todas las empresas británicas para vender cosas en esta economía que está creciendo.

En las relaciones diplomáticas siempre vemos la parte bonita. ¿Cuál fue el momento crítico o difícil que le tocó manejar durante su gestión?

Siempre entre países hay diferencias, esa es la regla del mundo. Mi forma de afrontarlo ha sido tener estas conversaciones difíciles en privado, porque pienso que esa es la ruta más productiva.

Una de las áreas difíciles ha sido las islas Falklands [Malvinas], porque es una situación de mucha historia, sobre la que el Gobierno británico tiene una opinión importante y fuerte con relación a la soberanía de las islas y de la decisión de la gente que vive allá. Es un tema más difícil con los países que están más cerca de las islas que con los países que están en un océano diferente y a miles de kilómetros, pero [entendemos] que el Gobierno panameño es un socio que tiene amigos en Latinoamérica, con Argentina, por ejemplo, pero también tiene amigos en Gran Bretaña.

El otro tema ha sido los papeles de Mossack Fonseca. Este fue un período difícil para Panamá, no solo para el Gobierno y para esta empresa, y también fue un punto de conversación sobre la forma en que Gran Bretaña podría fortalecer el Gobierno panameño en las instituciones internacionales y traer su experiencia sobre este tipo de situación.

Tuvimos aquí expertos de nuestro Ministerio de Justicia, porque tenemos la legislación más fuerte del mundo sobre corrupción y sobornos, y hemos ayudado al Gobierno a escribir legislación nueva para Panamá. Entonces, cuando es un poco más difícil que lo normal siempre hay una ruta, que para mí es tener una conversación honesta, privada, para encontrar una ruta nueva entre los dos países y con el sistema internacional, porque la realidad es que nuestro sistema de gobierno no es un sistema solo de países e individuos, es un sistema grande de las Naciones Unidas. Las instituciones fiscales como el Banco Mundial, la OCDE, el G7, el G20 están tomando las decisiones internacionales y necesitamos encontrar sistemas más fuertes para trabajar con estas instituciones.

Por otro lado, en muchas áreas no hay diferencias, por ejemplo, en este momento Panamá es parte del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, y Gran Bretaña es una parte también, y pienso que más de 90% de las veces hemos votado exactamente lo mismo. Entonces, nuestra visión del mundo es más o menos igual.

¿Cuál cree que es el reto más grande que tendrá su sucesor en la embajada?

Que va a llegar a dos años de las elecciones en Panamá y va a darse un cambio de gobierno. Dentro de sus cuatro años él va a tener dos años con este gobierno, cuando el gobierno está más enfocado en la elección –y eso es normal, ocurre en cada país del mundo- y después va a tener dos años del gobierno nuevo y esto es un período difícil para cada gobierno, porque ellos necesitan decidir sus ambiciones, encontrar los ministros, fortalecer las instituciones. [Cuando llegué] yo tuve un año del gobierno pasado, pero tres años con el actual y tres años es un buen período para crear estas relaciones, para crear las ambiciones, para encontrar sujetos o temas en los cuales podemos trabajar juntos. No obstante, en este momento tenemos una relación muy cercana con el Gobierno y él se va a beneficiar de esto cuando llegue, en menos de dos semanas.

¿Cuál es la mayor satisfacción de su gestión?

Tengo mucha satisfacción con el trabajo de la embajada, todas estas cosas de las que hemos hablado, pero también con mis oportunidades en el país, [las que] he encontrado no solo con el Gobierno Nacional, sino también con sus alcaldes y municipios de todo el país.

He visitado todas sus provincias, todas sus comarcas, muchos de sus sitios históricos, la naturaleza, todos los grupos de islas (archipiélago de las Perlas, Bocas del Toro) y es un país muy bonito, es un país donde las personas son muy calurosas y, para mí, estas serán las memorias de mis cuatro años aquí en Panamá; parte de mi corazón siempre va a estar en este país.

Estuve aquí con mi familia también. Mi hija pequeña tenía solo dos años cuando llegamos y ahora tiene 6 1/2, entonces, el mayor tiempo de su vida lo ha pasado aquí, así que era muy importante para mí que mi familia pudiera encontrar una casa afuera de nuestra casa.

El mundo entero está en una etapa convulsionada y Reino Unido no escapa a eso. ¿Cómo es su mirada de ese país al que vuelve después de cuatro años y de cómo debe encarar esas dificultades?

Es difícil, porque han sido muchos cambios, y como dijo, no solo en Gran Bretaña, sino en muchos países. Pienso que cuando el mundo crece más internacionalmente, como le dije, crea situaciones nuevas, crea problemas nuevos y eso es una parte de la mentalidad de la gente en cada país. En Gran Bretaña tenemos una decisión muy clara de la gente. Fue una mayoría la que decidió que Gran Bretaña necesita salir de la Unión Europea y eso va a ser la prioridad de mi gobierno por los próximos dos años, eso ha dicho mi primera ministra [Theresa May]. Pero queremos tener una relación en el futuro con la Unión, que es muy fuerte también, no queremos una separación donde Gran Bretaña no tiene una relación con el resto de la Unión Europea, ese no es el punto.

Vamos a continuar con las relaciones comerciales, van a continuar las relaciones en el sector de seguridad, porque eso es más importante que un país, es algo regional.

Entonces, pienso que cuando regrese a Londres la semana próxima voy a encontrar un país con una dirección, y no hay razón para pensar que Gran Bretaña va a ser un país menos fuerte, menos internacional.

Londres es una de las ciudades más internacionales del mundo, es el centro de muchos sectores mundiales. Gran Bretaña tiene una de las fuerzas militares más fuertes del mundo, tenemos las agencias de inteligencia más fuertes del mundo, somos un país de universidades con una reputación internacional y con mucha gente de diversas partes del mundo estudiando en Gran Bretaña. Nada de esto cambia. Tenemos una de las economías más fuertes de los países del G7, somos una parte del Consejo de Seguridad en Nueva York, somos una parte del G20, del Commonwealth, un cuarto de los países del mundo, nada de esto cambia. Solo necesitamos encontrar unas relaciones un poco diferentes con la Unión Europea.

La otra prioridad para mi gobierno es en el sector de seguridad, hemos tenido este año incidentes de terrorismo y es importante que el Gobierno se enfoque también en este tema. Eso es también una consecuencia de guerras en otros países, del crecimiento de grupos terroristas en Medio Oriente y no es solamente un problema desde afuera, porque alguna de la gente [que participa en esos grupos] son británicos, pero normalmente con contactos de los grupos afuera. Y es importante para mi país fortalecer las relaciones con otros países, que la gente esté consciente de que todos son bienvenidos, porque estas son algunas de las cosas que son causa de este tipo de problemas.

Cuando uno mira su hoja de vida, su experiencia en seguridad y contra el terrorismo, su participación en el Consejo de Seguridad, no puede evitar preguntarse por qué vino a Panamá.

Normalmente nuestros diplomáticos tienen experiencia en una de tres áreas: en los asuntos comerciales o en el sector de seguridad internacional o en los asuntos consulares. Yo he trabajado en las tres, eso es normal de nuestros diplomáticos, somos siempre diplomáticos de carrera, no tenemos políticos en nuestro sistema.

Mi rol en Panamá ha sido entre las tres partes, pero eso es normal como embajador también. Cuando regrese a Londres voy a trabajar más en el sector de seguridad, por mi próximo trabajo, seguridad internacional, pero eso es normal, eso es una parte de nuestra carrera. En el ministerio hay oportunidades siempre en cada una de las tres áreas y para mí esa es una oportunidad de un trabajo diferente, un trabajo nuevo. Estoy muy emocionado sobre la oportunidad cuando regrese a Londres. Tenemos una dirección de seguridad nacional en el ministerio y voy a trabajar allá.

Hay gente que critica o que no le gustó haberlo visto en la Marcha del Orgullo Gay, y lo dicen porque es diplomático y este es un tema de política de Estado, de decisiones de los panameños.

Y yo comprendo por qué algunas personas dicen que por qué son los diplomáticos internacionales una parte de nuestra conversación nacional, pero también es importante que los diplomáticos tengamos el espacio de promover los valores que nuestros países ponen en el centro de nuestra vida en Gran Bretaña. Yeso es para mí un valor contra la discriminación; queremos que en la sociedad no haya discriminación de género, de edad, de raza, de religión, este tipo de cosas y también eso para mí es sobre amor, nadie debería poder decir a quién una persona puede amar, por qué, para mí es algo fundamental que cada uno de nosotros pueda decir quién es la gente que amamos.

Además, no fue nuestra marcha ni nuestra iniciativa, fue una marcha panameña y estuvimos allá para apoyarla, porque tenemos la misma visión. Entonces, no siento que necesitamos disculparnos sobre algo como la Gay Pride.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código