[DESPROPÓSITO]

El edificio

En el transcurso del proceso histórico los científicos sociales que se han dedicado a examinar y explicar las diferencias del desarrollo económico-político-social de las dos Américas han tenido varias versiones que van desde lo religioso, lo climático o lo cultural.

Parecería que en la actualidad a esas teorías se le suman otros agregados más en consonancia con el ejercicio de la puesta en práctica de las políticas que se han generado de la idea de lo que se ha llamado democracia.

Niall Ferguson lo explica: “la diferencia es la idea de la construcción del edificio en el que la zapata fuese la ley, la libertad individual y la seguridad del derecho a la propiedad aseguradas por un gobierno representativo y constitucional”.

Simón Bolívar lo expresaría diciendo: “¿Con esta mezcla racial y con este récord moral, ¿podemos poner leyes por encima de líderes y principios por encima de los hombres?”.

Parecería que en Iberoamérica los procesos electorales para escoger un gobierno representativo se han convertido en la esencia de esa idea y no como el requisito indispensable para la construcción del edificio.

Tras 200 años del proceso de independencia de las colonias iberoamericanas, aún perduran los líderes por encima de las leyes y los hombres por encima de los principios.

Los ejemplos sobran, no faltan. Dos botones.

Recientemente, la revista The Economist ha dado a conocer su decisión de no publicar las cifras económicas de Argentina. En su título Don´t lie to me, Argentina (“No me mientas, Argentina”) explica que en 2007 le colocó una nota al margen a las cifras de inflación por entender que se correspondían a cifras “maquilladas”.

Ahora las cifras han sido eliminadas por entender que es un intento deliberado para engañar a los votantes y a los inversores. Dicen los responsables de la revista que están cansados de ser cómplices involuntarios. Para los datos de precios al consumidor en la Argentina, las cifras provendrán de la firma PriceStats especialista en medir la inflación.

El presidente de Venezuela, teniente coronel Hugo Chávez, antes de viajar a Cuba para someterse a una nueva operación quirúrgica, encabezó una caravana en la que fue despedido con globos, flores y carteles.

En el cartel colocado en el vidrio delantero de su vehículo una imagen de Jesús con el nombre de Chávez en la parte superior y en la parte inferior las palabras “yo te sanaré”.

En sus palabras de despedida dijo: “Chávez no se acabó y es más, debo decirles que cuando de verdad este cuerpo se acabe, Chávez no se acabará porque Chávez ya no soy yo, Chávez está en las calles y se hizo pueblo y se hizo esencia nacional”.

¿Leyes por encima de los líderes? ¿Principios por encima de los hombres?

Más noticias de Perspectiva

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código