Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

[EN LA CORTA DISTANCIA]

El año que viene en Panamá

Aprovechar las oportunidades de la historia es la virtud a través de la cual se sale definitivamente del subdesarrollo social y económico.

El año 2013 será un año importante en la historia de Panamá. La Cumbre Iberoamericana, el Congreso de la Lengua Española y algunos otros acontecimientos importantes pondrán a Panamá en la centralidad de sí mismo y en la información central de América Latina. La importancia del Canal en el pasado, en el presente y en futuro, como camino de concordia, recorrido comercial y negocio, y como encuentro entre dos mares que en Panamá son tan cercanos, sitúa a Panamá en el centro de su propia historia contemporánea. De modo que no se puede perder la oportunidad que se presenta ante el país para que el mundo lo conozca de verdad.

Durante muchos años, Panamá tuvo muy mala prensa en el hipócrita mundo occidental, el mundo de las democracias libres, el mundo que al fin y al cabo se beneficia de la corrupción que dice rechazar. Durante mucho tiempo, Panamá fue un país al que se tenía solo en cuenta porque por aquí pasaba el Canal y alguna vez tenían que atravesarlo nuestros negocios. Pero, además, Panamá estaba en la lista negra de los paraísos fiscales, como si los paraísos fiscales no fueran un invento, de los más nefastos por cierto, del mundo llamado democrático, una espita oscura por la que se escapaban el dinero del crimen organizado e internacional, el dinero corrupto de los políticos y los financieros que, al final y como se está viendo, saquearon el capitalismo y la democracia. Durante muchas décadas, Panamá fue señalado como reo de dinero ilícito precisamente por quienes guardaban su ilícito dinero en las oficinas de Punta Paitilla.

Desde que Torrijos lanzó aquella frase célebre, según la cual él no quería entrar en la historia sino en el Canal, Panamá ha andado cientos de caminos hasta irse encontrando con su papel en la historia de América, y en su centralidad en América Central. El año que viene es una gran ocasión para Panamá, porque el país entero, para bien y para mal, es decir con sus muchas luces y sus inmensas sombras, se convertirá en un escenario a la vista del mundo entero.

Nuestros países latinoamericanos (e incluyo al mío, España) se distinguen de los demá en que pierden, una tras otra, las ocasiones que la historia les teje para que salten por encima del subdesarrollo cultural y económico y se instalen en “el lugar que finalmente les corresponde”. ¿Y cuál es ese lugar, y por qué nos corresponde? El destino de un país cualquiera no es peor ni mejor que el de ningún otro, sino aquel que ese mismo país elige con respecto a sí mismo y en relación con los demás.

Panamá es un pequeño país que tiene el alma grande, mucho más grande entonces el país de Panamá que aquellos tan grandes de territorio pero con el alma pequeña y contrahecha. Los países contrahechos y pequeños escogen el fracaso cada vez que tienen el triunfo como destino: les gusta, asombrosamente, sufrir y hacer sufrir a la gente del país. Las élites vienen obligadas a levantar el país con la honradas que se le supone a la excelencia, aunque muchas veces sean las élites, también las panameñas, las que no están a la altura de la oportunidad histórica.

No excluyo a España. Durante 20 años seguidos, los españoles bailamos y bebimos como si fuéramos nuevos ricos que podíamos gastar todo cuanto teníamos e íbamos ya a tener para siempre. El resultado salta ahora a la vista: perdimos una ocasión histórica para convertirnos en un país definitivamente serio, exportador de confianza interior y de unas virtudes de las que, en fin, carecíamos. Ahora hay que levantar de nuevo la carpa del circo español con un esfuerzo descomunal, el que ya estamos haciendo al pagar lo que nos bebimos y bailamos sin coto y límite.

Dormirse en los laureles de la oportunidad es uno de los vicios de los países con alma cansada y pequeña. Aprovechar las oportunidades de la historia es la virtud a través de la cual se sale definitivamente del subdesarrollo social y económico. Miren Chile, con todos sus defectos: un país pequeño, sí, pero con el alma y las ganas de trabajar muy grandes. Miren Panamá, y no pierdan de vista el año que viene. Es una de esas ocasiones históricas para poner al país en el centro del mundo. Con toda la dignidad y la lucidez de la que son capaces los panameños y sus gobernantes, a quienes hay que demandarles de una vez esa actitud que a veces echamos de menos en muchos dirigentes políticos y financieros: altura de miras, honradez, lucidez y visión de futuro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código