Belleza, una cuestión matemática

Es posible calcular la medida exacta de la belleza, gracias a la armonización facial matemática PHI Beauty, tratamiento que armoniza las facciones.

Desde la antigüedad y a lo largo de la historia, phi, -1,61803398874...-, número con infinitos decimales conocido también como “divina proporción”, “proporción áurea” o “proporción de oro”, ha fascinado a muchísimos matemáticos, físicos, astrónomos, filósofos, arquitectos, pintores, escultores y músicos que han trabajado con este bellísimo número.

Así, la belleza y delicada disposición de los pétalos de una rosa, la equilibrada espiral que forman ciertas caracolas, la armonía de las pirámides, el Partenón, la Venus de Milo o los retratos de Leonardo Da Vinci no son fruto de la casualidad, sino de resultado exacto de fórmulas matemáticas que incluyen el número phi. Número que ahora se utiliza en medicina estética para conseguir una belleza serena, casual y relajada.

Calcular la medida exacta de la belleza es posible gracias a la armonización facial matemática basada en ese número, un vanguardista tratamiento sustentado en el calibrador “pie de rey”, que es “una herramienta de alta precisión que garantiza el embellecimiento de los rasgos y proporciones faciales mediante parámetros de medición basados en el mítico número phi o ´proporción áurea´, explica la doctora Sofía Ruiz del Cueto, de la clínica Mira+Cueto.

ARMONÍA Y PROPORCIÓN

La belleza de un rostro es cuestión de proporción y de armonía. Pero hasta ahora, la medición de dichas cualidades dependía únicamente de nociones subjetivas como el buen ojo o el buen gusto. Sin embargo, ahora es posible una comprobación empírica.

“Confirmar que nuestro criterio médico-estético de la armonía y de la belleza está en sintonía con las medidas o proporciones científica y artísticamente determinadas como idóneas en base a la proporción áurea o phi”, dice la doctora Mar Mira.

Según la doctora Mira, este instrumento “permite optimizar y maximizar la belleza”, logrando mayor perfección, armonía y complementando la visión artística con la precisión matemática.

“Es importante aclarar que no se persigue una transformación o un gran cambio, lo que se pretende es respetar la personalidad y particularidad de cada rostro, pero con unas facciones equilibradas”, explica la doctora.

El punto de partida o medida “patrón” la marca la distancia entre los ojos, “la única del rostro que permanece inamovible a lo largo de los años”, advierte la doctora Mira. “Con base en ella y siguiendo las equivalencias calculadas según la proporcionalidad phi, se puede confirmar de forma precisa la idoneidad o necesidad de mejora y tratamiento del resto de piezas del rostro que conforman el puzzle de un rostro armónico: posición de la ceja, proyección de pómulo y mandíbula, distancia entre el labio superior y la nariz, correcta proporción y posición del mentón".

Así, sobre el mapa trazado con base en los cálculos efectuados con el calibrador, se procede a redibujar, restaurar o recuperar, buscando la proporción y armonía a través de la infiltración de distintas sustancias de eficacia probada con un gran bagaje clínico, como el ácido hialurónico.

Dependiendo de la edad, el tipo de piel y, por supuesto, la mayor o menor necesidad de armonización de rasgos, se requieren una o varias sesiones de 30 minutos.

Este tratamiento de belleza, que tiene un precio de 774.2 dólares por sesión, no es eterno, sus efectos duran entre 12 y 18 meses.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código