Espíritu de juego

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203qoKuZR.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203qoKuZR.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203qoKuZR.jpg

¡Switch!, ¡Up!... Tres... Dos... El jugador lanza el disco y un compañero corre y lo intercepta para anotar un punto: ¡Score! Hay aplausos y felicitaciones.

Se trata de un partido de ultimate frisbee, que para muchos espectadores tal vez solo consista en “tirar y apañar” un disco de plástico, pero en el ámbito internacional es un deporte reconocido.

Para practicarlo, no importa la edad o el sexo, solo hay que tener buena condición física y trabajar en equipo. Se usa un disco de 175 gramos y un área plana, cuyas dimensiones pueden variar dependiendo de si es una simple “birria” o un campeonato.

Dos equipos, de siete jugadores cada uno, se ubican a ambos lados y se hace un lanzamiento inicial del disco o pull. El objetivo es hacer pases y penetrar la defensa del equipo contrario para anotar un punto o gol, similar al fútbol. Los equipos pueden tener 20 o más jugadores, y a medida que el partido avanza, entran sustitutos.

Se juega por tiempo o por puntos, y no es permitido el contacto físico (tackles, empujones, tumbarle el disco al contrario); ni se puede caminar con el disco, aunque sí se permite hacer movimientos de pivote, como en el baloncesto. Si el disco se cae, lo toma el equipo contrario.

El ultimate frisbee ha sido practicado tradicionalmente en el país por los estadounidenses, pero desde 2009 existe la Asociación de Ultimate Frisbee de Panamá, que intenta promover este deporte, incluso, en el interior del país. Ya hay una “comunidad” de unas 50 personas de diferentes edades que lo practican en Clayton, en el Parque Omar y en Gamboa.

Saskia Santamaría y Raúl Chang, miembros de la asociación, destacan el “espíritu de juego” del ultimate, ya que se promueven la honestidad y las buenas relaciones entre jugadores.

“El deporte es muy fuerte, pero civilizado”, dice Andrés Muñoz, quien lo practica desde 2004 y le gusta porque combina varias habilidades: correr, saltar, coordinación, “saber leer el disco” y resolver conflictos. Como no hay árbitro, si ocurre un choque o una falta, los jugadores deben cantarla y llegar a un acuerdo, de lo contrario, se debe volver a la última jugada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código